UCR Capital: el doble juego de Angelici y el papel de Larreta y Lousteau

UCR Capital: el doble juego de Angelici y el papel de Larreta y Lousteau

Cuáles fueron los verdaderos motivos por los que no hubo unidad en el radicalismo capitalino. Los reclamos a Angelici. Y la pelea que involucra a Lousteau y a Suárez Lastra.

Yacobitti, Angelici y Suárez Lastra

El pensador provocó que el mundo se convulsionara. Luego de sus escritos nada volvió a ser lo que era. Ese fue el efecto que tuvo Karl Marx en la historia de la humanidad. Su famosa frase “Toda la historia de la sociedad humana, hasta la actualidad, es una historia de lucha de clases” tuvo el mismo efecto que un disparo a corta distancia.

El impacto de esa afirmación llega hasta la actualidad, y para los políticos, la lucha es diaria, siempre están peleando por algo. La UCR Capital atraviesa un momento de lucha interna en la que distintos sectores se disputan el poder. Pero es mucho más que eso, en la interna radical juegan el Presidente de la Nación, Mauricio Macri; el jefe de Gobierno de la Ciudad, Horacio Rodríguez Larreta; el líder de Evolución y ahora afiliado radical, Martín Lousteau, y el presidente de Boca y operador todoterreno del Pro, Daniel Angelici. Si a ellos se les suma el nombre del histórico dirigente Enrique “Coti” Nosiglia y que el resultado de la interna influirá decisivamente en la pelea por la Jefatura de Gobierno de 2019, el conflicto adquiere una importancia tan trascendente que habría que inventarle un nuevo adjetivo que la defina con exactitud.

En el radicalismo porteño hay dos sectores que pelean por el poder: el del actual presidente, Emiliano Yacobitti, que es avalado por Nosiglia y que además sostuvo la postulación porteña de Lousteau, y el de Radicales en Cambiemos, que lideran Facundo Suárez Lastra y Jesús Rodríguez y que integran la alianza con el Pro porteño que conduce Larreta.

El domingo 10 de diciembre, estos dos sectores irán a una elección interna en varias comunas de la Ciudad. La interna originalmente debió haberse realizado el domingo 18 de noviembre, pero una impugnación judicial de Radicales en Cambiemos postergó la fecha. Esa jugada fue apoyada por Larreta. El jefe de Gobierno porteño se metió de lleno en la interna para apoyar a este sector con un único objetivo: quitarle el respaldo radical a Lousteau, para que de esa manera no tenga una estructura partidaria y no pueda competir en 2019. El segundo paso de esa movida incluía el involucramiento de Angelici –histórico afiliado radical– en la interna, para que jugara y apoyara a Radicales en Cambiemos, contra el sector de Yacobitti y Nosiglia. “Hay que sacarlos del poder”, era la frase que se repetía en el Pro porteño.

La entrada de Angelici provocó reacomodamientos, pero también llevó a que se avanzara en un proceso de unidad que parecía haber finalizado el jueves pasado, cuando se conoció que la UCR Capital presentaba un acuerdo para postular a los cuatro delegados al Comité Nacional, que en diciembre elegirá al nuevo presidente del partido. Nosiglia, Rafael Pascual, Sandra Ruiz (por Angelici) y Martín Scotto (por Jesús Rodríguez) fueron los elegidos. Esto llevaba a que se realizara la interna el domingo 10 de diciembre en todas las comunas. Es más, en varias de ellas (3, 5, 6, 7, 8 y 15) se presentaron listas de unidad. Solo en las comunas 1, 2, 4, 9, 10, 11, 13 y 14 habría internas.

Ese era el acuerdo alcanzando entre los dos sectores en pugna, pero solo un día después se desató el tsunami, cuando Suárez Lastra rechazó públicamente el acuerdo. Lo que se dijo oficialmente es que Radicales en Cambiemos denunció, entre otros temas, el “incumplimiento” por parte del oficialismo partidario de los “términos generales” del acuerdo, que incluía, entre otros puntos, la restitución de la afiliación partidaria para Suárez Lastra y otros dirigentes que compitieron en octubre en las listas de Vamos Juntos.

Sin embargo, Noticias Urbanas accedió a los verdaderos motivos de la ruptura, que tienen un denominador común: el enojo de Larreta y Radicales en Cambiemos con Angelici. “El Tano debía jugar para nosotros y para Larreta, y terminó arreglando con Nosiglia para que el grupo de Yacobitti se quede con el Comité Capital y el Coti lo apoye para manejar el Comité Nacional. Según Angelici, todo esto lo hizo con el aval de Macri. Como Facundo sabía que el arreglo entre el Tano y el Coti iba a provocar el enojo de Elisa Carrió, decidió bajarse del acuerdo”, le dijo un importante dirigente de Radicales en Cambiemos a NU.

Desde el Pro porteño creen que Angelici se cortó solo y que no tiene el aval de Macri. Ahora, Radicales en Cambiemos vuelve a apostar por la Justicia. Al cierre de esta edición, el juez Martín Irurzun debía decidir si avalaba la presentación para que se posterguen las elecciones del domingo 10, tal como lo quiere el sector de Suárez Lastra y Jesús Rodríguez.

Un dirigente radical cercano a Yacobitti dejó en claro la posición de su sector. “Se aliaron con Angelici porque no nos pueden ganar. Nosotros tenemos presencia en todas las comunas y los afiliados están con nosotros. Los votos los tenemos nosotros; eso está muy claro y ellos lo saben”, le explicó a NU el radical.

Un político cercano a Suárez Lastra respondió: “Si estaban tan seguros de ganarnos, ¿por qué no aceptaron una interna entre Luis Brandoni y Nosiglia?”.

El enfrentamiento entre los sectores parece estar lejos de solucionarse. El martes, Lousteau se afilió al radicalismo en la Comuna 14 (Palermo). El domingo en esa comuna habrá internas y el sector que ahora integra Lousteau como flamante afiliado enfrentará en una lista nada menos que a Suárez Lastra, que irá como vocal en la lista opositora.

Repasando los hechos, se entiende la vigencia de la teoría de Marx. La lucha no tiene fin y el radicalismo porteño es un claro ejemplo de eso.

 

 

 

 

 

 

 

Te puede interesar

Qué se dice del tema...