Bauer y la pandemia: «La cultura también es sanadora»

Bauer y la pandemia: «La cultura también es sanadora»

El ministro de Cultura de la Nación habló del papel de la cultura para sobrellevar la pandemia.


El ministro de Cultura de la Nación, Tristán Bauer, se refirió a las nuevas formas de distribución y consumo cultural e hizo referencia al pasaje del «viejo al nuevo territorio digital», explicando que durante la pandemia lo digital explotó de una forma sorprendente y que se «pusieron a trabajar en desarrollos de plataformas» que les permitieran ser parte de la nueva realidad.

Bauer explicó: «Durante la pandemia, el territorio digital explotó de una forma sorprendente. Nosotros que venimos de habitar el viejo territorio nos empapamos de lo digital en pocos meses y nos pusimos a trabajar en el desarrollo de plataformas. Ahora ambos mundos van a convivir en todo lo que desarrollemos a futuro. En la gestión cultural es importante habitar los nuevos espacios, no mirarlos de lejos o con recelo».

En declaraciones a la agencia Télam, el ministro de Cultura manifestó: «La pandemia nos llevó a abordar el tiempo con otra perspectiva. Los límites que antes eran anuales se volvieron difusos. Fue un desafío muy grande por lo inesperado. Fueron tiempos muy duros que nos llevaron a transformar y reprogramar lo que pensábamos a hacer, pero que también nos permitieron entablar otro tipo de diálogo con los artistas. Atentos a lo que se hacía en otros países, fuimos diseñando políticas que jamás pensamos que íbamos a poner en marcha. Las industrias culturales, junto con el turismo y la gastronomía, fue uno de los sectores más golpeados. Llevamos invertidos más de $14.000 millones».

Bauer se refirió también al cambio de sentido que la pandemia le imprimió al significado de la cultura y precisó: «La pandemia dejó en claro en qué medida la cultura es sustancial para el desarrollo humano. Yo estoy muy agradecido al personal de salud y a los científicos que desarrollaron las vacunas pero sé que la cultura también es sanadora, una estructura invisible pero presente. En la Argentina, muchas veces se asimila a la cultura con las disciplinas artísticas. Y, si bien hay lógicamente un vínculo, la cultura es muy vasta y su origen etimológico nos lleva a pensar en el cultivo de la tierra. La reflexión debemos hacerla justamente desde esa mirada profunda. En el encierro, el streaming de los músicos, la vuelta a la poesía o el arte inmersivo y virtual nos dejaron en claro qué tan salvadores son».

En relación a lo que vendrá, el funcionario nacional explicitó: «Trabajamos para dejar atrás los programas asistenciales e ir hacia programas de producción. Renacer Audiovisual, por ejemplo, con una inversión 2.400 millones de pesos para desarrollar la industria audiovisual: en un clima de tanta recesión queremos apuntalar al sector y también desde lo simbólico nos interesa ver cómo cambiaron las miradas artísticas durante la pandemia, qué vamos a contar».

Para Bauer la cuestión de Género también se ve atravesada por lo cultural y aseveró: «Muchos de los proyectos del Renacer abordan cuestiones desde la cuestión de Género. Esta mirada nueva implica una transformación real, un real descubrimiento para todos que llegó para quedarse.

En referencia a las transformaciones de los espacios culturales, el ministro de Cultura detalló: «Durante estos meses nos dedicamos a la puesta en valor de muchos museos y de edificios como el Cabildo. El Centro Cultural Borges estaba muy venido abajo y ahora las obras están muy avanzadas. Estimo que si todo sigue así podremos reinaugurarlo en marzo en plenitud con un espacio muy grande para la Fundación Borges y la Fundación Mercedes Sosa. También funcionará allí el Museo de Arte Oriental que no tenía sede. Queremos un centro cultural que esté en sintonía con el lugar privilegiado que tiene en la ciudad. Le dará protagonismo a la fotografía, al tango y dialogará con el Centro Cultural Kirchner».

El cineasta que fue funcionario durante muchos años de la gestión de Cristina Kirchner y ahora forma parte del Gabinete de Alberto Fernández, fue consultado por Télam sobre las diferencias ente las gestiones y dijo: «Son momentos históricos muy distintos y personalidades muy distintas. Pero los dos tienen una mirada muy sensible sobre qué es la Cultura. Cuando trabajé con Néstor primero y Cristina fue un tiempo de mucha expansión material y simbólica: hicimos Encuentro, Paka Paka, la celebración del Bicentenario, el Museo del Bicentenario, el Centro Cultural Kirchner».

Y concluyó. «Ahora, en estos años de pandemia cruel, tengo mucho agradecimiento con Alberto y con Cristina porque demostraron sensibilidad frente al momento difícil que pasa la cultura. No hubo expansión, pero sí en esta etapa tan dura de tanta muerte pudimos mantener encendida la llama de la cultura y ahora espero que tengamos un horizonte más luminoso con otras posibilidades de renacimiento».

Qué se dice del tema...