Los gremios porteños, de paro por tercera semana consecutiva

Los gremios porteños, de paro por tercera semana consecutiva

"Pasan el nombre de la familia para hacerle una denuncia por no cuidar la educación de su hijo", denuncian.


UTE-CTERA, ADEMYS, CAMYP y SADOP son al menos cuatro de los sindicatos que este lunes llamaron al paro de las clases presenciales y promueven las clases a distancia. El Secretario General Adjunto de UTE, Eduardo López, aseveró que Rodríguez Larreta «hace campaña».

La Unión de Trabajadores de la Educación (UTE) y tres gremios más llevarán a cabo una nueva medida de fuerza este lunes 3 de mayo pidiendo por la no presencialidad en las aulas. Será parte de la misma postura que los gremios vienen sosteniendo desde hace tres semanas y que apuntan a sostener la virtualidad como reclamo a la decisión del Ministerio de Educación porteño de continuar con las clases en las escuelas.

«La comunidad educativa se cuida y Larreta hace campaña», sostuvo el Secretario General Adjunto de UTE, Eduardo López en C5N. En ese marco, sostuvo que las clases presenciales que impulsan desde el gobierno porteño se «politizan».

«Niño que no va, le sacan la vacante y pasan el nombre de la familia para hacerle una denuncia por no cuidar la educación de su hijo», sostuvo López, y agregó que Larreta «es soviético» al querer obligar a los padres a llevar a sus hijos a la escuela. «Si se logra el vínculo pedagógico a distancia, se trabaja a distancia. Lo que no podemos avalar es la presencialidad, no podemos estar presentes», concluyó.

Además de UTE-CTERA, se sumaran al paro la Asociación Docente de la Ciudad de Buenos Aires (ADEMYS), la Unión Argentina de Maestros y Profesores (CAMYP) y el Sindicato Argentino de Docentes Privados (SADOP).

«Ante la profundización de la crisis sanitaria ratificamos la exigencia de suspensión de actividades escolares presenciales, equipos y conectividad y vacunación para todos», escribió en sus redes sociales ADEMYS ratificando el paro para el día de hoy.

En el caso de SADOP, la medida de fuerza implica la continuidad de las clases de manera virtual. Todos los gremios se aglomeran bajo el mismo precepto: suspender las clases presenciales por el riesgo epidemiológico que implican.

El GCBA tiene tres frentes judicializados que enfrentar con su decisión de sostener la presencialidad: con Nación, con los gremios y con las familias. Muchos padres presentaron recursos de amparo ante lo dispuesto por el Ministerio de Educación porteño. A eso se suma la contabilización de los días de paro, registrados como faltas y posteriores descuentos en los sueldos docentes, un recorte duro a un sueldo diezmado.

Qué se dice del tema...