La oposición bonaerense negocia con Kicillof una decena de cargos

La oposición bonaerense negocia con Kicillof una decena de cargos

JxC espera lograr acuerdo para cerrar tres directores en el Banco Provincia y también aspira a cubrir vacantes en entes provinciales.


El armado político de Juntos por el Cambio en territorio bonaerense apuestan a negociar con el oficialismo durante este año al menos diez cargos que por ley les corresponde asumir.

Los más importantes son tres directores del Banco Provincia, pero también hay puestos a cubrir en otros entes de control, como una procuraduría adjunta en la Defensoría del Pueblo, y sillas dentro de la empresa provincial Aubasa, el Grupo Provincia, en entes como ABSA y OPDS, en organismos como el Consejo General de Educación, y en el estratégico Tribunal de Cuentas.

Una fuente opositora que forma parte de la mesa de negociación con La Plata le dijo a Clarín: «Desde el primer día que asumió le reclamamos a Kicillof los cargos que le corresponden a la oposición por ley. Principalmente los de directores del Banco Provincia, pero también los de otros entes. En total son como mínimo diez cargos».

Las charlas, que se dieron en diciembre y se reactivarán a partir de febrero para definirse la situación en marzo, tienen como interlocutor provincial al jefe de Gabinete Martín Insaurralde y a los principales referentes de Juntos por el Cambio en territorio bonaerense.

Por el Pro el diálogo lo lleva adelante Néstor Grindetti, intendente de Lanús y referente bonaerense dentro del partido, aunque también tiene presencia Diego Santilli, diputado electo y con acciones en alza después de su gran performance en las elecciones legislativas.

Otro que interviene en las conversaciones es Jorge Macri, actual ministro de Gobierno porteño pero siempre con inquietudes bonaerenses por su pasado reciente como intendente de Vicente López. La principal espada radical, en tanto, es Maximiliano Abad, presidente del centenario partido en la provincia de Buenos Aires.

▶ Los candidatos

El debate por las sillas a ocupar se reactivará el mes que viene. Pero algunas cuestiones parecen estar definidas ya. Dos de las tres sillas del directorio del Banco Provincia las ocuparán Bruno Screnci, ex funcionario porteño de Rodríguez Larreta, y Carlos Fernández, exdiputado nacional por la UCR. El otro nombre, en caso de ser acordado con el oficialismo, todavía no está definido. Todas esas designaciones dependen del aval legislativo del Senado bonaerense.

Otro lugar clave que esperan cubrir en la oposición es el de procurador adjunto dentro de la Defensoría del Pueblo provincial, que sigue a cargo de Guido Lorenzino, designado nuevamente a finales del año pasado y que reporta directamente a Insaurralde.

Lo mismo sucede con Aubasa, la empresa creada en 2013 por el gobierno de Daniel Scioli para hacerse cargo de la infraestructura de las autopistas. Al frente se encuentra el oficialista Ricardo Lissalde, aunque también se espera por un nombramiento de un director de la oposición.

Un puesto de peso también que tiene que cubrir la oposición es dentro del directorio de ABSA, la autoridad bonaerense del agua, que desde octubre pasado tiene como titular a Roberto Blanco, un hombre del ex intendente de Malvinas Argentinas y ahora ministro de Infraestructura Leonardo Nardini.

El organismo provincial de Desarrollo Sostenible (OPDS) también espera por una vacante que se debe ocupar. Se trata, según describe en su página web, de una autoridad de aplicación de la normativa ambiental en el ámbito bonaerense que dirige Juan Ignacio Brardinelli.

Y según aseguraron fuentes a Clarín, otro ámbito donde aspira a ganar terreno la oposición es en el Consejo General de Cultura y Educación bonaerense.

Finalmente, hay una discusión abierta por una vacante vitalicia en el Tribunal de Cuentas que dejó Eduardo Grinberg, un dirigente de origen radical que asumió a mediados de los ’80 y que se jubila el mes próximo, próximo a cumplir los 80 años.

Si bien es un cargo en el que Kicillof tiene la autoridad para nombrar un funcionario con acuerdo del Senado, por tratarse del área que revisa la ejecución del gasto y los números de las dependencias estatales en territorio bonaerense, en la oposición creen que tendría que tener un perfil imparcial.

Te puede interesar

Qué se dice del tema...