En alarma por la tercera ola, el Gobierno pide que no se acerquen a testear

En alarma por la tercera ola, el Gobierno pide que no se acerquen a testear

La Ministra de Seguridad afirmó que "quien no tenga indicación de testeo, que no se acerque a los centros"


La ministra de Salud, Carla Vizzotti, volvió a insistir con la recomendación hacia quienes no tienen indicación de testearse, según los nuevos lineamientos esbozados por la cartera sanitaria. Pidió que quienes no cumplan con las condiciones no se acerquen a los centros donde se realizan para no seguir tensando el sistema, ante el incremento de casos de coronavirus generados por la variante Ómicron.

La titular de la cartera de Salud sostuvo que con la aparición de Ómicron «cambia la situación, porque cien mil casos tensan el sistema de testeo; lo más importante es que no se traslada el número de casos a hospitalizaciones; así, la recomendación es que quien no tenga indicación de testeo no se acerque a los centros para no seguir tensando el sistema», indicó la ministra de Salud.

Según el nuevo criterio del Ministerio de Salud, si una persona tiene síntomas compatibles con Covid-19 y tuvo contacto estrecho con un caso positivo, no es estrictamente necesario realizar un test para confirmar el diagnóstico, ya que, ante tan elevada circulación viral, la confirmación puede establecerse por nexo clínico y epidemiológico.

Por otro lado, «si una persona es contacto estrecho y no tiene síntomas, con cinco o siete días de aislamiento, se esté o no vacunado, tendrán el alta sin necesidad de un test», precisó Vizzotti.

La variante Ómicron de coronavirus es predominante «en grandes conglomerados» del país y la recomendación es que quien no tenga indicación de testeo no se acerque a los centros para no seguir tensando el sistema, dijo Vizzotti. «Ómicron es predominante donde la curva es exponencial, en grandes conglomerados, como AMBA o Córdoba», expresó la ministra de Salud.

«Avanzamos mucho con la vacunación para retrasar la variante Delta, con 85 por ciento de vacunados con primera dosis y 72 por ciento con dos, pero emergió una variante nueva con una situación diferente, con una transmisibilidad extraordinaria pero con una gravedad mucho menor, y eso está pasando en todo el mundo», dijo Vizzotti, en el contexto de una jornada donde se reportó un récord de más de 95.000 contagios en el país.

«Con todos los eventos masivos no aumentaron los casos, aumentaron exponencialmente con esta variante, con la cual la posibilidad de contagio es alta, pero sin traducción en hospitalizaciones; el aumento de actividades fue en octubre y no lo hubo un aumento de casos hasta que apareció Ómicron», añadió.

La ministra explicó que «va a llevar un tiempo entender que cambió la situación a un virus más leve pero más transmisible”

«Es difícil para una población cansada cambiar las recomendaciones. Vamos a hacer campaña de comunicación y, aunque los casos sigan altos, sin internaciones, ni muertes o internaciones leves, esta incertidumbre va a ir bajando», aseguró.

Respecto de los autotest, cuya aprobación fue comunicada recientemente por la ANMAT, la ministra dijo que se está trabajando «hace cuatro semanas con todas las provincias y cámaras de farmacia para generar más posibilidades de testeo y fomentar el autocuidado. Que las farmacias que lo dispensen expliquen y mediante un sistema de información notifiquen al SISA. En el sector privado lo mismo, notificar los resultados a través de algún usuario del SISA, y lo propio con las jurisdicciones», abundó.

En este contexto, «el rol individual es cada vez más importante por lo difícil de la trazabilidad», indicó Vizzotti, quien agregó que el test de autocuidado es pago ya que es una decisión individual».

Te puede interesar

Qué se dice del tema...