El kirchnerismo reafirma apoyo a CFK y vuelve a relegar a Scioli

El kirchnerismo reafirma apoyo a CFK y vuelve a relegar a Scioli

El próximo 5 de abril se realizará la tercera cumbre k, esta vez, en La Matanza. Según trascendió, podría darse a conocer un informe que critica la gestión de Daniel Scioli en Provincia.


El kirchnerismo volverá a encontrarse el cinco de abril, tras las reuniones efectuadas en enero en Santa Teresita y la semana pasada en Paraná, Entre Ríos. El objetivo de tantas deliberaciones es definir qué viene después de las elecciones de octubre, porque aún no está definido si están dadas las condiciones para apostar a la reelección de Cristina Fernández de Kirchner o si el kirchnerismo deberá elegir un sucesor.

En este caso, continúa la tensión acerca de la actitud de Daniel Scioli -que otra vez no fue invitado-, al que le cuestionan su temprano lanzamiento a la sucesión de Cristina y la alianza de La Juan Domingo con Alberto Fernández para las legislativas de octubre, a la que consideraron como «una provocación». Tras el episodio, cuyo lanzamiento se produjo el jueves último en el Hotel Intercontinental, fuentes de la Casa Rosada, confirmaron que «no hay vuelta atrás, que se olviden de la lista de unidad», afirmaron.

En La Matanza, los anfitriones serán el presidente de la Cámara de Diputados de la Nación, Julián Domínguez, junto con otro grupo de legisladores K, encabezados por Carlos Kunkel y el intendente distrital Fernando Espinoza. El objetivo de los convocantes es el de dar una demostración de fuerza de los peronistas alineados con la Casa Rosada, cuyo tema central será el de seguir impulsando la re-reelección de la presidenta y además, lo más difícil, posiblemente, negociar la baja de algunos dirigentes con aspiraciones para el armado de las listas para legisladores en octubre.

A la reunión fueron invitados casi todos los intendentes del Gran Buenos Aires, que le darían marco, si llegara el visto bueno de la Rosada, a la lectura de un documento de fuerte tono crítico hacia Daniel Scioli, que significaría la ruptura definitiva del kirchnerismo con el gobernador bonaerense. La carta haría base, en especial, en la seguridad y en el conflicto docente.

Esta relación que amenaza con llegar a su fin, es el argumento central de la Casa Rosada para mantener el secreto sobre la conformación de la lista de diputados que impulsará en octubre. Además, no dan los plazos para cumplir a tiempo para las primarias de agosto, porque se debería llegar a ellas después de haber realizado las internas propias.

Otro de los ítems que evaluará el kirchnerismo alineado con la Casa Rosada será la actitud de Sergio Massa, que en la útima semana, antes de emprender un viaje que lo aleje de las presiones políticas, anunció que aún no se bajó de las listas de octubre y que comunicará su decisión en tal sentido a fines de abril.

Mientras transcurre este juego de fulleros, en el que todos orejean las cartas y tratan de espiar el juego de los demás antes de decidir su jugada, el tiempo pasa y los plazos se acortan. Por de pronto, a principios de junio deberán estar cerradas las listas de candidatos y los frentes electorales, aunque a este ritmo lo más seguro es que cerrarán sobre la hora, dejando una larga tanda de infartados y a otros portando mochilas de oxígeno.

Te puede interesar

Qué se dice del tema...