Evo, sobre Macri: «Los presidentes golpistas deben ser juzgados»

Evo, sobre Macri: «Los presidentes golpistas deben ser juzgados»

El expresidente de Bolivia remarcó que fue víctima de una suerte de "Plan Cóndor del Siglo XXI".


El expresidente de Bolivia, Evo Morales, afirmó que sufrió un golpe de Estado con apoyo «externo con Estados Unidos a la cabeza», similar a «un Plan Cóndor del Siglo XXI», y aseveró que su excolega Mauricio Macri, acusado de enviar material bélico a los sediciosos, «no fue compañero, vecino ni amigo» y que hay «pruebas» que lo involucran en esa asonada.

Además afirmó que el exjefe militar Jorge Terceros Lara, quien le agradeció al gobierno de Macri el envío de ese armamento para reprimir protestas sociales, «quería ser presidente», y reveló que rechazó el pedido de los sediciosos de «comprar balas para matar al pueblo».

Morales reveló que hubo un ofrecimiento de 50 mil dólares a su personal de seguridad para que lo entregaran a los golpistas y que Estados Unidos ofreció un avión para sacarlo de Bolivia, pero esa propuesta le «dio risa» y sospechó: «nos iban a llevar a Guantánamo».

También explicó que a fines de 2019 «montaron redes sociales desde países vecinos» para socavar su Gobierno. Dijo que se planteaba «una lucha ideológica, una lucha de clases» y destacó la aparición de «nuevas pruebas sobre la participación del expresidente de Argentina en el golpe de Estado. Estoy convencido de que hubo un Plan Cóndor del siglo XXI, con participación también de algunos jerarcas de la Iglesia católica por ejemplo».

El líder del Movimiento al Socialismo (MAS) de Bolivia recordó finalizó: «No creía que países vecinos, sudamericanos, podían apoyar el golpe. Primero nos enteramos que Ecuador había enviado material bélico a los golpistas y ahora estalla que Macri también lo hizo. En Unasur tenemos una cláusula democrática que se debe respetar más allá de que los mandatarios sean de izquierda o de derecha».

El expresidente de Bolivia, refiriéndose a Macri sostuvo: «Los presidentes golpistas deben ser juzgados. En Argentina, en Bolivia o en una Corte internacional, porque en el futuro no pueden existir jefes de Estado de países vecinos que sean golpistas».

Y agregó: «Estoy convencido de que deben ser juzgados legalmente, si corresponde que sean extraditados o no, lo verá la justicia argentina o la boliviana, pero no puede en el futuro existir presidentes de países vecinos que sean golpistas. Para eso, hay que juzgarlos. También podría intervenir la Corte Penal Internacional, se verá, pero hay que hacerlo».

El exmandatario del Estado Plurinacional también habló sobre su relación con Macri y dijo que «he tenido reuniones con Macri, pero ya no es compañero, vecino ni amigo cuando participa en un golpe de Estado».

También contó una anécdota como ejemplo de las diferencias ideológicas: «Macri me preguntó en un evento ‘cuánto va a crecer tu economía este año’, y yo le contesto ‘cinco por ciento’. Me pregunta ‘qué has hecho’ para crecer así y le respondo ‘hay que nacionalizar los recursos naturales’. Y entonces no me habló más. No podía entender».

 

Qué se dice del tema...