Sin Macri, JxC buscó dar una postal de unidad y cuestionó la política social

Sin Macri, JxC buscó dar una postal de unidad y cuestionó la política social

La mesa nacional llamó a terminar con la “intermediación” en el reparto de planes.


La Mesa Nacional de Juntos por el Cambio se reunió este viernes en el partido bonaerense de La Matanza para debatir cómo debería ser el funcionamiento de la ayuda social en un eventual nuevo gobierno, en un encuentro donde hubo coincidencias en incrementar el rol del Estado en la distribución de la asistencia social y disminuir el peso de las organizaciones sociales y de piqueteros.

Desde el punto de vista político, el expresidente Mauricio Macri fue el gran ausente de la reunión, hecha en uno de los bastiones históricos del peronismo. La ausencia de Macri fue interpretada como un intento por pacificar el espacio, luego de que el propio exmandatario alentara al Pro a recuperar su identidad original y por ende alejarse de las posturas que sostiene la UCR.

A través de un comunicado dado a conocer tras la reunión, desde Juntos por el Cambio señalaron que «la pobreza en nuestro país alcanza a 17,2 millones de personas (un 37% de la población), de las cuales 3,8 millones están en situación de indigencia (un 8%), afectando particularmente a más de 5,7 millones de niños y niñas».

Agregaron que «el gasto en promoción y asistencia social representó un 5,2% del gasto total y un 1,2% del PBI. Las principales líneas dentro de esta partida son el programa Potenciar Trabajo al que se destina un 40% del total, y las prestaciones alimentarias a las que se destinan un 37% del mismo».

El informe de la oposición destaca que «la ejecución de estas líneas presenta hoy dos grandes obstáculos en torno al objetivo de terminar con la pobreza: por un lado la implementación de forma intermediada, particularmente para la línea Potenciar Trabajo, y por otro, la superposición y dispersión de programas y competencias cuando se trata de transferencias alimentarias».

Por eso, concluyó que «el Estado debe volver a tomar la dirección de la política social de manera directa. Sin intermediación, terminando el clientelismo político y estando al servicio del desarrollo integral de cada persona».

«Tiene que haber un rediseño de las políticas sociales, que las universalice y que construya ciudadanía», dijo al terminar la reunión el presidente de la UCR y gobernador de Jujuy, Gerardo Morales.

El encuentro consistió en una puesta en común de distintos informes sobre políticas sociales que habían elaborado las fundaciones que nuclean a los equipos técnicos de los cuatro partidos que conforman JxC: la UCR, el Pro, la Coalición Cívica y el Peronismo Republicano.

Morales dijo que los planes sociales deben ser manejados «por un Estado presente» y llamó a «terminar con la intermediación que tanto daño ha hecho a mucha gente, especialmente a los sectores más vulnerables».

En tanto, el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, afirmó que Juntos por el Cambio tiene que llegar a 2023 «con un plan de Gobierno, porque vamos a ganar».

El alcalde porteño llamó a «federalizar» este tipo de encuentros y dijo que es necesario «ganar en La Matanza y en la provincia de Buenos Aires».

A su turno, el referente del Peronismo Republicano, Miguel Ángel Pichetto, sostuvo que «si nos mantenemos unidos y no hacemos ninguna tontería, seremos Gobierno en Argentina».

Pichetto dijo que es necesario terminar «con los gerentes de la pobreza» y convocó a «derrotar la ideología del pobrismo en la Argentina».

Los encuentros temáticos de la Mesa Nacional de Juntos por el Cambio continuarán durante mayo, junio y julio, con reuniones en Neuquén, Córdoba, Entre Ríos y la Ciudad de Buenos Aires, y con debates sobre la cuestión energética, las relaciones internacionales, la producción y el desarrollo sostenible.

 

Te puede interesar

Qué se dice del tema...