Uruguay abrió fronteras, pero rechaza a los vacunados hace más de 6 meses

Uruguay abrió fronteras, pero rechaza a los vacunados hace más de 6 meses

Luis Lacalle Pou decretó la reapertura de fronteras pero con varios requisitos para los extranjeros.


Uruguay oficializó la reapertura de sus fronteras a partir del 1 de septiembre para que puedan ingresar los extranjeros con propiedades en el país. Sin embargo, hay varios requisitos y uno de ellos llamó la atención: el gobierno de Luis Lacalle Pou rechaza a los extranjeros que hayan sido vacunados contra el Covid-19 hace más de 6 meses.

Muchos argentinos tienen propiedades en el país vecino y querían volver a Uruguay para ver cómo estaban sus propiedades o para ir de vacaciones a descansar. Pero unos pocos se encontraron con que fueron rechazados y les llamó la atención el motivo que expresaba el Ministerio de Salud Pública uruguayo.

«Estimado/a usuario/a, su trámite ha sido rechazado por el siguiente motivo. Fecha de última dosis excede los 6 meses con respecto a fecha estimada de ingreso al país, por lo que no lo consideramos como inmunizado», dice la respuesta que compartió a Perfil una persona que pidió entrar al país vecino.

En el decreto de Lacalle Pou publicado el 26 de agosto, efectivamente tiene como una de sus condiciones que el extranjero con propiedades en el país tiene que tener una dosis contra el coronavirus en los últimos 6 meses.

En sus fundamentos, el decreto expresa: «Acreditar haber recibido la única dosis o las dos dosis, según corresponda al tipo de vacuna suministrada, contra el virus SARS CoV-2 aprobadas por su país de origen, dentro de los últimos seis meses previos al embarque o arribo al país y cumplido los plazos de espera respectivos para lograr la inmunidad efectiva».

Pocos le habían prestado atención a ese requisito que exigía Uruguay. Además de ese punto, también de acreditar el inmueble que tienen en el país por escribano público o declaración jurada. Los titulares de la propiedad podrán estar «acompañados de sus cónyuges o concubino y familiares de primer y segundo grado de consanguinidad». Al hablar de segundo grado de parentesco, se trata de los hermanos. Por ejemplo, el tío y el sobrino, son de tercer grado y primos hermanos de cuarto grado.

También deben presentar un test PCR negativo y al séptimo día en Uruguay deberán volver a realizarse un nuevo test que de negativo. Ambos hisopados los deberá pagar el turista. Naturalmente, también se debe presentar su certificado de vacunación.

Qué se dice del tema...