«Es un retroceso que celebren la designación de Bergoglio»

«Es un retroceso que celebren la designación de Bergoglio»

El referente de Carta Abierta, Horacio González, se mostró duro con ciertos K, como Gabriel Mariotto, que valoran a Francisco. Y dijo que el mote de "Papa peronista" es "un ataque profundo y torpe".


Horacio González, director de la Biblioteca Nacional e integrante de Carta Abierta, calificó como «un retroceso» el apoyo de un sector del Gobierno a la designación de Jorge Bergoglio como Papa. “Lo del Papa peronista me parece un ataque torpe”, dijo en relación a lo que había celebrado el vicegobernador bonaerense, Gabriel Mariotto.

“No puede ser que compañeros nuestros entren en esa superchería”, aseguró en la reunión del fin de semana que mantuvo el grupo de intelectuales kirchneristas. “Me parece un retroceso político trascendente, inútil, criticable y riesgosísimo. Lleva el mito de la nación católica al límite de la estupidez electoralista y a la incapacidad de reflexionar la profundidad de este tema”, advirtió.

Lo que más enervó a González fue “el concepto de Papa peronista”. «Estoy escandalizado por los carteles que hay en Buenos Aires y por las personas que inventaron un Papa Peronista. Los carteles del Papa peronista me parecen un ataque profundo y torpe”, aseguró sobre Francisco.

Y en su crítica incluyó llamativamente al vicegobernador bonaerense Gabriel Mariotto, quien fue uno de los primeros en hablar de la militancia peronista de Bergoglio en 678, en donde tuvo un cruce con los panelistas que cuestionaban al flamante Papa.

“En el Vaticano van a estar Carrió, De Narváez, Pino Solanas, Macri, Mariotto, los genocidas. ¿Esto tiene que hacer la Argentina? ¿Conmemorar eso como un campeonato del mundo? No corresponde, corresponde que lo critiquemos”, sentenció González en la reunión, cuando ya se sabía que la Presidenta Cristina Kirchner sería la primera Jefa de Estado que recibiría el Papa.

El director de la Biblioteca Nacional además señaló que Joseph Ratzinger, el antecesor de Francisco, “es más interesante porque tenía una idea spinozista del mundo”. A su vez, entre risas de los asistentes, el intelectual kirchnerista desafió al Papa «a ver cuántos viajes de subte va a hacer allí (por el Vaticano)» y ensalzó la figura del ex vicepresidente Carlos «Chacho» Álvarez, quien según él se tomaba el colectivo «con sinceridad».

 

 

 

Te puede interesar

Qué se dice del tema...