El Estado tomará el control de la Hidrovía durante un año

El Estado tomará el control de la Hidrovía durante un año

Durante ese lapso la Administración General de Puertos cobrará el peaje y prepará la licitación internacional.


El ministro de Transporte, Alexis Guerrera, informó que ya está a la firma del presidente de la Nación «un primer decreto por el cual se faculta a la Administración General de Puertos a llamar a una licitación corta» para las tareas de mantenimiento de la red fluvial troncal del Río Paraná, llamada Hidrovía, por el término de doce meses.

Guerra explicó que «el sistema va a estar bajo control estatal, en cabeza de la AGP», y agregó que «el objetivo de esta licitación corta es darnos tiempo suficiente para la confección de la licitación larga (que se materializará en un segundo decreto), que es la que incluiría las nuevas obras que plantea el sistema Hidrovía, por ejemplo las que piden los gobernadores» de las provincias costeras de este sistema fluvial.

El Ministro explicó también que en este período de doce meses «ya comienza a funcionar el cobro del canon del Estado por parte del AGP y a través de la cuenta derivadora a la que ingresan, se le paga a las adjudicatarias de las tareas de dragado y balizamiento por las tareas realizadas». Es decir, el sector privado deja de cobrar directamente a las empresas exportadoras el «peaje» o canon por el uso del río.

El funcionario de la cartera de transporte indicó que “la licitación de largo plazo va a contemplar nuevos dragados, accesos a puertos públicos, con una mirada puesta de Santa Fe hacia el norte, para hacer más navegable toda esa zona”.

Además precisó: «Acá lo que tenemos que hacer no se ve porque está bajo el agua, pero estamos licitando una obra pública. El manejo de lo que sucede en esa vía navegable lo tiene que tener el organismo de control, o sea el Estado, que será el diferencial de lo que no sucedió los últimos 25 años”.

Por su parte, el presidente del Astillero Río Santiago, Pedro Wasiejko, celebró la decisión del gobierno de que la red fluvial troncal del Río Paraná, llamada Hidrovía, sea estatizada por 12 meses tras el vencimiento de la concesión, que fue prorrogada meses atrás.

“Es un paso importantísimo”, señaló Wasiejko, quien recordó que desde 1995 la Hidrovía estuvo en manos del sector privado de manera absoluta y que «el Estado no tenía participación».

Wasiejko explicó que «los privados decidían desde el peaje que se cobraba hasta las obras que se realizaban». En este sentido, el titular del Astillero Río Santiago señaló que con la decisión del Poder Ejecutivo la recaudación de la Hidrovía se hará a través de un ente estatal.

En tanto que desde el sector agropecuario manifestaron su disconformidad. El presidente de la Sociedad Rural Argentina (SRA), Nicolás Pino, expresó “nos preocupa que una mala decisión del Gobierno pueda afectar la competitividad de toda la agroindustria exportadora, la hidrovía es la puerta de salida de nuestra producción al mundo. Desde la SRA creemos que contar con un sistema eficiente de hidrovía es fundamental para el desarrollo del país”.

Por su parte, el presidente de la Cámara de la Industria Aceitera y el Centro de Exportadores de Cereales (Ciara-CEC), Gustavo Idígoras, señaló: “Que el Estado opere la hidrovía por un año es un grave error. No tiene los recursos económicos ni tecnológicos para hacerlo, menos aún frente a una bajante histórica del Paraná (la peor en los últimos 50 años)”

La actual concesión está en manos del consorcio que conforman la empresa belga Jan de Nul y la local Emepa, de Gabriel Romero. Se sabe que la intención de la belga es continuar prestando el servicio de dragado, aunque también trascendieron las diferencias «insalvables» que mantiene con su socio, Emepa, por lo cual es más que probable que no se vuelvan a presentar juntos. Esta última es la encargada del balizamiento del río, una tarea que no requiere de tecnología internacional para su realización.

Además, ya manifestaron su interés en participar de la licitación al menos dos empresas holandesas (Boskalis y Van Oord), otra de origen chino Shangai Dredging) y una más belga (Deme Group). Lo que aún no está claro que si estas firmas se presentarían ya a la primera licitación «corta» o se reservarían para la oferta de la licitación «larga» que, según estiman en Transporte, podría concretarse en la segunda mitad de 2022 para ser adjudicada antes de fin de ese año.

Qué se dice del tema...