Boliviagate: la Justicia rechazó un pedido de Macri para frenar la investigación

Boliviagate: la Justicia rechazó un pedido de Macri para frenar la investigación

El juez López Biscayart, denegó el recurso de apelación presentado por el expresidente.


La Justicia rechazó el miércoles un intento del expresidente Mauricio Macri por frenar la investigación interna que lleva adelante Gendarmería Nacional sobre el envío de «material bélico» de Argentina a Bolivia en 2019.

El juez en lo Penal Económico, Javier López Biscayart, denegó el recurso de apelación presentado por la defensa de Macri contra la resolución a través de la cual le habían rechazado el pedido de suspensión el sumario interno que está haciendo Gendarmería.

Biscayart declinó dicha apelación tras considerar que la resolución atacada «no resulta ser una decisión de las comprendidas entre las expresamente susceptibles de apelación, además de no causar gravamen irreparable alguno»,

Y agregó: «Lo decidido no veda la posibilidad de las partes de exigir el cumplimiento de esos postulados en el marco de la actividad administrativa ni su eventual posterior control en sede judicial, en caso de corresponder».

A través del sumario interno que recientemente fue abierto, el Ministerio de Seguridad avanza con la recolección de información vinculada al supuesto contrabando y que luego será puesta a disposición de la Justicia para que evalúe su importancia.

La causa tiene también como imputados a los exministros Patricia Bullrich y Oscar Aguad; el exembajador en Bolivia, Normando Álvarez García; el exdirector general de la Gendarmería Nacional, Gerardo Otero; y los exdirectores de Logística y Operaciones de esa fuerza, Rubén Carlos Yavorski y Carlos Miguel Recalde, respectivamente.

De esa investigación surgieron los primeros elementos de trascendencia, como declaraciones de integrantes del Grupo Alacrán que viajaron a Bolivia y aseguraron que las municiones antitumulto no se utilizaron para proteger la embajada argentina.

Asimismo, el juez en en lo Penal Económico aceptó quedarse con otra causa originada por Eduardo Freiler, y en la que había denunciado al expresidente por contrabando agravado y tráfico ilegal de armas durante el gobierno de Evo Morales.

Frente a las acusaciones contra Macri, exmandatarios de Iberoamérica firmaron un comunicado, entre ellos José María Aznar de España y Álvaro Uribe Vélez de Colombia, en el que asumieron que existe un intento de manipulación en el caso de Bolivia para perseguirlo.

Apoyaron a su par argentino y sostuvieron que fue marcado como un «objetivo» al cual le abren causas judiciales «sin asidero real o por discrepancias manifiestamente políticas», perpetuado por «sus adversarios de la izquierda antidemocrática».

Qué se dice del tema...