Vizzotti presentó un recurso en la Cámara Apelaciones para que revea el fallo

Vizzotti presentó un recurso en la Cámara Apelaciones para que revea el fallo

Presentó un escrito con información epidemiológica para que la justicia de la Ciudad decline su participación.


La ministra de Salud, Carla Vizzotti, presentó un recurso ante la Cámara de Apelaciones porteña para que decline su participación en la cuestión de las clases presenciales, argumentando que se trata de una política sanitaria nacional, que busca reducir el impacto del coronavirus.

Vizzotti acompañó la resolución con gráficos epidemiológicos. Y planteó que existe un riesgo individual y uno colectivo de reabrir la presencialidad en las escuelas.

En el recurso, Vizzotti planteó: «De acuerdo a la evidencia acumulada a la fecha podemos decir que, en relación a la presencialidad en instituciones escolares, el riesgo individual de contagio puede ser considerado bajo si se acompaña garantiza el adecuado cumplimiento de las medidas de prevención (uso correcto de barbijo, distanciamiento, higiene de manos, higiene respiratoria, ventilación adecuada, identificación temprana y aislamiento de los casos, y cuarentena de contactos). Debemos tener en cuenta que, en un contexto de aumento de la transmisión comunitaria, todos los asistentes a establecimientos escolares (estudiantes y personal), al igual que el resto de la población que viven en áreas de riesgo, tienen más probabilidad de enfermar cuanto más circulen, por lo que el bajo mencionado anteriormente, aumenta en áreas de alta transmisión.

«Cuanto mayor es la circulación de personas mayor es la transmisión del virus, esto es aún más pronunciado cuando la prevalencia es más alta. El riesgo de enfermar aumenta cuando aumenta la prevalencia de la enfermedad en la población. En este sentido, en un estudio recientemente publicado, en donde se revisaron distintos trabajos, y experiencias principalmente en Reino Unido, se plantea que para garantizar los cuidados escolares es fundamental controlar la transmisión de la enfermedad en la comunidad», dice el escrito.

Ese estudio citado por Vizzotti, «menciona también que el cierre de escuelas tanto primarias como secundarias, se ha asociado con reducciones sustanciales en los niveles de transmisión en diversos países. En el AMBA, hay más de 3 millones de niños y niñas en edad escolar y 300.000 docentes y no docentes, sumado a los acompañantes, que se movilizan (dependiendo del porcentaje de presencialidad), diariamente».

Mediante diversos gráficos, que vislumbran la evolución de los contagios en las últimas semanas, la ministra de Salud detalla:  «Se ha evidenciado un aumento exponencial de casos, con una velocidad mucho mayor que lo observado previamente, y con circulación de nuevas variantes más transmisibles, y posiblemente de más gravedad, y con afectación de grupos de edad más jóvenes. Cuando se analiza la curva epidémica en el grupo de población en edad escolar, se puede ver que, desde el comienzo del ciclo lectivo, se ha producido un aumento exponencial del número de casos, similar -y aún mayor- a lo observado en la curva de la población general».

Tras lo expuesto, resalta que «ante la imposibilidad de separar el riesgo individual de lo colectivo, en este contexto epidemiológico en el Área Metropolitana de Buenos Aires, Es fundamental la implementación de medidas sanitarias destinadas disminuir la velocidad de aumento de casos. No alcanza con las medidas individuales en instituciones educativas, sino que es necesario implementar medidas colectivas para impactar en la transmisión comunitaria».

Acto seguido, indica también que «la intervención del Fuero Contencioso Administrativo y Tributario de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires en el presente caso violenta, de manera flagrante, expresas disposiciones constitucionales», apoyándose en el Art. 116 de la CN que dice: «Corresponde a la Corte Suprema y a los tribunales inferiores de la Nación, el conocimiento y decisión de todas las causas que versen sobre puntos regidos por la Constitución, y por las leyes de la Nación».

El recurso concluye aclarando que «el Gobierno Nacional reconoce la importancia de la presencialidad en la actividad escolar, pero la situación epidemiológica en el AMBA demuestra una gravedad que exige la adopción de medidas inmediatas para disminuir la circulación de las personas, con el fin de disminuir, también, la velocidad en el crecimiento de los contagios. La suspensión de la presencialidad en las aulas tendrá lugar por el menor tiempo posible».

Qué se dice del tema...