Franja Morada se recuperó en la UNLP: ganó en 9 de 17 centros de estudiantes

Franja Morada se recuperó en la UNLP: ganó en 9 de 17 centros de estudiantes

La rama universitaria de la UCR logró desplazar a La Cámpora.


La agrupación radical Franja Morada logró un triunfo contundente en las elecciones que se llevaron adelante en la Universidad Nacional de La Plata el último fin de semana. Ganó 9 de los 17 centros de estudiantes que estaban en juego.

Antes de los comicios el radicalismo controlaba 6 centros de estudiantes y avanzó sobre 3: Psicología, Derecho e Informática. El triunfo en la Facultad de Derecho fue el más importante, ya que era uno de los bastiones del kirchnerismo.

En Psicología e Informática el radicalismo gobernará por primera vez. Los tres centros estaban al mando de alianzas forjadas entre sectores peronistas, kirchneristas y camporistas. Por eso el triunfo radical toma mayor importancia y solidifica el proyecto político universitario de la agrupación Franja Morada.

Las facultades que retuvieron son Económicas, Veterinarias, Agrarias, Arquitectura, el Observatorio e Ingeniería. “Hubo una ola morada”, indicaron fuentes del radicalismo a este medio después del encadenamiento de triunfos obtenidos en La Plata.

En Franja Morada creen que el rechazo al kirchnerismo se puede haber producido por la decisión del gobierno nacional de cerrar la Universidad por la pandemia. Además, aparece la crisis política del Frente de Todos y el crecimiento de la UCR dentro de Juntos por el Cambio.

En Derecho, La Franja Morada obtuvo el 51% de los votos y recuperó la conducción después seis años. Son las primeras elecciones que se llevan a cabo después de la finalización de la pandemia.

La agrupación que conduce Máximo Kirchner fue la más castigada en los comicios, ya que perdió algunos de los centros que conducía a manos del radicalismo y ello agravado por divisiones internas dentro del peronismo.

Los radicales universitarios creen que los resultados en la Universidad de La Plata se puede confirmar en las elecciones que se llevarán adelante esta semana en la Universidad Buenos Aires (UBA).

En el radicalismo creen que el “relato” de la agrupación ultra K está íntimamente ligado al control del Estado. Es decir, que el acompañamiento juvenil está vinculado los recursos y cargos estatales que la agrupación tiene en su poder y que reparte entre sus militantes.

Por su parte, un dirigente radical de peso le dijo a Infobae: «Es un fenómeno difícil de explicar. Son la organización política más grande del país, llena de jóvenes, pero no seduce a la mayoría de los más de 300.000 que están habilitados para votar”.

Allí se ponen en juego 13 centros de estudiantes, de los que el radicalismo controla 6. Apuestan a retener el centro de la facultad de Derecho, y creen que pueden pelear en Agronomía y Arquitectura.

En definitiva, lo más importante es poder retener los 6 centros que ya controla y, en lo posible, ganar alguna batalla más que explicite el mal momento del camporismo en la vida universitaria.

Qué se dice del tema...