Álvarez Agis recomendó pedir más dólares al FMI para la pandemia

Álvarez Agis recomendó pedir más dólares al FMI para la pandemia

El ex viceministro de Axel Kicillof explicó "el país necesita dólares y la única fuentes es el FMI".


El ex viceministro de Axel Kicillof cuando este fue ministro de Economía de Cristina Fernández, Emmanuel Álvarez Agis, sostuvo que la Argentina debe pedir unos US$4.000 millones adicionales al Fondo «para gastar y no para hacer el ajuste. El país necesita dólares y la única fuentes es el FMI».

La posición de Álvarez Agis se contrapone con la posición del actual gobernador bonaerense respecto a recurrir al Fondo Monetario Internacional (FMI) para financiar la crisis derivada de la pandemia del Covid-19.

Sin embargo, Álvarez Agis sostiene que la oficina de Kristalina Georgieva es la única fuente posible de financiamiento en este contexto y que habría que solicitarle fondos frescos además de los Derechos Especiales de Giro (DEG) que la Argentina recibirá como socio del organismo.

Álvarez Agis consideró que la Argentina «necesita gastar más plata» para sostener la economía y que para ello «necesita dólares».

En este sentido dijo que la Argentina debe recurrir al FMI «para gastar más, no para hacer un ajuste». Consultado sobre si se refería a los DEGs, Álvarez Agis dijo que hablaba de fondos «por encima» de esos Derechos Especiales.

Al consultarlo sobre la viabilidad política dentro del Frente de Todos para contraer más deuda con el FMI, el economista respondió: “Al FMI podemos hacerle tres cosas, putearlo, pagarle o sacarle plata, y yo quiero sacarle plata. Esta es una pandemia. A la Argentina la agarra con pesos y necesita dólares. La única fuente que veo es el Fondo. Si viera otra, la estaría gritando a los 4 vientos», graficó.

Álvarez Agis ya había expuesto su propuesta de pedirle más al FMI en una columna publicada la revista Le Monde Diplomatique: «Lamentablemente, la única fuente disponible de dólares, resultado de la herencia del gobierno anterior, es el FMI. El gobierno argumenta que el FMI comprendió la pandemia y, por esa razón, no recomendará sus típicos programas de ajuste. El propio FMI dice lo mismo. Pues bien, tal vez llegó la hora de probarlo. La única forma de gastar 1% del PIB para enfrentar los efectos de la segunda ola de Covid, evitando a la vez una letal escasez de dólares que desestabilice la economía, es que el FMI provea esos 4.000 millones. Por eso, lejos de demorar la discusión con el FMI, la conveniencia política y económica apunta a adelantarla, permitiendo enfrentar con más gasto las consecuencias de la segunda ola sobre una economía sin crédito y con sus reservas agotadas».

Qué se dice del tema...