Para Quirós «la vacuna no va a evitar el rebrote»

Para Quirós «la vacuna no va a evitar el rebrote»

El ministro de Salud del Gobierno de la Ciudad habló de los cuidados que hay que tener en las fiestas de fin de año.


El ministro de Salud porteño, Fernán Quirós; el subsecretario de Atención Primaria, Gabriel Battistella, y la directora general de Planificación Operativa, Paula Zingoni, brindaron este lunes detalles de la situación sanitaria de la Ciudad en relación a la curva de contagios y su evolución, en el marco del distanciamiento social, preventivo y obligatorio por el coronavirus.

Quirós indicó que “al día de hoy hemos confirmado 158.281 casos, de los cuales se han recuperado 135.782  personas, han fallecido 5.592, lo que hace una letalidad para la Ciudad de Buenos Aires del 3,5%”.

Además, informó que “hemos testeado a 800.962 personas, el 59% de ellas son ciudadanos porteños, con una positividad promedio de 12,6% en la semana, y alcanzamos una tasa de testeo cada 100.000 habitantes de 15.365”.

Sobre las celebraciones de Navidad y Fin de Año, Quirós, aconsejó limitar “al máximo el número de personas” a la hora de las reuniones, sobre todo si se producen en lugares cerrados.

Consultado sobre los protocolos que se pondrán en práctica en la Ciudad para esas fechas, confirmó que las juntadas podrán hacerse en lugares abiertos de las casas (como patios, balcones, jardines, terrazas, etc) y hasta 10 personas.

Pero como es consciente de que muchos porteños no cuentan con esos espacios en sus departamentos pidió que los que tengan que reunirse en ambientes cerrados “dejen abiertas las puertas y las ventanas para que haya circulación de aire”.

“Hay que aprender a cómo retomar y hacer las cosas que queremos hacer de manera más cuidada y las fiestas son un ejemplo paradigmático de ello. Hay que disfrutar las fiestas con cuidado”, dijo.

Consideró que lo ideal es juntarse con la familia que pertenece a la misma burbuja sanitaria -es decir, con la que se está en contacto cotidiano- y que en el caso de hacerlo con gente que hace meses que no se ve, “tratar de permanecer la mayor cantidad de tiempo posible con el tapabocas y solo sacarlo al momento del comida y el brindis”.

Además, Quirós planteó que lo más convenientes es utilizar “dos o tres mesas chicas” en lugar de “mesas largas” para que no haya amontonamiento de gente. Y agregó: “Hay que hacer pequeños grupos, en distintas mesas, como si fueran burbujas”.

Para Quirós es importante seguir cuidándonos para evitar el rebrote que se está produciendo en Europa. “La segunda ola de contagios no es inevitable. Es probable y muy probable si no somos capaces de acordar estas pautas de cuidado. Si hacemos el esfuerzo la segunda ola será pequeña e insignificante. Esperemos no tener que enfrentarla en 2021”, aseveró.

En ese sentido, remarcó que “la vacuna no va a evitar el rebrote” ya que eso depende de dos componentes esenciales: “La investigación e intensificación del rastreo y testeo que haga la Ciudad, donde ya demostramos que lo hacemos semana a semana; y el comportamiento ciudadano porque la vacuna va a ser para los grupos de riesgo y el virus va a seguir circulando.

En relación al Plan DetectAR, Battistella dijo que “hasta el momento se han testeado 173.375 personas, de las cuales 33.620 arrojaron resultado positivo”.

Estos son los barrios vulnerables en los que está presente el Operativo DetectAR: Barrio 31, Barrio 1-11-14, Barrio 21-24, Barrio 15, Barrio 20, Barrio Carrillo y Barrio Rodrigo Bueno.

Y estos son los barrios en los que está presente el DetectAR Móvil: Balvanera, Flores, La Boca, Constitución, Barracas, Almagro, Palermo, Nueva Pompeya, Soldati, La Paternal, Chacarita, Parque Chacabuco, Boedo, San Cristóbal, Mataderos, Recoleta, San Telmo, Caballito, Villa Lugano, Villa Riachuelo, Parque Avellaneda, Villa Ortúzar, Parque Chas, Belgrano, Colegiales, Coghlan, Villa Urquiza, Villa Crespo, Núñez, Saavedra y Parque Patricios.

“En relación a los barrios vulnerables, hasta el momento se han diagnosticado 17.456 casos, se han recuperado 16.262, fallecieron 276, lo que arroja una tasa de letalidad de 1,5%”, agregó Battistella.

En tanto, Zingoni informó que “llevamos realizados en los geriátricos de la Ciudad de Buenos Aires 24.546 hisopados, hemos podido confirmar 5.504 personas con la enfermedad, se han recuperado 4.390 y han fallecido 1.030”.

En cuanto a los testeos totales a personal de salud, geriátricos, fuerzas de seguridad, desarrollo humano y transporte, señaló que “llevamos realizados 769.810 test, de los cuales han sido positivos 27.084, se han detectado 7.286 PCR positivas y una tasa de test cada 100.000 habitantes de 25.660”.

 

Qué se dice del tema...