Polémica entre Montenegro y Garré

Polémica entre Montenegro y Garré

El ministro de Seguridad porteño salió al cruce de la funcionaria de Nación luego de que esta última afirmara que la inseguridad es magnificada por la acción de los medios.


Tras las declaraciones de la ministra de Seguridad, Nilda Garré, en las que había afirmado que la difusión de «hechos sangrientos» contribuyen a colocar a los delitos contra las personas como la principal preocupación de la población, el ministro de Seguridad porteño, Guillermo Montenegro, salió a polemizar con su par de Nación al advertir que «la inseguridad es una realidad».

“A la inseguridad la única forma de poder combatirla es trabajar durante mucho tiempo en una política clara», señaló Montenegro. El funcionario porteño aseguró que en los últimos años «ha aumentado claramente el nivel de violencia de los delitos” y que «plantear que es una sensación y que es culpa de los medios no es serio”.

En declaraciones a Radio La Red, el ministro de Seguridad declaró que «con la participación en los medios que tiene el Gobierno nacional esto tendría que estar solucionado porque no se hablaría de inseguridad y punto». Además, relató que el de la inseguridad «es el principal reclamo que tiene la gente cuando uno va a un barrio tanto de la ciudad como de la provincia».

«La comunicación, a través de la difusión masiva y permanente de los hechos más terribles y violentos, da como resultado una preocupación mayor por este tema, que hace que siga primero en la preocupación ciudadana», había expresado Garré en una entrevista a Radio Vorterix.

«Nadie tiene seguridad garantizada»

Por otra parte, Garré también se refirió a lo ocurrido con Ricardo Casal, ministro de Seguridad de la Provincia de Buenos Aires, quien sufrió un intento de entradera en su casa ubicada en City Bell. La funcionaria de Nación aseveró que «nadie tiene una seguridad garantizada» y que «cualquiera» puede sufrir un hecho delictivo.

Dos delincuentes armados habían intentado asaltar la vivienda de Casal, pero se toparon con el custodio del funcionario y al escapar uno de ellos perdió su celular personal y un arma. «Siempre digo que hay que tener cuidado: el delito es transversal, no reconoce estatus. Yo soy un ciudadano más y por suerte no pasó nada grave», relató.

«Vivo en esta casa hace mas de 27 años, he criado a mis hijas aquí y considero que fue un hecho al voleo», cerró el ministro sciolista.

Te puede interesar

Qué se dice del tema...