Poroteo II parte: Los primeros quince lugares de TODOS en la Provincia

Poroteo II parte: Los primeros quince lugares de TODOS en la Provincia

Las listas quedan cortas simpre y dejan pocos lugares disponibles cuando los candidatos sobran. Negociaciones a un día del cierre.


Muchos candidatos/as, y poco tiempo resta para que este sábado 22 se declare el cierre oficial de las listas -cortas- en la Provincia Buenos Aires. El viernes de solsticio invernal es el día más corto del año, y tendrá la noche más larga que, sin lugar a dudas aprovechará el engranaje político peronista bonaerense para terminar de jugar al juego de la silla, donde luego de girar y girar, algunos se quedarán sin banca.

Máximo y Wado de Pedro manejan la lapicera. Coordinan con Massa e incluso hicieron llamados a los intendentes para contener su furia inicial mostrada en una foto en la primer sección electoral. En ella Aparecía Waltes Festa, que tendrá que lidiar con una PASO en su distrito y no será el único

Los primeros quince lugares son: Sergio Massa, Cristina Alvarez Rodríguez, Maximo Kirchner, Luana Volcovich, Leonardo Grosso, Cecilia Moreau, Facundo Moyano, Silvina Batakis, Rodolfo Tailhade, Marina Fassi, Raúl Pérez, la 12 mo está aún, Adrián Grana, Luciana Portos y Carlos Castagneto.

En ellos hay tres de Massa, cuatro de la Cámpora, dos de Unidad Ciudadana, una de Scioli, uno del Movimiento Evita, uno de Kolina, una ex intendenta de Cañuelas (único gesto a los intendentes) y otro gesto hacia Hugo Moyano con Facundo. Se espera que en una elección aceptable o buena la expectativa es de poner 15 diputados nacionales.

Sergio Massa es el eslabón más nuevo en la Provincia y el que más puja ahora por meter más cantidad de diputados. Es que algo tendrá que valer abandonar a Alternativa Federal, la «alternativa a la grieta», para terminar arreglando con Cristina Fernández de Kirchner. Sin embargo, el tigrense acordó con la exPresidenta pero no con el resto de las y los peronistas que pretenden, tanto como él, meter a los suyos en las listas que, hasta el momento, se plantean cortas. Las opciones abundan: movimientos sociales, gremios, kirchneristas, peronistas, renovadores… pero los lugares escasean, y el tiempo de negociación aun más.

Las rispideces entre los peronistas bonaerenses y Massa y los suyos es evidente: ahora Massa ingresa al Instituto Patria por un acuerdo con el cristinismo, a lo que se le suma que el candidato a gobernador Kiciloff no es «del palo». No les gusta recordar que Massa se reunió a solas con Cristina y arreglaron su participación en la Provincia, y que eso podría quitarle bancas a los fieles intendentes que nunca se presentaron como competencia de ese espacio, por lo menos hasta hace unos días.

Es por eso que con el Frente de Todos, el líder del Frente Renovador intentará negociar hasta último momento para colocar a dirigentes que estén bajo su órbita. Las posibilidades de que esto ocurra son altas, ya que formarían parte del acuerdo que se selló cuando el tigrense bajó su candidatura a presidente. Massa buscará que en la lista de diputados nacionales haya al menos tres personas que le respondan: Cecilia Moreau, Marcela Passo y Raúl Pérez, que tendrían lugar asegurado entre los primeros diez.

Esa misma nómina será compartida con algunos dirigentes de Unidad Ciudadana como Máximo Kirchner, Andrés «Cuervo» Larroque y Eduardo “Wado” de Pedro, por lo que todavía se desconoce qué lugar ocupará cada uno. Mientras tanto, sigue siendo una incógnita el futuro de Diego Bossio, que no tiene el visto bueno desde el Instituto Patria y peligra la posibilidad de que esté cuatro años más en la Cámara.

Por otra parte, el ex intendente de Tigre también está presionado para colocar dirigentes renovadores en la Legislatura bonaerense. En total habría pedido que sean 14 (9 diputados y 5 senadores) los que figuren en las listas de las diferentes seccionales electorales, entre las cuales, la más importante sería la octava, en la que pretende colar al menos un nombre entre el primer y el tercer lugar.

El punto culmine de quiebre es que, sin ser una exigencia sine quanon de Massa, el lugar de Verónica Magario en la fórmula podría ser variable de ajuste en una negociación que aún continúa. Si así fuera, el massismo podría alcanzar la presidencia del Senado, y pisar fuerte por primera vez en la cámara alta provincial, donde nunca tuvo un bloque lo suficientemente numeroso como para instalar agenda, por lo que la presión de los renovadores siempre llegó del lado de diputados.

¿Y Lavagna?

Dentro de Consenso Federal, la fuerza que encabezan Roberto Lavagna y Juan Manuel Urtubey, no confirman quién encabezará la lista de diputados nacionales por la Provincia de Buenos Aires y la tensión entre los que quieren que sea Graciela Camaño y los que exigen que sea Margarita Stolbizer crece al punto de que el polo progresista comenzó a amenazar con ir a una interna si no llegan a un acuerdo. Ese mismo dilema se abre en la Ciudad, donde el GEN está exigiendo encabezar alguna de las categorías y el lavagnismo no le hace lugar. Eduardo «Bali» Bucca de Bolívar será el candidato a gobernador.

En este sentido, Camaño planteó: “Voy a estar donde convenga, no tengo ningún prurito”.

Este viernes habrá reuniones claves de Lavagna, con Stolbizer y con el gobernador socialista Miguel Lifschitz, por separado.

Daniel Scioli, abajo

El exGobernador finalmente declinó en su intención de competir en las internas contra Alberto Fernández y terminó bajando su candidatura a presidente. De todos modos, según se supo, continuará formando parte del Frente de Todos, apoyando la lista del exJefe de Gabinete, con la intención de derrotar a Cambiemos.

Esta forma está prácticamente confirmado que no habrá PASO en el kirchnerismo ya que Daniel Scioli finalmente desistió de jugar y, el otro dirigente que apostaba a disputar ese lugar era Sergio Massa, que días atrás se confirmó que encabezará la lista de diputados nacionales. Por lo tanto, ya se habla de la unidad para potenciar a la fórmula de los Fernández.

Por el momento, Scioli continuará ocupando una banca en el Congreso ya que tiene dos años más de mandato. Sin embargo, desde su entorno, no descartan que pueda formar parte del gabinete de un eventual gobierno peronista. En marzo de este año había dicho que «voy a ir a la PASO contra Cristina Kirchner», pero finalmente terminó torciendo su decisión.

Qué se dice del tema...