Fidel: «Le dan voz y sonido a un patrimonio cultural perdido»

Fidel: «Le dan voz y sonido a un patrimonio cultural perdido»

La Legislatura declaró de interés a la Orquesta Sciammarella Tango. El diploma fue entregado por Fidel.


La legisladora de Confianza Pública (CP) dentro del bloque Vamos Juntos (VJ) de la Legislatura porteña, Natalia Fidel, entregó el diploma de declaración de interés cultural de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires a las integrantes de la Orquesta Sciammarella Tango, Denise ​ Sciammarella, Cindy Harcha, Mariana Atamás, Shino Ohnaga, Cecilia Florencia García, Hanel Yeon y Geraldina Carnicina. Del acto, también participaron Juan Falú, el reconocido guitarrista y compositor; Tito Rivadeneira, de la Academia Argentina de Tango; y Otilia de la Veiga, de la Academia Argentina del Lunfardo; D. Myung-soo Jang, Embajador de la República de Corea en Argentina; y Alberto Alejandro Rodriguez Aspillaga, Encargado de Negocios de la República de Chile en Argentina.

Creada en 2013 por Denise Sciammarella la orquesta ha asumido la singular tarea rescatar patrimonio musical perdido, obras que nunca se grabaron, tangos editados en el extranjero que nunca volvieron al país, melodías de cuya traza quedan solamente versiones de pianola, archivos de bibliotecas que nunca vieron la luz, obras conservadas en museos. Este «tango de investigación» dio lugar a una producción singular en la que lo histórico y lo contemporáneo se combinan a través de arreglos, composición musical, letras y recreación artística.

Durante el evento llevado adelante en el Salón Dorado de la Legislatura, la Diputada Fidel aseguró: “Cuando una se acerca al trabajo de la Orquesta no puede dejar de sentirse conmovida. Es un proyecto extremadamente generoso en términos del valor social que crean: para el tango, para la música, para el arte, para la cultura porteña, para el empoderamiento de la mujer y para la integración cultural”.

Y agregó: “Gracias al trabajo de arqueología musical que llevan adelante, permiten que aquellas obras que nunca se grabaron pero que habían sido creadas para ser escuchadas puedan serlo. Darle voz y sonido a un patrimonio cultural que estaba perdido o callado es una forma de hacer justicia con la obra y, al mismo tiempo, de ayudarnos a todos a encontrarnos con parte de nuestra identidad”.

Por su parte, el músico Juan Falú, afirmó: “Está absolutamente justificado y es absolutamente necesario este reconocimiento. No sólo porque hacen música con calidad, sino porque es una música memoriosa. Y me parece que ejercer la memoria sobre la pertenencias es una necesidad insoslayable en estos tiempos que corren. Creo que lo es en todo tiempo y en todo lugar, pero particularmente en estos tiempos, la memoria es como una especie de salvaguarda del destino”.

En tanto, Tito Rivadeneira, en nombre de la Academia Argentina de Tango, expresó: “Sciammarella Tango tiene un espíritu global y mente abierta. Es muy difícil encontrar una Orquesta en Buenos Aires que quiera interactuar con investigadores. Y fundamentalmente meterse en un tema tan importante como es el tango cuyo origen es del pueblo. De abajo hacia arriba”. ​

A su turno, Otilia de la Veiga, en nombre de la Academia Argentina del Lunfardo, manifestó: “Sciammarella está llamada a permanecer en historia por más de una razón: primero, por el momento histórico que les toca vivir, en el que se debate, precisamente, la igualdad de género. El hecho de que sean todas mujeres y protagonistas de una actividad con mayoritaria impronta masculina, como es el tango. Y segundo, por su labor, que se ha dado naturalmente por prepotencia del trabajo, la investigación, la perseverancia y, sobre todo, del talento”.

Al cerrar, Denise Sciammarella expresó con gran emoción: “El mayor motivo de alegría de hoy radica en lo que nos revela esta distinción. Esta distinción nos muestra que nuestros desvelos, lo que nos interesa y nos apasiona ¡tiene eco! Resuena, reverbera en el corazón de las autoridades de las distintas instituciones aquí presentes”.

Y agregó: “Nuestro camino estuvo escalonado de pequeños milagros que tenemos que agradecer. Habernos encontrado, las unas a las otras, fue un milagro. También haber logrado dar, luego de largas investigaciones, con tangos que sabíamos que existían pero no cómo sonaban… que en algunos casos nos tomó años recuperar; y también que hayan nacido algunos tangos de nuestra autoría al son del camino compartido”.

La Organización Cultural de Naciones Unidas, Unesco, declaró en 2009 el tango como patrimonio cultural intangible de la humanidad. Esta Orquesta femenina y cosmopolita, integrada por músicas provenientes de las mejores orquestas de Buenos Aires, reúne arte e investigación en el rescate de patrimonio musical perdido, y en post de la conservación de este arte musical que es patrimonio especialmente de la Ciudad.

 

Te puede interesar

Qué se dice del tema...