El GCBA se alinea con Nación y pospone la segunda dosis de la vacuna

El GCBA se alinea con Nación y pospone la segunda dosis de la vacuna

Es porque cuanto más se demora la aplicación de la segunda dosis más crece la inmunidad.


El ministro de Salud porteño, Fernán Quirós, confirmó que la Ciudad de Buenos Aires se suma a la estrategia de diferir la aplicación de la segunda dosis de la vacuna Covishield (la versión de la de AstraZeneca que se produce en India), en línea con la idea que analiza Carla Vizzotti.

«La Argentina está rediscutiendo una estrategia de vacunación nacional y hay consideración favorable por evidencia científica de las últimas dos semanas de que es conveniente postergar la aplicación del segundo componente dentro de lo que cada vacuna permite, y así ampliar la base de vacunación con la primera dosis», dijo Quirós en conferencia de prensa.

Quirós sostuvo que en esa discusión participan expertos de la Comisión Nacional de Inmunización (CoNaIn) y los ministros de Salud de las 24 jurisdicciones del país, y afirmó que el viernes habrá una reunión «para tomar una decisión definitiva» sobre los intervalos para aplicar las segundas dosis.

La vacuna Covishield tiene una particularidad única, cuando más se demora la aplicación de la segunda dosis más crece la inmunidad. Los últimos estudios ya hablan de una inmunización que ronda el 80% luego de tres meses de aplicada.

«En el caso de la vacuna Covishield la Ciudad decidió ampliar el intervalo de la segunda dosis hasta doce semanas» porque «hay evidencia contundente» de que en ese plazo «su eficacia es superior», detalló Quirós.

El ministro también se refirió a las otras vacunas que dispone la Argentina y a la posibilidad de aplicar la misma estrategia. En el caso de la Sputnik V, que utiliza dos componente diferentes, Quirós señaló que «hay que definir el intervalo de seguridad con el fabricante y la Anmat».

Respecto a la china Sinopharm, afirmó que «entre hoy y mañana» habrá una definición en el país sobre la ventana para aplicar la segunda dosis. Esa decisión derivó en que la Ciudad demoró la aplicación de la segunda dosis lo que produjo que se cancelaran cientos de turnos. El miércoles hubo inconvenientes en el Estadio Monumental donde decenas de trabajadores de la Salud fueron a vacunarse y se enteraron de que sus turnos habían sido suspendidos.

Más allá de los anuncios formales, la estrategia de una sola dosis ya está en marcha. La Argentina recibió semanas atrás al más de medio millón de dosis de Covishield y los distritos mantienen un stock importante para aplicar la segunda dosis. Si desde Nación se autoriza seguir la estrategia de una aplicación, esas dosis guardadas podrían aplicarse ya mismo a los mayores de setenta años.

La idea de expandir la cobertura en esa población apunta en una carrera contrarreloj con el crecimiento de los casos que ya es muy claro, a reducir la mortalidad de la segunda ola y la presión sobre las unidades de terapia intensiva.

Te puede interesar

Qué se dice del tema...