Gastón Manes también se mete en la interna de la UCR y presenta un libro

Gastón Manes también se mete en la interna de la UCR y presenta un libro

Participará de la presentación del libro de Jaime Rosemberg sobre Amaya y competirá en la Convención Nacional.


El martes a las 18 se presentará en El Obrador (Bartolomé Mitre 1670) el libro «Mario Abel Amaya, entre Tosco y Alfonsín» del periodista Jaime Rosemberg. En la presentación expondrán el autor del libro y Gastón Manes, hermano de Facundo, que además competirá en las elecciones por la presidencia de la Convención Nacional de la UCR, máximo órgano partidario, que se realizarán a fines de abril.

Del evento que impulsa la agrupación radical Adelante Ciudad también participará como coordinadora Silvia Collin.

Manes  está nucleando apoyos para su candidatura como el de Adelante Ciudad y el de Federico Recagno, dirigente sindical del personal de los Organismos de Control.

Sobre el libro en cuestión, la Editorial EUDEBA señaló: «El relato biográfico de alguien que sacrificó su vida por sus convicciones enfrenta el difícil desafío de hacerle justicia, de no dejarse atrapar por el encanto de una trayectoria que, en la melancolía de la retrospección aparece única y heroica. El retrato que nos ofrece Jaime Rosemberg logra eludir ese fácil camino y cuenta la historia de un hombre cuyo principal potencial estuvo radicado en la solidez de sus ideas: desde su infancia en las poco amables –especialmente para su salud, asediada por el asma– tierras de la Patagonia, su formación universitaria en una Córdoba en ebullición, su temprano acercamiento al líder de la UCR, Raúl Alfonsín; su perfil idealista en el ejercicio de la profesión de abogado, especialmente dedicado a la defensa de presos políticos de cualquier alineación; su paso por la cámara de diputados, hasta sus últimos días detenido y torturado hasta el límite de sus jaqueadas capacidades físicas. Estas páginas recorren –mediante el testimonio de sus familiares, amigos (de distintas filiaciones partidarias e ideológicas), compañeros de militancia– los trabajos y los días de Mario Abel Amaya, ‘el petiso’ cuya figura, al final del texto emerge gigante para ocupar un justo lugar en la memoria de los argentinos».

Te puede interesar

Qué se dice del tema...