El FMI avaló la creación del impuesto a la «renta extraordinaria»

El FMI avaló la creación del impuesto a la «renta extraordinaria»

El organismo expresó su apoyo a la idea del ministro de Economía, Martín Guzmán.


El Fondo Monetario Internacional (FMI) avaló la creación de un aumento de los impuestos sobre el exceso de las ganancias de las empresas, como el que propone el Gobierno, al que el ministro de Economía Martín Guzmán bautizó: “renta inesperada”.

El organismo multilateral informó: “Para disminuir la carga para las finanzas públicas, se podría prever un aumento temporal de los impuestos sobre el exceso de beneficios. Esto ayudaría a recuperar parte de las transferencias a las empresas que no las necesitan”.

Se trata de un capítulo analítico del World Economic Outlook (WEO), difundido antes del inicio formal de la asamblea seminanual del FMI y el Banco Mundial en Washington.

Allí indicaron: “En los casos en los que la fijación de objetivos es difícil y el espacio fiscal es limitado, los países pueden tener que considerar medidas de aumento de los ingresos para financiar diversas prioridades”.

Además agregan: “Aumentar el cumplimiento de las obligaciones fiscales y otras reformas para modernizar de la fiscalidad de las empresas son posibles vías; estas últimas podrían incluir aumentos temporales del impuesto de sociedades de la renta de las empresas para captar los beneficios excesivos relacionados con la pandemia”, precisó, en sintonía con la idea del ministro Martín Guzmán.

En uno de los documentos presentados durante la primera jornada de su reunión de primavera y relativo a las deudas y retos que afronta el sector privado, el FMI también recomienda a los Gobiernos que “calibren el ritmo de su consolidación fiscal”, indicaron las agencias internacionales.

De este modo, interpretó que las economías más recuperadas pueden empezar a reducir las ayudas de forma “más rápida”, pero advierte que quienes no estén en ese punto pueden sufrir aún problemas a largo plazo.

En este informe el Fondo expone diversas formas en las que los Gobiernos pueden ayudar a las empresas afectadas por la pandemia.

Así, considera que dicho apoyo debe limitarse a circunstancias en las que ha habido una “falla del mercado”, pero también advierte que en los sectores más golpeados por la pandemia, que pueden arrastrar al resto de la economía, es mejor incentivar la reestructuración o la reconversión.

El impuesto temporal, “ayudaría a recuperar a algunas de las transferencias” que se han dado a firmas que “no las necesitaban”, añade el documento.

Sin embargo, el informe recuerda que el impacto de la pandemia en el estado financiero de los hogares y las empresas ha sido desigual en el mundo, y depende mucho también de la composición económica por sectores de cada país.

Los servicios que se daban de forma presencial cayeron mientras la producción y las exportaciones de bienes y servicios sustitutos de los presenciales han mejorado.

▶ El proyecto Guzmán

Guzmán adelantó la semana pasada que está trabajando en un mecanismo para “redistribuir la renta inesperada”. Aunque por ahora no dio más detalles, se estima que abarcará a las materias primas que experimentaron fuertes subas de precios luego del inicio de la guerra en Ucrania.

Los fondos que se obtengan si se aplica la medida se podrían destinar a trabajadores informales o sin empleo, tal como sucedió con el IFE, el Ingreso Familiar de Emergencia que se creó en la pandemia y cobraron más de 9 millones de personas. De hecho, se prevé que hoy haya anuncios en este sentido.

Te puede interesar

Qué se dice del tema...