Violencia, saqueos y toque de queda presagian un final complicado en Ecuador

Violencia, saqueos y toque de queda presagian un final complicado en Ecuador

Miles de ecuatorianos movilizados, el presidente Moreno trasladó su gobierno a Guayaquil y Correa pide elecciones anticipadas


Miles de manifestantes, en su mayoría indígenas, llegaron a Quito, capital de Ecuador para manifestarse en rechazo al aumento del precio del combustible, el transporte y el costo de vida, decretados por el presidente Lenín Moreno, en el marco de un paquete de medidas de ajuste acordadas con el Fondo Monetario Internacional.

El país vive una huelga indefinida convocada por organizaciones indígenas, sociales y sindicatos. El gobierno, que se trasladó a Guayaquil, a más de 500 kilómetros de Quito, se dice abierto al diálogo. “Ya hemos tenido los acercamientos respectivos; hemos conversado con algunos de sus dirigentes”, dijo a la prensa Lenín Moreno por la noche, cuando saludó a soldados que protegen un puente en Guayaquil.

Toque de queda”No se podrá circular en horario de 20:00 a 05:00, de lunes a domingo, en áreas aledañas a edificaciones e instalaciones estratégicas”, tales como edificios donde funcionan las sedes de las Funciones del Estado y otras que que decida el Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas”, dice el Decreto Ejecutivo 888 , firmado por el mandatario. Según el decreto, la prohibición de circulación se extenderá mientras dure el “estado de excepción”, declarado la semana pasada por Moreno. En esa declaración, el mandatario dispuso que se extendía por 60 días; sin embargo, la Corte Constitucional lo limitó a 30 días.El decreto 888 se conoció luego de una creciente ola de protestas y paros que sucedieron el anuncio del tarifazo de combustible la semana pasada, protesta que alcanzó su pico máximo  cuando que un grupo de manifestantes irrumpió, por unos minutos, a la sede del Parlamento, en Quito.

El decreto se firmó luego de que cientos de manifestantes tomaran este martes el edificio de la Asamblea Nacional (Parlamento) de Ecuador al grito de “¡Fuera Moreno!”, Luego de una hora, policías y militares pudieron desalojar a los manifestantes con gases lacrimógenos y detonaciones. Unos 10 mil miembros de colectivos indígenas procedentes de distintas regiones de Ecuador llegaron hasta Quito en la víspera de la huelga general del miércoles. Ante la masiva llegada de manifestantes y frente al riesgo de incidentes, Moreno había decidido trasladar la sede de Gobierno a Guayaquil el lunes por la noche.

Rafael Correa

El expresidente ecuatoriano Rafael Correa escribió en tono de broma en su cuenta de Twitter que este miércoles daría una rueda de prensa para hablar de la crisis política en Ecuador “desde el Parlamento Europeo, que ya no está en Bruselas, sino en Barquisimeto [ciudad venezolana]”.

En este encuentro con los medios, el exmandatario, que gobernó desde 2007 hasta 2017 en Ecuador, pidió que se convocara a elecciones anticipadas en su país y aseguró que, “si fuera necesario”, podría postularse como candidato, a pesar de que tienes dos órdenes de captura y una inhabilitación para ejercer la Presidencia.

Correa, quien considera que de regresar a su país sería encarcelado, opina que “la situación jurídica cambiará cuando cambie la situación política”.

Lenín Moreno

“¿Se le ha pasado por la cabeza renunciar a la Presidencia?”.

El mandatario respondió rotundamente: “No, bajo ninguna circunstancia, y no veo por qué tendría que hacerlo si estoy tomando las decisiones correctas”, sostuvo, aunque posteriormente matizó su afirmación.

Moreno dijo que solo se irá cuando se lo pida la ciudadanía de su país: “En el momento que el pueblo ecuatoriano desee que me vaya, yo me iré”, afirmó, y añadió que no lo hará por presiones de “aquellos que quieren retornar a las rapacías, a la expoliación, a la siniestralidad del pasado.” “No por eso”, sentenció, “eso debería ser voluntad del pueblo ecuatoriano”.

Te puede interesar

Qué se dice del tema...