“Para transformar al país, hay que tomarnos en serio nuestra labor”

“Para transformar al país, hay que tomarnos en serio nuestra labor”

Reportaje de Noticias Urbanas con el jefe del bloque de Vamos Juntos (VJ) en la Legislatura porteña, Diego García Vilas.


Desde tu bloque, se está impulsando el proyecto «Ficha Limpia». ¿De qué se trata?

Antes que nada, hay que reconocer que este proyecto surge de una iniciativa de la sociedad civil. Lo que plantea «Ficha Limpia» es que todos aquellas personas que tengan causas por delitos de corrupción o por agresión a la integridad sexual y tengan condena en segunda instancia, estén inhabilitados de presentarse como candidatos a cargos electivos. Este proyecto se basa en un proyecto presentado por nuestro bloque en el Congreso en el año 2016.

¿Por qué eligieron casos de condena en segunda instancia?

En general, los funcionarios procesados tienen condena firme. El problema de esto es que en esos casos, siempre se tiene que esperar a la instancia del Tribunal de la Corte Suprema. Y la mayoría de las veces, son procesos muy largos y que, en definitiva, les permite a estas personas poder presentarse como candidatos. Tomando la condena en segunda instancia, agilizamos los procesos y evitamos que personas corruptas ingresen al poder. Hay una discusión constitucional sobre qué prima: ¿el derecho a ser electo o evitar que personas con causas delictivas gobiernen?

¿Se basaron en alguna legislación existente?

Lo primero que hicimos fue llegar a un consenso interno. La realidad es que el proyecto inicial era aún más ambicioso: queríamos tomar los casos que tengan una condena en primera instancia. También nos basamos en legislaciones de otras provincias. Hasta ahora, la iniciativa rige en Mendoza, Chubut, Salta y Jujuy. Y, por supuesto, tomamos de base el reclamo de la sociedad civil.

¿Este pedido de la sociedad civil llegó directamente a su bloque?

Imagino que le llegó a todas las fuerzas que componen la Legislatura. Llegó a través de la organización Change.org. Juntos por el Cambio se hizo cargo. Incluso, lo llevamos al recinto para debatirlo con el resto. El día de la votación, todo nuestro bloque votó a favor. Desafortunadamente, el Frente de Todos junto a la Izquierda votaron en contra. Nos faltó un solo voto pata que sea ley. Lo bueno es que este tema está de nuevo en agenda, esta vez, en el Congreso Nacional.

¿Por qué cree que el Frente de Todos y la Izquierda votaron en contra?

En el caso de Frente de Todos, se vincula con el hecho de que, justamente, tienen irregularidades de este tipo dentro de su bloque. Hacia afuera, se justificaron con el ejemplo de Lula Da Silva y el lawfare. Y la verdad es que, teniendo en cuenta todo lo que demoran los procesos judiciales en nuestro país por la revisión que hacen de cada caso, es incoherente plantear que existe un lawfare.

¿Y dentro de Juntos por el Cambio hay algún candidato que se vería perjudicado por esta ley?

Es que ahí está el tema. Independientemente de si son candidatos nuestros o de otros partidos, todos tendrían que estar regidos por esta ley. Los cargos electivos deberían representar a los vecinos y vecinas. En ese sentido, los recursos no pueden estar en manos de personas con ese tipo de condenas. Es como poner al lobo a cuidar el gallinero.

¿Y ustedes cómo ven a la Corte?

Yo no veo una Corte politizada. Me parece que los miembros de la Corte son personas que tienen un conocimiento jurídico intachable. Lo que pasa es que el kirchnerismo está acostumbrado a plantear que las cosas que no le gustan, tienen una explicación alternativa a la realidad. El caso más paradigmático es el de Hebe de Bonafini, que critica a Alberto Fernández y desliga a Cristina, como si fuesen de dos gobiernos distintos. Hasta exige la renuncia del Ministro de Economía. Ni siquiera se hacen cargo de que ellos son gobierno. Es completamente absurdo. La oposición más fuerte que tienen son ellos mismos. Son brillantes en la construcción de su relato y lo hacen también con el Poder Judicial.

¿Y cómo ve el panorama del 2023? ¿Ve a algún posible candidato dentro de su bloque?

Todavía falta mucho, pero creo que nuestros candidatos están muy claros: Horacio Rodríguez Larreta, Patricia Bullrich y Facundo Manes, más desde el lado del radicalismo. Y vi unas encuestas, que no puedo decir a ciencia cierta cuán exactas o no son, que hablan de cómo la imagen positiva del ex Presidente, Mauricio Macri, está en aumento.

Juntos por el Cambio le «cerró» las puertas a Javier Milei. ¿Cree que hubiera sido positivo integrarlo a su coalición?

Milei es un caso muy particular. Está atrayendo un voto muy importante de la sociedad, pero con un discurso vacío. Él siempre habla de la libertad y todos vamos a estar de acuerdo, porque todos queremos ser libres. El problema es que nunca explica cómo va a llevar a cabo las reformas que propone. Él es un candidato anti sistema y como en los últimos cuarenta años, con el peronismo llevándose la mayor cuota de responsabilidad, la vida del argentino no ha mejorado mucho, atrae a muchos votantes que piensan que con una nueva lógica política puede haber una solución. Es como un populismo de derecha. Y para transformar al país, tenemos que ser más serios.

Pasando a temas más locales, ¿me podría hablar del Plan de Transformación del Microcentro?

El objetivo principal es la reactivación del microcentro. Y tiene dos partes. Por un lado, una inversión pública muy importante para, por ejemplo, desarrollar el área peatonal y la eliminación de las líneas de colectivo en esas zonas. Gracias a eso, ahora son calles en las que se puede transitar. Los colectivos ahora pasan por las avenidas y evitan estas calles angostas. También, invertimos en la ampliación de la Avenida Corrientes, para que uno pueda disfrutar más de las librerías y los teatros y, a la vez, que eso beneficie a los comerciantes. Por otro lado, está el tema de cómo transformar la situación de las viviendas en ese sector. La mayoría de metros construidos, alrededor del 65%, son de oficinas. Esto genera que, a partir de las seis de la tarde, se apague por completo el micro y macro centro. Y los comercios, al tener como principal público a los que trabajan en aquellas oficinas, también cierran temprano.

¿Y cómo buscarían revertir esta situación?

Con varios elementos. Primero, incentivar la apertura de farmacias y restaurantes que suelen funcionar hasta tarde en la noche o incluso veinticuatro horas. Y segundo, incorporar colegios y universidades para atraer a otro tipo de público. Aquí entra la inversión privada que, obviamente no es obligatoria, sino que lo hacemos a través de un incentivo fiscal. Todo aquel que decida invertir en esta zona, podrá computar como pago a cuenta del Impuesto sobre los Ingresos Brutos un porcentaje del monto invertido (hasta un 70%) en proyectos de reconversión de viviendas y/o en actividades estratégicas. Y lo mismo, para convertir los metros de oficina en metros de vivienda. Esto último implica una articulación con el Banco Ciudad, que otorgará créditos. Lo que queremos lograr es que el Microcentro deje de ser una «zona de oficinas» y pase a ser una zona donde haya un equilibrio entre viviendas, comercios y oficinas. Queremos darle vida.

¿Y qué va a suceder con los comercios que ya existen en Microcentro?

Como dije, nada de esto es obligatorio. Lo que sucede con las oficinas es que muchas de ellas no están siendo utilizadas y más desde la pandemia. Para los dueños, esto es una gran oportunidad porque recuperan la inversión que habían hecho. De hecho, el edificio donde anunciamos el lanzamiento de este plan, es uno de los primeros que ya está invirtiendo en viviendas. Darle vida también habla de darle seguridad. Después de las seis de la tarde, esta zona queda desierta y los vecinos denuncian los robos de las fachadas.

¿Hay algún otro proyecto que, desde su bloque, se esté empujando?

Varios, pero uno de los más importantes es modificar el Estatuto Docente, para darles el valor que se merecen a todos aquellos que se dedican a la educación. La idea es hacer una carrera más horizontal y así, darle más oportunidades de crecer a los docentes. Esto es porque, en la mayoría de los casos, cuando un docente quiere escalar, lo debe hacer de forma vertical y esto implica salir del aula. Lo que estamos generando es que exista un sistema donde un docente pueda tener una mejora salarial permaneciendo en el aula. Para muchos educadores, la vocación se basa en dar clases. Estamos esperando el dictamen de las Comisiones de Presupuesto y Trabajo para poder llevarlo al recinto.

¿Y en materia económica?

Como ya mencioné, el Plan de Reactivación de Microcentro. Después, vinculados con los daños que produjo la pandemia, aplicamos descuentos impositivos. Y uno de nuestros proyectos más ambiciosos es el del Distrito Social. Su principal objetivo es generar incentivos para que el sector privado pueda invertir en barrios como el Barrio 31 y Fraga, entre otros. Y la idea es, además de desarrollar obras de urbanización, incluir nuevos comercios, con mayor oferta. Y también instituciones como bancos u otras, que no estén en las afueras de aquellos barrios, sino más al alcance de los vecinos.

Volviendo a usted, ¿cómo se ve en los próximos años?

Ahora tengo un rol importantísimo y, gracias a la incorporación de nuevos actores a nuestro bloque, como es el caso de Roberto García Moritán, seguimos avanzando.

Te puede interesar

Qué se dice del tema...