Teresa García aseguró que existe un “blindaje” judicial con el caso Píparo

Teresa García aseguró que existe un “blindaje” judicial con el caso Píparo

La ministra de Gobierno bonaerense denunció inactividad judicial ante el caso de la diputada.


Carolina Píparo declaró durante más de cuatro horas en la fiscalía de María Eugenia Di Lorenzo por el robo que sufrió el 1 de enero y luego como testigo del hecho en el que su marido atropelló a dos jóvenes motociclistas y los arrastró durante al menos tres cuadras. La diputada provincial sostuvo que se trató de un “accidente” en el que tanto ella como su pareja creían que los chicos a quienes embistieron eran los delincuentes que la habían asaltado.

Referentes del Frente de Todos pidieron la renuncia de la legisladora y la ministra de Gobierno bonaerense, Teresa García, aseguró que existe un “blindaje” por parte de la Justicia

En un primer momento, apenas se conoció el hecho, Píparo aseguró que los jóvenes a quienes habían atropellado eran los mismos que un rato antes la habían robado. Sin embargo, la Justicia determinó que ninguno de los chicos estuvo involucrado en el asalto por lo que figuran como víctimas en la investigación judicial, según publicó Diagonales.

Por su parte, la legisladora de Juntos por el Cambio no está imputada de delito alguno, pero sí su marido Juan Ignacio Buzali a quien se lo acusa -por el momento- de lesiones culposas. «Yo declaré como víctima del robo y en calidad de testigo en el accidente posterior y conté lo que pasó», manifestó Píparo ayer frente a los medios cuando abandonaba la fiscalía.

Esta tarde, Teresa García denunció un blindaje judicial para favorecer a la funcionaria de la Municipalidad de La Plata y se refirió al Procurador General de la Provincia, Julio Conte Grand. “Píparo declara como testigo, cuando podría estar imputada; se le niega al abogado de las víctimas su derecho a presenciar el acto; no se permite peritar a Píparo , su marido y al secretario de Seguridad municipal”, escribió García en su cuenta de Twitter.

“La fiscal Di Lorenzo hace lo que se le canta”, aseguró y agregó que “es la misma fiscal cajoneó la denuncia contra Nicholson, funcionario de Vidal, por sobreprecios en obras escolares”.

“¿Será justicia? Conte Grand como si todo fuera muy normal…”, concluyó. De esta manera, la ministra de Gobierno afirmó que, a su entender, existían irregularidades en la investigación judicial y que podrían entenderse como un “blindaje”.

Lo cierto es que hay otras declaraciones que complican a Píparo y Buzali. Por ejemplo, ambos negaron haber estado alcoholizados pero los policías de la comisaría primera que intervinieron en el hecho, sostuvieron que ambos tenían olor a alcohol y que esa madrugada estuvieron vomitando en la dependencia policial.

Hasta ahora, los videos que se conocieron de la persecución no pueden corroborar la versión que Píparo dio ante la Justicia y los medios de comunicación. Ella aseguró que perseguían a los motociclistas porque que creyeron que eran los delincuentes y que un momento, los chicos atropellados los encerraron y por eso los embistieron. Sin embargo, por el momento, ello no pudo visualizarse en ninguna de los registros de las cámaras municipales y privadas.

Sin embargo, Píparo sigue sosteniendo que su rol de víctima en todo el hecho. «En principio entendemos que desde varios medios de comunicación y en redes se perdieron los focos de lo que pasó. El primer foco es que seis delincuentes, teniendo dos varones a la misma distancia, eligieron atacar a una mujer. Y volví a tener un revolver en mi cabeza. Y el segundo hecho, el accidente, se está investigando en el marco de sentirnos en peligro de vida», expresó ante los medios de comunicación.

Te puede interesar

Qué se dice del tema...