Aníbal Fernández: «Lo que pasó con Mohsen Rezai me parece un espanto»

Aníbal Fernández: «Lo que pasó con Mohsen Rezai me parece un espanto»

El ministro de Seguridad cuestionó al embajador argentino en Nicaragua, Daniel Capitanich, por compartir un acto con el funcionario iraní.


El ministro de Seguridad de la Nación, Aníbal Fernández, dijo que le pareció «un espanto lo que pasó con Mohsen Rezai. Si hubiera sido el embajador no me hubiese presentado”, cuestionando de esa manera el accionar del embajador argentino en Nicaragua, Daniel Capitanich, durante la asunción como presidente de Daniel Ortega.

Anibal Fernández explicó además: “Debió cumplirse el alerta roja de Interpol que hubiera permitido la detención. Este caso es muy gráfico, si yo hubiera sido el embajador no me hubiese presentado. He ido con el ex presidente Néstor Kirchner a Naciones Unidas y él no se quedó en ninguna reunión donde era posible que estuviera Mahmud Ahmadineyad, en aquel momento. La visión tiene que ser clara y contundente al respecto”.

El ministro recordó que «las alertas rojas sobre los iraníes siguen estando vigentes porque fueron reactivadas por el gobierno de Néstor Kirchner, tras un encuentro del fallecido expresidente con el ex titular de la AMIA Luis Grynwald, en el cual se decidió enviar una propuesta a Interpol que permitió reactivar ese pedido de detención sobre los acusados de la voladura de la mutual israelita».

En relación a la no detención de Rezai, Fernández afirmó que desconoce por qué no se activaron las alertas al ingresar a Nicaragua: “Supongo que es porque es la autoridad de un país y entonces no se cumplen las mismas condiciones que para otras personas”.

Fernández dijo además: “No hablemos de contactos estrechos políticos. Nicaragua que haga lo que quiera con Irán. Ellos tendrán una visión para hacerlo y tener una relación con Irán. Actualmente, Estados Unidos también tiene relaciones con Irán”.

El Gobierno manifestó su repudio ante la situación recién un día después de la asunción del dictador Ortega, luego de los cuestionamiento y la difusión de las fotos y videos de Rezai junto al mandatario centroamericano y emitió un comunicado a través de la Cancillería para condenar la presencia del iraní, vicepresidente de Asuntos Económicos del gobierno de Ebrahim Raisi, en Managua. Desde Casa Rosada indicaron a este medio que Capitanich “no sabía quiénes estaban invitados” al acto de asunción.

Ya el 25 de agosto de 2021, la Argentina había expresado “su más enérgica condena” a la designación de Rezai en el gobierno de Irán. En aquella oportunidad, el repudio de la administración de Alberto Fernández también estuvo dirigido a raíz del nombramiento de Ahmad Vahidi en el Ministerio del Interior de Raisi.

“Rezai, al igual de Vahidi, es objeto de reclamo por parte de la Justicia argentina por haber tenido una participación clave en la toma de decisión y en la planificación del atentado cometido el 18 de julio de 1994 en el edificio de la AMIA y sobre él pesa una orden de captura internacional de Interpol”, rezaba el comunicado que aquella vez emitió Cancillería que estaba a cargo de Felipe Solá.

Te puede interesar

Qué se dice del tema...