Crece el escándalo del espionaje macrista a través de la AFI

Crece el escándalo del espionaje macrista a través de la AFI

La Justicia citó al expresidente Mauricio Macri, “en su calidad de responsable de fijar los lineamientos estratégicos y objetivos generales de la política de Inteligencia Nacional".


La Agencia Federal de Inteligencia (AFI) entregó el lunes a la titular de la Fiscalía en lo Criminal y Correccional Federal Nº10, Paloma Ochoa, las aproximadamente 500 fichas de periodistas, dirigentes sociales y políticos, académicos y empresarios, entre otros, en el marco de la denuncia por producción de inteligencia ilegal presentada en la Justicia federal, uno de los escándalos que por estas horas involucra al macrismo en la materia. La denuncia solicita la citación del expresidente Mauricio Macri, “en su calidad de responsable de fijar los lineamientos estratégicos y objetivos generales de la política de Inteligencia Nacional (art. 12, ley 25.520)”.

Entre las fichas halladas hay información de 403 periodistas, algunos de ellos, de agencias extranjeras. Para la Cumbre de la OMC, por caso, se prohibió el ingreso de una periodista británica y de un activista noruego, decisión por la que más tarde el Gobierno tuvo que pedir disculpas. Entre las pruebas que presentó Caamaño hay hasta una carta del ex canciller Jorge Faurie dirigida al entonces titular de la AFI, Gustavo Arribas, con un pedido sobre un caso de un corresponsal extranjero.

La AFI de Macri parece incluso haber espiado a personas de su propio círculo: el Jefe de Gobierno Porteño, Horacio Rodríguez Larreta, y la ex gobernadora bonaerense María Eugenia Vidal. Larreta declaró por la causa y eligió defender a Macri.

Por su parte, el Vicegobernador Diego Santilli opinó: «Es espantoso, es feo, pero me parece que también uno tiene que ir, escuchar, ver lo que sucede y qué plantea la Justicia».

La jugada del juez Federal de Lomas de Zamora, Federico Villena

El juez federal de Lomas de Zamora Federico Villena no abandona el protagonismo. Hace unos años, la mayoría macrista del Consejo de la Magistratura lo invitaba a inaugurar oficinas y participaba de allanamientos por narcotráfico junto al entonces ministro de Seguridad Cristian Ritondo.

Por estos días su perfil cambió: es el encargado de investigar posibles persecuciones ilegales durante el gobierno de Mauricio Macri, a partir de una causa que le permitió presentarse como testigo a Cristina Kirchner.

La vicepresidenta Cristina Kirchner se presentó este lunes, convocada por el juzgado Federal 1 de Lomas de Zamora, para reconocer la autenticidad del material del espionaje ilegal en su contra. Acompañada por su abogado Carlos Beraldi, la vicepresidenta inauguró lo que será un largo desfile de las víctimas de los seguimientos encabezados por la Agencia Federal de Inteligencia durante el gobierno de Mauricio Macri.

Apoyado con un pizarrón en donde fue dibujando todas las líneas de investigación, el magistrado le hizo a CFK un informe pormenorizado de las numerosas operaciones y los seguimientos. Así, Villena fue describiendo cada uno de los hechos:

*Fotos de la expresidenta entrando o saliendo del Instituto Patria y de su domicilio en Recoleta.

*Operaciones de infiltración en actos de Unidad Ciudadana para producir disturbios.

*Informes detallados sobre reuniones en el Instituto Patria.

*Informes sobre llamadas telefónicas y reuniones tendientes a un acercamiento entre Cristina Fernández y Sergio Massa.

*Informes, fotos y videos de diferentes personas entrando o saliendo del Instituto Patria y del edificio de la calle Juncal, donde vive CFK.

*Numerosas grabaciones de conversaciones entre los propios agentes del grupo “SuperMarioBros”, donde dicen, por ejemplo: «Mañana tenemos que hacer la observación del Patria». Son diálogos concretos sobre las operaciones que hacían.

Las víctimas de espionaje ilegal irán a la justicia

Luego de la denuncia presentada por la interventora de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI), Cristina Caamaño, sobre el espionaje ilegal que implementó el gobierno de Mauricio Macri, diferentes dirigentes políticos, funcionarios actuales y organizaciones políticas y sociales anunciaron que se presentarán para ser querellantes y repudiaron el accionar de la AFI macrista.

Además de la Vicepresidentea Cristina Fernández de Kirchner, se presentaron en el expediente la ministra de las Mujeres, Géneros y Diversidades, Elizabeth Gómez Alcorta; la secretaria de Derechos Humanos y Diversidad de la provincia de Santa Fe, Lucila Puyol; la militante de la agrupación H.I.J.O.S. Santa Fe, Valeria Silva, y el titular de Acumar y dirigente de Nuevo Encuentro, Martín Sabbatella.

La legisladora porteña del Frente de Izquierda, Myriam Bregman, aseguró se sumará a la querella y se presentará como damnificada en la causa «para que la impunidad no genere más impunidad», tras haberse encontrado en los listados de la AFI.

Otro de los damnificados que se presentará es el sacerdote Francisco «Paco» Olveira. Lo hará junto a «un grupo de investigados», patrocinados por la Asamblea Permanente por los Derechos Humanos. El ex párroco de la Isla Maciel, que pertenece al Grupo de Curas en la Opción por los Pobres, cuestionó que los funcionarios del gobierno anterior «se llenaron la boca de institucionalidad e hicieron absolutamente lo contrario».

Mauricio Macri y la palabra «escuchas ilegales» suenan, a esta altura del partido, como sinónimos. Es que la historia del ex Presidente utilizando recursos ajenos para espiar ilegalmente a sus enemigos no es nueva. Como dirigente de Boca, lo hizo junto al «fino» Palacios y a Stornelli (implicado, además, en el pedido de coimas a empresarios a cambio de su libertad, y quien intentó adoptar el bebé de una nena de 12 años en Jujuy que había sido violada y le negaron su acceso a un aborto); y, como Jefe de Gobierno porteño, la primera vez que hizo una compra de insumos destinada a la Policía Metropolitana, se quedó con un Mercedes Benz.

Te puede interesar

Qué se dice del tema...