Los precios de los alimentos no tiene freno y siguen los aumentos

Los precios de los alimentos no tiene freno y siguen los aumentos

Las proyecciones de las consultoras indican que en agosto tendrán un alza por encima del 3%.


El Indice de Precios al Consumidor (IPC) del mes pasado fue del 3%, mientras que los alimentos y las bebidas treparon 3,4%. ¿Qué sucedió durante la primera quincena de agosto? De acuerdo a lo publicado por Infobae, el rubro sigue mostrando una tendencia alcista, empujada especialmente por los productos envasados, y las proyecciones de las consultoras que relevan precios semanalmente indican que este mes el alza oscilará entre el 3,2 y el 3,4%.

Se trata de una de las mayores preocupaciones dentro del Gobierno debido a la sensibilidad del rubro y lo que afecta los niveles de pobreza e indigencia. Por eso, insisten con sostener la estabilidad del tipo de cambio oficial y con la digitación de los aumentos, a pesar de que ya no existe más la resolución 100 que estableció los Precios Máximos en plena pandemia.

Durante la segunda semana de agosto,  coinciden los analistas, la inflación de los alimentos y bebidas se aceleró respecto de la primera.

Para la consultora LCG, por ejemplo, la suba de los precios promedió 0,93%, cuando la anterior había sido de 0,4%. Lo que, según el informe, traccionó la aceleración de la segunda semana fue el rubro de carnes (subió 1,8%) y los panificados, pastas y cereales (1,7%). Así, el índice de alimentos y bebidas presentó una inflación mensual promedio de 3,4% en las últimas cuatro semanas y lo mismo si se mide punta a punta las mismas semanas. De continuar igual la próxima quincena, ése sería el resultado del promedio de agosto.

Por su parte, la economista María Castiglioni, de C&T Asesores Económicos destacó que “agosto fue de nuevo bastante alto en alimentos y bebidas, a pesar de que el precio de la carne tuvo un aumento moderado y las verduras y frutas están bajando. Pero el resto de los productos sigue teniendo una inercia importante”.

Según los relevamientos de esta consultora, los alimentos están creciendo este mes por encima del 2%, en tanto que las bebidas lo están haciendo en torno al 4% promedio mensual, por lo que la estimación para todo el mes asciende a poco más de 3% en el rubro general, mientras que el IPC general se ubicará más abajo (prevén 2,5%).

En tanto que las mediciones de EcoGo, que dirige Marina Dal Poggetto, también muestran una aceleración de los precios de los alimentos durante la segunda semana de agosto (subieron 0,8% respecto de la semana previa) y el aumento promedio de las últimas cuatro semanas fue del 3,5%, en línea con los números de LCG. “Considerando una proyección de variación semanal del 0,7% para las dos semanas restantes del mes, la inflación de alimentos en agosto alcanzaría 3,2%”, precisó la firma en un informe.

Con un aumento semanal de 2,7%, las verduras mostraron el incremento de precios más significativo dentro del nivel general en la última semana, suba que fue acompañada por el rubro carnes (+0,8%), aunque no así por las frutas, que retrocedieron 0,6%. Los productos panificados mostraron un avance del 1,5% en la segunda semana del mes, producto de la suba de 3,2% en el pan fresco. En el caso de los lácteos, la suba semanal fue del 0,2%, a pesar de la brusca caída de la leche en polvo (-7,1%), indicó EcoGo.

Por su parte, Matías Carugati, de la consultora Seido, le dijo a Infobae que «la inflación en alimentos y bebidas se ha ido desacelerando en las últimas semanas. De acuerdo con sus mediciones, la suba semanal durante agosto alcanzó el 0,4%, la mitad de la registrada durante julio. “En términos mensuales, la inflación en este rubro ya está navegando a un ritmo de 3,6% -sus registros previos eran más altos-, aunque si las variaciones semanales siguen en estos niveles, es esperable que baje, pudiendo incluso quedar debajo del 3% para fines de mes”.

Mientras que desde Ecolatina, la analista Agostina Myronec consideró importante destacar la disparidad que se percibe al interior del rubro. Remarcó que los alimentos envasados, lo que se conoce como consumo masivo, está trepando a un ritmo de 4% mensual hace ya algunos meses -a raíz de la liberación de Precios máximos-, pero otros ítems inciden a la baja, como las frutas y las carnes, que subieron poco en la primera quincena de agosto, indicó la economista. Por eso, la proyección de alimentos y bebidas para el mes se ubica por debajo del 3 por ciento.

Qué se dice del tema...