"Una responsabilidad criminal"

"Una responsabilidad criminal"


La omisión en el cumplimiento de responsabilidades y deberes que causa daños o mata es tan criminal como el realizar esos actos deliberadamente, y por ello las autoridades nacionales que han hecho oídos sordos a reiteradas denuncias respecto de las irregularidades y deficiencias con las cuales se opera el ferrocarril son directamente responsables de la tragedia de Plaza Once.

Expreso mi solidaridad con las victimas y sus familiares, y sostengo que hay funcionarios que deben ser despojados de sus cargos y sometidos a juicio penal.

No basta con declarar duelo oficial. El gobierno no ha controlado debidamente ni sancionado a la empresa TBA pese a todas las denuncias conocidas, entre ellas las de Proyecto Sur, que presentó un proyecto de ley para rescindir el contrato de TBA.

Más columnas de opinión

Qué se dice del tema...