Vendedores ambulantes piden una mesa de diálogo al GCBA

Vendedores ambulantes piden una mesa de diálogo al GCBA

Desde la Asociación que los nuclea realizarán una asamblea para resolver los pasos a seguir.


Los trabajadores y las trabajadoras nucleados en la asociación de Vendedores Ambulantes Independientes de Once (VAIO) desarrollarán este viernes una asamblea, bajo las consignas «El trabajo es un derecho» y en contra de «todo tipo de manifestaciones de racismo y exclusión».

La convocatoria prevista para esta viernes a partir de las 18, en las inmediaciones de la Plaza Miserere, cuenta con el respaldo de dos organizaciones del sector: la Unión Trabajadores de la Economía Popular (UTEP) y el Movimiento de Trabajadores Excluidos (MTE-Espacio Público).

La asamblea de los trabajadores ambulantes contará además con la presencia de «referentes de la colectividad y de vendedores senegaleses».

Desde VAIO informaron a Télam: «Hoy nos volvemos a encontrar en asamblea en una convocatoria  y con las consignas de el trabajo es un derecho, basta de racismo y exclusión, si nos tocan a uno nos tocan a todos».

En ese sentido, explicaron que el llamado a asamblea «surgió tras las continuas denuncias en medios televisivos que vienen realizando contra los vendedores ambulantes; también a través de las redes sociales, desde donde prefieren todo tipo de acusaciones contra vendedores ambulantes de CABA».

El titular de la asociación de Vendedores Ambulantes Independientes de Once (VAIO), Luzmery Villanueva, manifestó: «Hoy los vendedores ambulantes evaluaremos la situación y los pasos a seguir para continuar con nuestra actividades sin conflictos ni enfrentamiento, defendiendo nuestros puestos de trabajo y debatiremos en profundidad sobre la actualidad laboral en las calles de la Ciudad de Buenos Aires».

Asimismo, Villanueva, negó que los trabajadores nucleados en esa organización pertenezcan a una «mafia» como se denunció desde algunos medios de prensa, y adelantó que seguirán reclamando al Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires «una mesa de diálogo para normalizar la actividad».

Por último agregó: «Le pedimos al Gobierno de la Ciudad una mesa de dialogo donde podamos discutir políticas de defensa del trabajo y de organización. Un espacio que incluya a los vendedores ambulantes y a la sociedad porque somos parte de ella».

Qué se dice del tema...