Santilli confesó que el Presidente pidió a la Ciudad «controles más estrictos»

Santilli confesó que el Presidente pidió a la Ciudad «controles más estrictos»

El vicejefe de Gobierno de la Ciudad, Diego Santilli, dio detalles de la reunión que mantuvo con Alberto Fernández y Axel Kicillof.


El presidente Alberto Fernández recibió este miércoles al gobernador bonaerense, Axel Kicillof, y al vicejefe de Gobierno porteño, Diego Santilli, para realizar un seguimiento de la situación de la pandemia de coronavirus en el AMBA.

Luego de la reunión, el funcionario porteño reveló que el Presidente pidió «extremar los controles». Santilli aseguró que “el presidente nos pidió que tengamos un control más estricto”.

“El tema de la liberación de horarios, Salud nos pidió a nosotros que la movilidad en la Ciudad comienza a descender a partir de las 20 horas”, explicó.

Al referirse al encuentro Santilli dijo que la reunión fue para “hacer un análisis de la evolución de la curva de casos en la región metropolitana”. Y agregó que “en la Ciudad estamos con una curva estable de un promedio de 530 casos diarios que nos permite tener una tasa de ocupación de camas de terapia intensiva del 35%”.

“En esta pandemia hay momentos en que uno puede seguir sumando actividades pero también tiene que tener cuidado que esa curva no se dispare. Por el momento en el área metropolitana no está pasando, sí está pasando que estamos en una curva ascendente de casos pero controlada”, explicó Santilli.

“A partir de las 0 horas del viernes el transporte público será solo para las tareas esenciales”, manifestó Santilli, al tiempo que explicó: “Se habló de caducar aquellos permisos que no son esenciales. Lo que se restringe es el transporte público de pasajeros para los no esenciales interjurisdiccional”.

En declaraciones a Radio Mitre, el vicejefe de Gobierno reveló que “los trámites no esenciales crecieron mucho y lo que se trata es evitar que eso suceda en el transporte público”.

“Diseñamos un sistema por aparte de lo que son las enfermedades comunes tradicionales. La Ciudad de Buenos Aires tenía 4100 camas de internación. Le agregamos 1200 camas de internación moderada y pusimos una terapia intensiva de 300 camas pura y exclusivamente para atender el sistema de esta manera”, agregó el vicejefe sobre la situación sanitaria en la Ciudad.

“Tenemos un promedio de 550 casos por día y el sistema está trabajando bien. Hemos podido hacer que no suceda lo que en otros países. Pero hay que medir y seguir controlando todas las variables día a día para tomar decisiones”,agregó

.“Comprendemos y sabemos que hay una angustia y un hartazgo de la gente, pero el objetivo es sostener el avance que hemos logrado. Uno tiene que saber que hay momentos donde se puede seguir sumando actividades pero hay que tener cuidado que la curva no se dispare; por el momento en Argentina eso no está pasando. Tenemos una curva ascendente pero controlada, pero eso no implica que en 10 o 15 días aumente y tengamos que tomar otras decisiones”, amplió el vicejefe de gobierno porteño.

“Ahora el ministro Quirós está trabajando para llevar estas camas a 400. De las 300 el 35% de ellas están ocupadas”, reveló el vicejefe de Gobierno.

“Hemos podido como país hacer que no suceda lo que sucedió en otros países”, aseguró el funcionario porteño y concluyó: “Las decisiones que tenemos que tomar es que en los lugares de alta aglomeración de personas donde los ambientes son cerrados hay que controlar”.

 

 

Te puede interesar

Qué se dice del tema...