La situación del CONICET está lejos ser la que presentan los legisladores de izquierda

La situación del CONICET está lejos ser la que presentan los legisladores de izquierda


Estamos atravesando la era de la posverdad. Esta segunda década del Siglo XXI nos deja un sabor amargo sobre la certeza de los conceptos o de las realidades. Está claro que somos blanco de un constante bombardeo de sectores que pretenden imponer ideas bajo el disfraz de “verdades insoslayables”. Y como defensores de la democracia y de la libertad, debemos comenzar a poner blanco sobre negro con elementos que son irrefutables.

Uno de esos casos es lo que sucedió en la Legislatura porteña este jueves durante la sesión ordinaria donde el único tema de debate giró en torno a la conmemoración del 60 aniversario del CONICET.

Al Recinto llegaron dos despachos, uno de mayoría que mostraba el “beneplácito legislativo” por la celebración y otro de minoría de los diputados Gabriel Solano y Patricio Del Corro. La divergencia planteada por los diputados giró sobre la “idea impuesta” de que existe un vaciamiento por parte del Gobierno de Cambiemos del Conicet, y que además hay un plan de reducción de becas del organismo y una denuncia sobre la injerencia de empresas privadas en el mismo. Por consiguiente, ellos consideraron que no Había nada que festejar”.

La situación del CONICET está lejos ser la que presentan los legisladores representantes de la izquierda y esto es importante porque al contrastar los hechos de ningún lugar surgen fundamentos para tales afirmaciones.

Pero como es más fácil engañar a la gente que convencerlos que fueron engañados; veamos esto con hechos: Si revisamos los últimos presupuestos del CONICET vemos que en 2015 fue de 5.200, en 2017 el presupuesto recibió una ampliación de más de 3 mil millones pasando de 8 mil a 11 mil millones, para el 2018 es de 12.900 millones y se prevé un ampliación similar.

Si vemos el total de investigadores y becarios también se pueden ver incrementos en el personal del CONICET en la gestión de Cambiemos, se incrementó la cantidad de becas de 10092 en 2015 a 11017 en 2017, En la actualidad el conicet cuenta con más de 13 mil empleados, cerca de 10 mil son investigadores y 2600 técnicos y personal de apoyo en las investigaciones. El objetivo es alcanzar en los próximos años la cantidad de 14000 investigadores, o sea casi un 50% más de científicos.

Pero la mejora del CONICET no se ve sólo en cantidad sino también en calidad. En el Ranking Internacional Scimago, en los últimos 9 años pasó del puesto 99 al 16 entre los organismos gubernamentales de ciencia y tecnología. Esto se debe al aumento de la cantidad de investigadores pero también a la calidad de las publicaciones científicas realizadas. El ranking se elabora considerando las publicaciones en revistas y cantidad de citas que de los mismos se hacen en otras publicaciones.

Es claro que no existe una confusión de números que obnubila la visión de dirigentes que equivocan diagnósticos para intentar establecer verdades lejanas a la realidad. Existe un claro objetivo político de avanzar para que las becas sean consideradas contratos de trabajo y una vez ingresados al sistema sean considerados empleados públicos.

Pero las becas tienen un tiempo determinado de duración y objetivos específicos a cumplir. Transformarlas en otra cosa sería cambiar su esencia, hoy en la Argentina se doctoran aproximadamente 2000 profesionales por año. No es un dato menor.

Según la Real Academia Española, la posverdad refiere «a toda información o aseveración que no se basa en hechos objetivos, sino que apela a las emociones, creencias o deseos del público». Y para que sea una “fake news” debe tener un anclaje en la realidad para que después se dispare la falsedad. Hemos visto videos virales que muestran el enfrentamiento verbal de representantes gremiales con funcionarios y eso hizo que se activara el germen de la idea que el Gobierno tiene como objetivo reducir el déficit fiscal rebajando la cantidad de investigadores y becarios. Pero en este caso resulta ser falso.

Podemos decir que existe abundante información que nos permite hacer luz sobre ideas oscuras que por estos días intentan ensombrecer una institución prestigiosa como el CONICET. Pero antes que nada nuestra tarea como dirigentes políticos es mostrar que estamos haciendo lo que hay que hacer.

Qué se dice del tema...