Alberto habló con la BBC y dijo que las Malvinas «no son inglesas»

Alberto habló con la BBC y dijo que las Malvinas «no son inglesas»

Es la primera vez que un presidente argentino da una nota a una cadena del Reino Unido sobre las islas.


A40 años de la Guerra de Malvinas, el presidente Alberto Fernández dio una entrevista a la BBC en la que ratificó la soberanía argentina sobre las islas. “Si algo tengo claro es que no son inglesas”, dijo el mandatario, quien recordó cómo se sintió cuando se desató el conflicto bélico y volvió a dejar sentada la posición nacional en relación con el territorio.

Al evocar lo ocurrido el 2 de abril de 1982, Fernández, el primer jefe de Estado argentino en darle una nota a una cadena del Reino Unido sobre las islas, expresó: “Nos despertamos [esa] mañana con que la Argentina había ocupado Malvinas. Fue un momento muy conmocionante para todos nosotros, porque evidentemente era una medida adoptada por la dictadura en el máximo secreto y nadie sabía bien cómo había ocurrido, quién había tomado esa decisión”.

Tanta era la incertidumbre, dijo, que muchos llegaron a pensar que la incursión era pactada: “Especulamos con que era un tema medio conversado, porque Inglaterra definitivamente no le prestaba atención a las Islas Malvinas por entonces (…) Solamente así se podía entender que hicieran algo de ese tipo”.

Ante la consulta sobre si la ocupación de las islas fue el evento que posibilitó poner fin al último régimen militar y recuperar la democracia, Fernández señaló que la guerra aceleró el proceso. Sin embargo, aseguró que “la caída ya se había iniciado y en todo caso se precipitó como consecuencia de la guerra”.

El conflicto, insistió, “no contó con el consenso popular y el pueblo no fue consultado (…) En todo caso, lo que hizo fue promover la recuperación de las tierras que siempre fueron argentinas. La reacción militar de más después fue de Reino Unido”.

Contrario a lo que opinan algunos en el país, Fernández consideró que la guerra no trajo “ningún efecto positivo” para la Argentina. “Fue declarada por una dictadura que mandó a una generación de jóvenes valientes, héroes, a combatir en situaciones de mucha desigualdad con el contrincante. Por eso nuestro recuerdo eterno y nuestro respeto eterno”, afirmó.

Trae ello agregó: “Los que comandaron la guerra fueron genocidas, pero los que murieron en Malvinas fueron héroes”. Aunque reconoció que la derrota argentina trajo un cambio importante: “Después del 14 de junio los argentinos no quisimos nunca pensar a un militar en el gobierno y todos los argentinos aprendimos que la democracia es lo más valioso que tenemos”.

Durante la nota con la BBC, Fernández, que continúa en su gestión con el reclamo de la soberanía sobre las islas a través de la diplomacia y en consonancia con las resoluciones de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), ratificó que se opone a usar la fuerza para imponer su exigencia territorial.

“No soy alguien que cree en las guerras, sino alguien naturalmente pacifista. Los problemas se resuelven dialogando y encontrando puntos de acuerdo”, sostuvo y criticó la negativa de Reino Unido a cumplir con una resolución aprobada por la ONU en 1965, que insta a ambos países a sentarse a dialogar sobre la soberanía de las Malvinas.

Al ser indagado sobre cómo se desarrollaría una eventual conservación con las autoridades británicas, Fernández dijo que no negociaría una administración compartida de las islas. Indicó que su aspiración es que “la Argentina tenga plena soberanía” y enfatizó: “Son nuestras tierras”. “Es como si usted usurpa una casa mía y después yo tuviera que discutir con usted a ver cómo compartimos los derechos sobre la casa. Si usted la usurpó, no tiene ningún derecho. Y eso es lo que pasa en Malvinas”, sentenció.

Según el Presidente, el reclamo argentino se basa, entre otras cosas, en el hecho de que el archipiélago es “una continuidad” del territorio: una parte de la plataforma continental argentina. “Es absolutamente incomprensible pensar que esas islas -que son una continuidad de nuestros Andes, que en algún momento se sumergen y vuelven a emerger y forman estas islas- sean de otro territorio que no sea la Argentina”, manifestó.

E insistió: “Además las ocupábamos antes que los ingleses las usurparan en 1833 y desde entonces venimos reclamando. Si algo tengo claro, lo único que tengo claro, es que inglesas no son las Malvinas, eso sí lo tengo claro”.

A pesar de los reclamos argentinos al Reino Unido, Fernández confesó que no ve factible que los británicos se sienten a dialogar en el corto plazo. “Francamente no lo veo, porque su actitud no solamente es de no hablar, sino de avanzar sobre las islas”, planteó y aclaró: “Pero que no lo vea posible no quiere decir que desista del intento. Lo voy a seguir intentando las veces que pueda”.

Asimismo, sostuvo que el principal reclamo argentino sobre las islas no es económico. “Nuestro reclamo viene porque la memoria de nuestros muertos no nos deja vivir en paz”, dijo, aunque admitió que “está claro que en Malvinas hay riquezas” que no son aprovechadas por la Argentina. “Por lo tanto hay una consecuencia económica también sobre la explotación del mar, sobre la explotación del petróleo, sobre la explotación del gas que hay en toda esa cuenca marítima y también en las islas. Eso es así”, afirmó.

Por todos los motivos expuestos y a pesar de no tener “ni la fuerza, los trasatlánticos, la artillería, los aviones, ni las armas nucleares que el Reino Unido trajo en aquel entonces a circular por el Atlántico Sur”, Fernández sostuvo que la Argentina cuenta con “la razón” en relación con la disputa. Y cerró: “De eso no tengo ninguna duda y estoy seguro que en algún momento la razón va a predominar”.

Te puede interesar

Qué se dice del tema...