Día de la Industria: el Presidente se fue a Chaco y la UIA criticó

Día de la Industria: el Presidente se fue a Chaco y la UIA criticó

Alberto Fernández no participó del acto central y envió a un funcionario de segunda línea.


La Unión Industrial Argentina (UIA) celebró este jueves su acto del Día de la Industria con mensajes cruzados entre empresarios y el Gobierno, a pesar de la falta de funcionarios de primera línea. A último momento, el presidente Alberto Fernández confirmó que no asistiría a una celebración a la que los mandatarios suelen asistir.

Según el diario Infobae, el Gobierno envió a la planta Cerámica Alberdi, en José C. Paz, a un fncionario de segunda línea, el secretario de Industria, Ariel Schale.

Al hacer uso de la palabra, Schale pidió a los ejecutivos fabriles tomar más protagonismo: “Hay que jugar”, les dijo, respecto a la defensa de las políticas sectoriales.

Y agregó: “Los industriales no asumieron el rol de ser protagonistas. No vamos a ser un país industrial si nuestros industriales no son actores relevantes en ese proceso. La dirigencia industrial tiene que ser funcional a un modelo de desarrollo, hay que jugarse”.

El funcionario defendió las medidas tomadas durante la pandemia como el ATP que, aseguró, “fue el programa de rescate más grande de la historia argentina”, y afirmó que «llegó a 350.000 empresas y 3 millones de trabajadores».

A su turno, Funes de Rioja recogió el guante y le respondió: “La Unión Industrial tiene vocación de diálogo sin banderas políticas y con buena fe. Si hay algo donde no puede haber grieta es en la política industrial. Es un objetivo común”.

En ese sentido, continuó: “Ariel, hiciste dos menciones, hablaste de certidumbre y previsibilidad. Yo hablo de las tres CCC -confianza, certidumbre y concertación-. Esa vocación la tenemos, y no tiene bandera política, las banderas son las de la industria y la buena fe”.

De acuerdo a lo publicado por Infobae, Funes de Rioja reiteró sus reclamos sobre la actualización de las condiciones de trabajo en el sector privado. “El país necesita empleo formal en empresas privadas. De estas nuevas tecnologías tienen que surgir los caminos para adaptar y aggionar las relaciones laborales a la realidad productiva, no estamos en la primera revolución industrial”.

Respecto al protagonismo que reclamó Schale, respondió que “estamos convenidos de que nuestro rol industrial es central y clave para que haya agregación de valor, crecimiento e inversión y para que haya empleo de calidad socialmente protegido”.

Por su parte, el Presidente prefirió ir a Chaco, acompañado por los ministros Matías Kulfas y Claudio Moroni, de Desarrollo Productivo y Trabajo, respectivamente. Del acto también participaron el gobernador de esa provincia, Jorge Capitanich y su vicegobernadora, Analía Rach Quiroga, entre otros funcionarios y dirigentes.

En el acto, el presidente Alberto Fernández sostuvo que la industria es «central para el desarrollo. Para el desarrollo económico y social de Argentina, la radicación de la industria en distintos lugares de la patria es un objetivo central».

Tras resaltar que «debe haber una Argentina que brinde posibilidades en cada región y latitud», el mandatario subrayó que la actividad industrial es «central para el desarrollo».

Fernández ratificó su compromiso con el sector al describir que «la renta genera más inversión, más trabajo y más expansión», por lo que «esa Argentina, donde un emprendedor arriesga e invierte para dar trabajo, producir y crecer, es la que uno prefiere».

En su discurso, el mandatario contrapuso ese modelo al de la «especulación», en el que «a veces es más negocio apostar a unos bonos que producir», lo que configura, alertó, un país en el que «muy poquitos ganan y millones pierden».

Por último, tras reiterar que el Gobierno «apuesta a ese modelo virtuoso», el Presidente advirtió que esa postura «diferencia» al Frente de Todos de la alianza opositora Juntos por el Cambio (JxC).

Qué se dice del tema...