Nueva marcha piquetera para reclamar «refuerzo salarial»

Nueva marcha piquetera para reclamar «refuerzo salarial»

Será frente a la ANSES. Aseguran muchos no pudieron anotarse para cobrar los $18.000.


Una nueva jornada de protesta piquetera se espera para este jueves en el centro porteño en rechazo a la política económica del Gobierno de Alberto Fernández. Organizaciones sociales y movimiento de izquierda se movilizarán a la ANSeS, a la Secretaría de Comercio Interior y algunas de las plantas productoras de alimentos. Comenzará a las 10 de la mañana en la intersección de la avenidas 9 de Julio y San Juan. La consigna principal es “por trabajo y salario, contra el hambre y la pobreza”.

A diferencia de marchas anteriores, el centro del conflicto no es el Ministerio de Desarrollo Social, a cargo de Juan Zabaleta, sino la Administración Nacional de la Seguridad Social. La Unidad Piquetera afirma que Anses, “mediante todo tipo de trabas, está dejando afuera del cobro a millones de personas que solicitaron el bono de ‘refuerzo salarial’ de 10.000 pesos que dispuso el gobierno, producto de una inflación enorme” y aseguran que dicha asistencia “no compensa esa inflación y aún así ni siquiera llega todos los que lo necesitan”.

Entre los argumentos, destacan que “el organismo previsional recibió un total de 11,8 millones de solicitudes y 1,6 millones fueron rechazadas automáticamente por ser trabajadores formales, tener jubilación y/o pensión, no cumplir la edad y otras causas” también “otras 2,7 millones de solicitudes fueron denegadas luego de realizar evaluaciones socioeconómicas y patrimoniales correspondientes”.

Hace menos de un mes, en la Anses se recibió a una delegación de la Unidad Piquetera, encabezada por el dirigente del Polo Obrero (PO), Eduardo Belliboni. Denunciaban “problemas para inscribirse al bono” y exigieron que el beneficio sea “para todos, sin restricciones ni maniobras”.

También afirmaron, como lo vuelven a hacer, que son “millones” lo que tienen inconvenientes para inscribirse en la página. Del encuentro salió una solución, al menos parcial, se mejoró el sistema informático y las demoras se suavizaron.

Este jueves vuelven a la calle porque entienden, “son más de cuatro millones de personas excluidas por estos mecanismos burocráticos” y que “hay más de dos millones de personas menos que el último Ingreso Familiar de Emergencia (IFE)”. Según Belliboni, esto quiere decir que “también se ajusta en el bono” y asocia este hecho al acuerdo del Gobierno con el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Es la primera movilización después de la masiva Marcha Federal que los piqueteros realizaron entre el 10 y el 12 mayo y que finalizó frente a la Plaza de Mayo con la concurrencia de unas 150 mil personas que reclamaron trabajo y la apertura de los planes sociales.

Según las fuentes consultadas por Infobae, después de la manifestación frente a la ANSES, se votará la fecha para realizar un nuevo “plenario nacional” que va a tener entre sus ejes “el reclamo de un paro nacional y un plan de lucha, con pedido de reunión a la CGT y las CTA”.

El Polo Obrero impulsa “la continuidad de las medidas de fuerza frente al agravamiento de la situación social y un ajuste en los alimentos que se entregan a los comedores con un retraso de tres meses y un ajuste del 50 por ciento”.

Sobre este punto, Belliboni explicó que: “Por si fuera poco, el gobierno ajustador de Alberto Fernández continúa sistemáticamente retrasando la entrega de alimentos para los comedores y merenderos populares que suman cada vez a más personas en sus puertas, como resultado de la inflación que golpea a las familias, tengan o no trabajo”.

Te puede interesar

Qué se dice del tema...