Avión iraní: el piloto tenía fotos de tanques y misiles en su teléfono

Avión iraní: el piloto tenía fotos de tanques y misiles en su teléfono

Gholamreza Ghasemi está en la mira de la justicia por sus antecedentes terroristas.


Fotos de tanques, misiles e incluso de algunas banderas con consignas en farsí contra Israel fueron encontradas en el teléfono celular de Gholamreza Ghasemi, el piloto iraní del avión venezolano de Emtrasur Cargo que se encuentra retenido en el aeropuerto de Ezeiza desde el 8 de junio.

La información de Ghasemi fue extraída por peritos del área de cibercrimen de la Policía porteña y luego fue entregada al juez federal de Lomas de Zamora Federico Villena, y al Departamento Unidad de Investigación Antiterrorista (DUIA) de la Policía Federal Argentina (PFA), según reveló la agencia de noticias Télam.

Según la misma fuente, los investigadores creen que el arribo del Boeing de Emtrasur con una tripulación compuesta de 14 ciudadanos venezolanos y 5 iraníes pudo haber sido en realidad «un acto de preparación para proveer bienes o dinero que pudieran utilizarse para una actividad de terrorismo, su financiamiento u organización».

Ghasemi está imputado en la causa en la que se investiga si tiene vínculos con empresas u organizaciones como la Guardia Revolucionaria Iraní y la Fuerza Al Quds, a las que Estados Unidos cataloga como terroristas.

▶ El informe del FBI fue clave

Este 21 de junio, el piloto fue imputado por la fiscal tras recibir el informe del FBI que confirma la vinculación directa de Ghasemi con las Fuerzas Al Quds, la división de la Guardia Revolucionaria iraní especializada en operaciones de inteligencia, y con Hezbollah.

El FBI confirmó que Ghasemi es CEO y miembro del consejo de administración de Qeshm Fars Air y ahora la fiscal busca confirmar si la firma Mahan Air, sancionada por EEUU por sus vínculos con el terrorismo, tiene aún algún tipo de vinculación con la misma.

«Mahan Air es considerada una compañía que colabora con organizaciones terroristas de su país de bandera, y Gholamreza Ghasemi es CEO y piloto de Oeshm Fars Air vinculada a Mahan Air, que hoy continúa al mando del nombrado avión», destacó en su requerimiento.

El Cuerpo de Guardias de la Revolución Islámica de Irán (IRGC) se creó hace 40 años para defender el sistema islámico del país y proporcionar un contrapeso a las fuerzas armadas regulares.

Desde entonces, se convirtió en una importante fuerza militar, política y económica de la República Islámica, con nexos estrechos con los más altos líderes del régimen. Se estima que la Guardia tiene más de 190.000 efectivos activos, cuenta con sus propias fuerzas terrestres, armadas y aéreas, y supervisa las armas estratégicas de Irán.

La Guardia, además, ejerce influencia en otras partes del Medio Oriente al proporcionar dinero, armas, tecnología, capacitación y asesoramiento a los gobiernos aliados y grupos armados, como Hezbollá, a través de su rama de operaciones en el extranjero, la Fuerza Al Quds.

Estados Unidos acusa a la Fuerza Al Quds de apoyar a organizaciones terroristas y de ser responsable de los ataques en Irak y en otros lugares del Medio Oriente que han resultado en la muerte de cientos de militares estadounidenses y aliados.

Al Quds, grupo de élite de la Guardia Revolucionaria iraní, no figura en la lista de organizaciones terroristas elaborada por Argentina, aunque sí a título individual uno de sus miembros.

▶ El copiloto, en la mira por presunto nexo con la inteligencia iraní

Legisladores y dirigentes de Juntos por el Cambio le indicaron al juez federal de Lomas de Zamora, Federico Villena, que el copiloto del avión retenido en Ezeiza podría ser «un activo colaborador de la inteligencia iraní y el enlace principal de las operaciones entre Venezuela y Argentina».

Los opositores Gerardo Milman, Ricardo López Murphy, Franco Rinaldi, María Eugenia Talerico y Yamil Santoro apuntaron sus sospechas en Mohammad Khosraviragh, quien «en verdad tendría como apellido el de Khosrviragh», según sostiene la presentación.

Los dirigentes opositores especularon que «Khosraviragh encontrará un parecido fonético con ‘Khosravi Irak’ y este es un indicio de la verdadera identidad del copiloto del vuelo de la empresa Mahan Air, explotado por EMTRASUR».

«El copiloto que se identificó como Mohammad Khosraviragh sería nacido en territorio iraquí pero en verdad podría ser Mohammad Khosrviragh, hoy un activo colaborador de la inteligencia iraní y el enlace principal de las operaciones entre Venezuela y Argentina», añadió la presentación.

El documento agrega que «es muy común en el mundo árabe o persa que se tomen como apellido sus lugares de nacimiento. En esas costumbres, los miembros de Hezbollah, Quds y otras organizaciones deforman sus nombres/apellidos, cambiando letras o jugando con las pronunciaciones, cosa que para los occidentales no es sencillo determinar».

De esa manera, añadieron, utilizan ese recurso «para eludir la identificación clara y directa de la persona en cuestión».

Qué se dice del tema...