Argentina decidió que fabricar vacunas es la única solución

Argentina decidió que fabricar vacunas es la única solución

Por Horacio Ríos

Por fin, el convenio con AstraZeneca comenzó a dar frutos. ¿Existe una luz al final del túnel?


Los constantes cambios que provoca la expansión, el ataque y la conquista del Coronavirus sobre nuestros cuerpos –por estos días, casi todos conocemos a alguien que fue infectado por el feroz bacilo, sea cual sea el final de su enfermedad- sigue teniendo sobre ascuas a esta sociedad malhumorada y temerosa en la cual vivimos.

El temor provoca que cualquier medida que tome cualquier gobierno sea tomada con desconfianza por los argentinos. ¿Es necesario cerrar todo, realmente? ¿Si nos quedamos en casa, qué hacemos para ganar el salario que nos permite cubrir nuestras necesidades?

Y, aun así, hay quienes llegan al colmo: ¿será verdad que este virus es tan grave? ¿No nos estarán mintiendo para tenernos vigilados, encerrados y dominados? ¿La vacuna tiene imanes que nos arrojan sobre cualquier metal que ande por ahí?

La gravedad de una situación que llevó al país al límite en algunos momentos ha provocado la aparición de algunas teorías sensatas, otras algo alocadas y, finalmente, en el vértice de la pirámide, hipótesis delirantes. Todas ellas dependen de en cuál fase de prevención se encuentra la localidad en la que viven los teóricos. Pareciera que ante confinamientos más estrictos, se disparan los delirios. Por el contrario, a mayor apertura, parecería que reina una  mayor sensatez.

Para muestra, basta la convocatoria de Médicos por la Verdad que se realizó en Rosario la semana última, que se convirtió en un muestrario del desatino y la locura que embarga a los miedosos de la especie humana. Allí, una fotógrafa debió frenar a algún manifestante que se le acercó demasiado, mientras que otro, militante del partido biondinista Bandera Vecinal, le enrostraba que su madre había sido imantada por la Sputnik, lo que hacía que se cayera a cada rato sobre los artefactos de metal.

Esta Corte de los Milagros es un termómetro de estos tiempos de crisis y adversidad, porque del otro lado funcionan, para contrarrestar tanta locura, los científicos, que aportan el conocimiento y la sensatez.

En medio de tantas sandeces, la única esperanza sigue estando depositada en las vacunas. En el extremo opuesto, es inexplicable el desdén que muestran muchos argentinos por el cuidado de sus propias vidas. Todos los días este cronista de edad provecta, le da una vuelta al Jardín Botánico y culmina su paseo por el ahora llamado Ecoparque, que en sus buenos tiempos supo ser el Jardín Zoológico. Es llamativa la gran cantidad de jóvenes –y a veces no tan jóvenes- que se pasean por esa zona sin ninguna protección. A veces, asombrado por tanta desaprensión, se cuenta a los caprichosos y en esos dos kilómetros y medio que abarca la caminata, el total de “coviludos” computados ha llegado hasta la cuarentena, paradójicamente.

Vacunas para todos y todas

En cuanto a las noticias sobre vacunas, recién en estos días es posible avizorar que la vacunación en Argentina va a ser, si no masiva, al menos, más voluminosa.

El incumplimiento del laboratorio mexicano Liomont había demorado sensiblemente el arribo de al menos cuatro o cinco millones de vacunas a la Argentina, que debían haber empezado a llegar en el mes de marzo. El convenio con la Fundación Carlos Slim y la Big Pharma anglo-sueca AstraZeneca así lo indicaba.

En los últimos días de mayo llegaron casi cuatro millones de las dosis adeudadas y un número similar llegaría en junio al país. Sumándoles a éstas las vacunas del mecanismo cooperativo de la OMS Covax, que también se compone de vacunas AstraZeneca, en mayo fueron inoculadas alrededor de dos millones y medio de argentinos residentes y en pocos días más se llegaría a un total de 14 millones de inoculados.

En estos días, tanto la Provincia como la Ciudad de Buenos Aires están enviando citaciones para vacunar a todas las personas de riesgo que aún no lo fueron, que incluyen a unos pocos mayores de 60 años y a los de 18 a 59 años con comorbilidades. Terminarían de esta manera de inocular a todos ellos en alrededor de una semana. Después será el momento de convocar a las personas de 50 a 59 años sin enfermedades previas.

Para completar el trabajo con estas franjas etáreas comenzará por vacunar a la mayor cantidad posible de gente con las primeras dosis, ya que las tres vacunas que se aplican en la Argentina tienen dos componentes.

La cantidad de dosis que arribó esta semana que pasó impulsaron una fuerte maratón de inoculaciones en los últimos cuatro días, cuando se aplicaron casi 600 mil vacunas en todo el país.

El concepto es que aún con una sola dosis, los eventuales contagios pocas veces verán agravar su estado. Incluso, en algunos casos estos pacientes pueden ser tratados de manera domiciliaria, sin internación ni mayores problemas. La vacunación de los adultos menores de 60 años aliviaría de esta manera las terapias intensivas, que se encuentran sobrecargadas en estos días y poniendo en crisis el sistema de salud de varias provincias, como Córdoba, Santa Fe, CABA y Tucumán.

La polémica Pfizer

Algunas informaciones que se emiten a través de las pantallas no son noticias, sino más bien operaciones de prensa de las Big Pharma, que codician un mercado gigantesco, compuesto por posibles pacientes sumidos en el terror.

Primero fue la sanción de una ley que llevaba una palabra que molestó a la empresa Pfizer: negligencia. Según las versiones, esta palabra incluida en la norma fue la que hizo fracasar una negociación que iba sobre ruedas hasta que culminó la Fase 3, que se desarrolló en el Hospital Militar.

Desde entonces, todo comenzó a retroceder. De todos modos, la ministra de Salud, Carla Vizzotti, aclaró este martes que «ni Pfizer pidió los glaciares ni el Gobierno pidió coima», buscando cortar con los rumores que enrarecen las negociaciones que nunca se interrumpieron entre el Gobierno argentino y la Big Pharma norteamericana.

De todos modos, las posiciones de los empresarios no cedieron ni un ápice. “Estamos planteando diferentes posibilidades, con acercamiento de posiciones y propuestas que no fueron aceptadas por Pfizer todavía», explicó la ministra al ser consultada sobre la marcha de las conversaciones.

La reemplazante de Ginés González García advirtió, de todas maneras, que algunas declaraciones realizadas por miembros de la oposición enturbian la relación con el laboratorio norteamericano. “Cada ruido impacta en las negociaciones”, explicó para graficar la negociación, que no para por su mejor momento, en parte por el manto de sospechas que siembran algunos líderes opositores. “No se puede decir cualquier cosa”, volvió a advertir la ministra.

¿Vacuna argentina?

Investigadores del CONICET y del Instituto Leloir están desarrollando una vacuna monodosis, que sería apta para atacar todas las cepas hacia las que mutó el Coronavirus.

En los próximos meses comenzarán a realizarse los ensayos clínicos, ya que en el laboratorio los estudios sobre animales, la vacuna generó una buena respuesta inmune.

El equipo que trabaja en el proyecto está coordinado por el jefe de Laboratorio de Terapia Molecular del Instituto Leloir, Osvaldo Podhajcer.

Será una vacuna de segunda generación, ya que fue precedida por las que hoy se están aplicando en el mundo. Su diseño se basa en adenovirales híbridos de origen humano, siguiendo el camino de la Sputnik y la de Janssen y la de Cansino. El resto de las vacunas fueron diseñadas basándose en la proteína Spike, excepto de la AstraZeneca, que está diseñada sobre un virus de chimpancé.

Según los científicos, el 100 por ciento de los ratones que fueron inoculados en los ensayos preclínicos desarrollaron defensas contra el virus, que se mantuvieron activas a lo largo del tiempo, al menos durante los cinco meses en los que fueron monitoreados. Junto con los anticuerpos, la vacuna generó inmunidad celular, que queda en el organismo –al contrario de los primeros- y genera un pool de memoria que se mantiene en el largo plazo.

El equipo de Podhajcer viene trabajando hace muchos años sobre distintos tipos de cáncer y en elaboración de vacunas contra el Virus del Papiloma Humano.

Los ensayos clínicos comenzarán antes de fin de año.

Siempre Gamaleya

Ayer, miércoles dos de junio, se conoció la noticia de que el Instituto Gamaleya aprobó los componentes de la vacuna que elaboró en Pilar y envió a Moscú el Laboratorio Richmond. Los primeros envíos de antígenos estarían llegando el 7 de junio próximo. Desde ese momento, la Sputnik Vida será elaborada en Argentina, que accederá de esta manera a mayores volúmenes de vacunas y acelerará de esta manera la campaña.

Al mismo tiempo, el presidente Alberto Fernández firmó una extensión del contrato con Gamaleya para que lleguen a la Argentina 10 millones de vacunas, elaboradas en Rusia. En el convenio, la Federación Rusa se comprometió a entregar los 10 millones de dosis del primer contrato que aún faltan.

Por de pronto, ya hay un avión de Aerolíneas Argentinas en vuelo hacia Moscú para traer más vacunas y otro partirá inmediatamente, probablemente el jueves, hacia allá. El primero traerá al país 800 mil dosis 1 de Sputnik V y el segundo transportará 100 mil dosis 1 y 400 mil dosis 2.

A la vez, el lunes siete de junio llegará otro vuelo, éste procedente de Albuquerque, Estados Unidos, mientras que en la misma semana llegará otro avión, procedente de México. Entre ambos transportarán 2.100.000 vacunas incluidas en el acuerdo con AstraZeneca.

Un poco de matemática sanitaria

Hasta el día en que esta crónica está siendo escrita, Argentina vacunó a 12.994.623 personas. El Gobierno distribuyó además 15.853.890 dosis. La cantidad de vacunados con la primera dosis de las tres vacunas que hasta ahora importó el Gobierno –Sputnik V, AstraZeneca y Sinopharm- es de 10.087.539, mientras que los que ya recibieron la segunda dosis suman 2.907.084.

Los países que más ciudadanos vacunaron son China -661.468.000-; Estados Unidos -294.928.000 e India -216.046.638. Luego siguen en el ránking Reino Unido, Brasil, Alemania, Francia, Italia, México, Rusia, Turquía, España, Canadá, Polonia, Chile, Marruecos, Arabia Saudita, Japón, Emiratos Árabes Unidos y, en el vigésimo puesto, Argentina, seguida por Colombia e Israel.

Más allá de las múltiples adversidades que debieron enfrentar el Pueblo argentino y el Gobierno y más allá de los errores, el panorama es mucho más optimista que hace un año, cuando la única salida era el encierro y el aislamiento.

Massa citó a las farmacéuticas para que informen sobre las negociaciones

El presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, emplazó para el martes próximo a los ejecutivos de todos los laboratorios que abastecen a la Argentina de vacunas anti-Covid.

El objetivo es que den explicaciones a todos los bloques parlamentarios –todos avalaron la resolución de Massa- acerca de las negociaciones que desarrollaron con el Estado argentino. Los laboratorios deberán informar “el estado contractual vigente o en discusión”.

La cita será el martes a las 10:00 de la mañana, en el Salón Delia Degliuomini de Parodi.

Massa tomó la decisión horas después de la enésima denuncia judicial contra el Gobierno, en este caso motorizada por el propio vicepresidente de la cámara baja, el mendocino Omar de Marchi, que quiere saber porqué no se firmó un contrato con el laboratorio norteamericano Pfizer.

Te puede interesar

Qué se dice del tema...