Dura reacción de los movimientos sociales tras el discurso de Cristina

Dura reacción de los movimientos sociales tras el discurso de Cristina

Varios dirigentes salieron a responderle a la vicepresidenta.


Los dichos de la vicepresidenta de la Nación, Cristina Kirchner, sobre los piqueteros y los movimientos sociales alineados con el Frente de Todo generó una rápida reacción entre los principales dirigentes y una respuesta contundente desde el ministerio de Desarrollo Social, que conduce Juan Zabaleta, a cargo del control de los planes a los que la exjefa de Estado se refirió el lunes durante el discurso que cerró el plenario de la CTA en el partido bonaerense de Avellaneda.

Desde la cartera del intendente en uso de licencia de Hurlingham la respuesta tampoco tardó en llegar. Enviaron a los medios una lista de actividades y hechos que, para los funcionarios que colaboran con Zabaleta, desmienten las palabras de la Presidenta Provisional del Senado que puso en dudas las trasparencia y el control de los programas sociales como por ejemplo el Potenciar Trabajo.

Los funcionarios también recordaron que el 11 de abril el funcionario de Alberto Fernández recibió por sexta vez en 8 meses de gestión a la Unidad Piquetera y reiteró que “no habría nuevos cupos para Potenciar Trabajo y ofreció fortalecer el financiamiento a cooperativas de trabajo, que es parte de la política de transformar planes en empleo genuino, que se puso en marcha ni bien inició la gestión, en agosto del año pasado”.

Como respuesta, el 17 de junio los piqueteros realizaron una nueva movilización al Ministerio de Desarrollo Social para reclamar más planes sociales y frustró una reunión que tenía prevista con Zabaleta, quien reiteró que con la calle cortada no participa de reuniones con los manifestantes”.

“Los piqueteros en la República Argentina son hijos de las políticas neoliberales de los años 90. No nacieron con ningún gobierno populista. Fueron producto de los altos índices de desocupación y de la falta de oportunidades. El Estado nacional debe recuperar el control, la auditoría y la aplicación de las políticas sociales, que no pueden seguir tercerizadas”, dijo Cristina Kirchner bajo la mirada y los acalorados aplausos del diputado nacional y secretario general de la CTA, Hugo Yasky.

El referente nacional de Somos Barrios de Pie y subsecretario de Promoción de la Economía Social y Desarrollo Local, Daniel Menéndez le dijo a Infobae: “Con sus expresiones Cristina se suma a la estigmatización que sufren los sectores más excluidos que sobreviven como se puede y que se organizan comunitariamente”.

Por su parte, Juan Grabois, el líder del Movimiento de Trabajadores Excluidos, y el más cercano a la dos veces Presidenta y a su hijo y líder de la agrupación política La Cámpora, Máximo Kirchner, indicó: “La economía popular no es tercerización de facultades que antes ejercía maravillosamente el Estado sino creación heroica de los excluidos dónde el Estado solo llega en patrullero y el Mercado con descarte. Garcas hay en todos lados. Hoy había un par, ¿no? Unidad y debate. Me va”.

En tanto, Dina Sánchez, la referente feminista que lidera el Frente Darío Santillán e integrante de la UTEP fue especialmente dura contra la exjefa de Estado: “Cristina es una referencia fundamental para nuestro pueblo. Por eso nos da bronca, pero fundamentalmente nos llena de tristeza sus palabras sobre los mal llamados planes sociales. La sensación es que no se entiende o se desprecia el trabajo de la economía popular. Hay compañeras que en pandemia trabajaron el triple: para hacer barbijos, en el cuidado de los adultos mayores, para alimentar a sus vecinos”,

Y agregó: “Ojalá Cristina pudiera conocer ese enorme laburo, sin derechos, que se sostiene en los rincones más olvidados incluso por el Estado y en donde sólo te salva la organización comunitaria. El piquete es una herramienta de lucha que surgió como forma de protestar ante las consecuencias de las políticas neoliberales”.

Desde la Unidad Piquetera también se sumaron a las voces críticas. Silvia Saravia del disidente Barrios de Pie opinó que: “Las mujeres somos protagonistas y dirigentas en las organizaciones que estamos en las calles, enfrentando el modelo de pobreza y precarización laboral de este Gobierno. Hace 12 años, la entonces presidenta Cristina Fernández de Kirchner afirmaba que el Programa Argentina Trabaja venía a paliar la falta de creación de empleo desde el sector privado. Un reconocimiento del fracaso de su gestión en la creación de trabajo genuino” y le recordó a la exmandataria que: “Le dio las Unidades de Gestión a los intendentes y gobernadores, oficialistas, por supuesto. El resultado fue mayor precarización del trabajo municipal y el manejo clientelar de sus punteros, lo que denunciamos en las calles con acampes y movilizaciones”.

Uno de los más duros fue el dirigente piquetero Luis D’Elía, quien desde hace tiempo viene criticando a Cristina y defendiendo la figura del presidente Alberto Fernández. “Flojita de memoria y de agradecimiento, Cristina nos declaró la guerra a todos los movimientos sociales de la Argentina en general y a los kirchneristas en particular mientras la CTA de Hugo Yasky la aplaudía”, escribió en su red social Twitter.

“Ni una sola palabra de apoyo a Alberto Fernández. Horrible”, agregó el dirigente. Y en declaraciones radiales dijo que comparte más la visión de Alberto Fernández y “no lo que hace Cristina que genera desesperanza, desilusión y construye derrota”.

Otro que salió al cruce a esas declaraciones fue el dirigente del Polo Obrero, Eduardo Belliboni. “A 20 años del asesinato de Maxi y Darío (Kosteki Santillán), Cristina Kirchner, muy cerca de donde cayeron, por responsabilidad política de varios funcionarios de su Gobierno, se sumó a la campaña antipiquetera, mientras pacta con los punteros repodridos de los intendentes”.

Te puede interesar

Qué se dice del tema...