El Papa le escribió a Zaffaroni y rechazó el aumento de penas

El Papa le escribió a Zaffaroni y rechazó el aumento de penas

El papa se comunicó con el juez Zaffaroni mediante una misiva en la que emite su opinión sobre el proyecto de reforma del Código Penal. "El endurecimiento de penas no resuelve conflictos", alertó.


El debate que continúa generando la reforma del Código Penal llegó al mismo Vaticano, y el papa tomó parte de la discusión sobre el proyecto que encabeza el juez de la Corte Suprema, Eugenio Zaffaroni. Francisco le envió una misiva al ministro, y se comunicó para ello con el titular de la comisión encargada de redactar el proyecto y su titular, Roberto Carlés.

El mensaje aboga contra el endurecimiento de las penas, critica la cobertura que muchas veces realizan los medios de comunicación de los casos policiales y pide trabajar tanto por la inclusión social de los delincuentes como por la reparación de las víctimas, publica Infobae.

El papa afirmó que «en nuestras sociedades tendemos a pensar que los delitos se resuelven cuando se atrapa y condena al delincuente, pasando de largo ante los daños cometidos o sin prestar suficiente atención a la situación en que quedan las víctimas. Pero sería un error identificar la reparación sólo con el castigo, confundir la justicia con la venganza, lo que sólo contribuiría a incrementar la violencia, aunque esté institucionalizada».

«La experiencia nos dice que el aumento y endurecimiento de las penas con frecuencia no resuelve los problemas sociales, ni logra disminuir los índices de delincuencia», advirtió.

El endurecer las penas, continúa la carta, puede «generar graves problemas para las sociedades, como son las cárceles superpobladas o los presos detenidos sin condena». «En cuántas ocasiones se ha visto al reo expirar su pena objetivamente, cumpliendo la condena pero sin cambiar interiormente ni restablecerse de las heridas de su corazón«, preguntó.

Y finaliza: «El gran reto a cumplir en materia de seguridad (es) no contentarse con reprimir, disuadir y aislar a los que causaron mal sino ayudarlos a recapacitar y transitar por las sendas del bien«. Con ese fin, recordó que la Iglesia «plantea una Justicia que sea humanizadora, genuinamente reconciliadora, que lleve al delincuente a través de un camino de esforzada penitencia a su rehabilitación social y total reinserción en la comunidad».

Conocida la noticia, Carlés afirmó que el papa «envió un mensaje claro y contundente para los medios, los políticos, juristas y jueces para que tengan una visión humanista de la cuestión penal».

«Va a contramano de la tendencia de todo el mundo y habla de la necesidad de una Justicia humanizadora y reconciliadora», señaló el jurista.

 

Qué se dice del tema...