Massa, la apuesta oficialista para aliviar a los sectores medios

Massa, la apuesta oficialista para aliviar a los sectores medios

Opinión.


L a coalición de gobierno tiene bien en claro los roles de los que se tiene que ocupar cada uno, y lo hacen de manera coordinada más allá de las diferencias que los pueden separar en ciertos temas. Si bien la idea fundante para derrotar a Macri fue de la actual vicepresidenta Cristina Fernández, y su poder se mantiene intacto, el funcionamiento de la misma y la nueva forma de tomar decisiones para el avance conjunto tomó otra envión a partir de la modificación de la ley que impuso un nuevo piso en el Impuesto a las Ganancias. Esa idea y tarea que llevó adelante el presidente de la Cámara de Diputados Sergio Massa (en un tema que le pertenece) no es más que la demostración del camino elegido por el Gobierno para consolidar su poder en lo que ellos mismos denominan “la representación de las mayorías populares”. Hay que reconocer en este tema que las ideas no solo hay que tenerlas sino generar consenso y poder para concretarlas como lo logró el Frente de Todos. Visto de otro modo lo que falló Macri.

Y es justamente Massa quien potencia por estos días el concepto de unidad en la diversidad, algo que obviamente comparte con el Presidente Alberto Fernández, pero que además ejecuta diariamente en la gestión con Máximo Kirchner en lo que ya se consolidó como uno de los ejes fundamentales de la gestión del oficialismo que es la política parlamentaria en esta etapa.

Del intercambio entre Meeks y Massa no solo quedaron los cálidos tuits, sino que ambos ya quedaron en que comerán asado en la casa de Queens preparado por Massa y hamburguesas caseras en Tigre hechas por el diputado afroamericano nacido en Harlem.

Hay algo que los massistas no se cansan de repetir y es la comodidad en sus convicciones con la que desempeñan en la coalición y eso se verifica en que no se registran críticas internas hacia el espacio del Frente Renovador más allá de las disputas internas normales que atraviesa la misma. Ellos mantienen viva la llama de la defensa de los sectores medios. Es como que el valor agregado que le brinda Massa al Frente de Todos es más importante para los socios que cualquier diferencia puntual y tanto el kichnerismo en todas sus variantes como la Casa Rosada ponen el acento mucho más en aprovechar los aportes que genera Massa al conjunto que en las eventuales discrepancias ya sean del pasado o actuales.

La confianza basada en el cumplimento de los acuerdos fue la clave que hizo crecer en este tiempo exponencialmente la relación entre Sergio y Máximo algo que ya trasciende lo parlamentario y tiene que ver con la política de poder, tanto en el plano territorial como el de compartir ciertas relaciones en el establishment.

En el plano internacional, precisamente este miércoles, Sergio Massa, agradeció a través de su cuenta de Twitter al presidente de la Comisión de Relaciones Exteriores de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, Gregory Meeks, por el apoyo que le brindó a Argentina en la negociación con el Fondo Monetario Internacional (FMI) al expresar que «Estados Unidos debería hacer más para encontrar una solución a largo plazo para Argentina en las conversaciones de reestructuración de deuda» lo que significa un importante aval al pedido argentino.

Del intercambio entre Meeks y Massa no solo quedaron los cálidos tuits, sino que ambos ya quedaron en que comerán asado en la casa de Queens preparado por Massa y hamburguesas caseras en Tigre hechas por el diputado afroamericano nacido en Harlem. La amistad entre ambos lleva ya mucho tiempo y este año –previamente al discurso de ayer de Meeks en el Council of Americas, hace unos meses habían tenido un zoom entre ellos para ir combinando “agendas parlamentarias comunes”.

A mediados de abril Massa había recibido también informalmente en su casa de Tigre al enviado del Presidente Joe Biden para América Latina, el colombiano Juan González con quien además de compartir empanadas, mollejas y asadito, hablaron sobre las negociaciones con el FMI, la necesidad de extender plazos y condiciones, y la preocupación de Estados Unidos por el avance de la República Popular China en la región y en especial sobre la influencia de Huawei en la región y la central nuclear que se está negociando. “Sos un peronista más” lo despidió jocosamente Massa esa noche.

 

El tigrense quien participó activamente del lobby argentino en USA, está preparando para fines de mayo, aunque sin fecha precisa y tampoco con agenda cerrada, un viaje a Estados Unidos a continuar con su tarea de acercar a las partes en varios temas claves como los charlados con González y Meeks, dos personajes claves uno en la Casa Blanca y otro en el Capitolio.

La administración del Presidente Biden tiene además interés geopolítico respecto de los temas de medio ambiente, cambio climático y energías renovables, algo que Massa ya viene poniendo en agenda, sabedor que los ejes crediticios de la primera potencia del mundo serán condicionados justamente por la incorporación de tecnologías limpias en los países. Massa es autor de la ley de Educación Ambiental Integral sancionada este año y además viene con toda la experiencia en Tigre de la protección de gases contaminantes en las islas en su época de intendente.

Cerramos con una frase de Máximo Kirchner que de alguna manera baja a la Argentina el debate que viene: “Vidal, Larreta, Massa y Axel deben hablar ya que tendrán roles decisivos en la Provincia y en la Argentina que viene”…

Te puede interesar

Qué se dice del tema...