Lorenzetti deja la Corte Suprema de Justicia luego de once años

Lorenzetti deja la Corte Suprema de Justicia luego de once años

Lo reemplazará Carlos Rosenkrantz desde el 1 de octubre.


El hasta ahora presidente de la Corte Suprema de Justicia, Ricardo Lorenzetti, dejará ese cargo en el máximo tribunal de Justicia después de 11 años. El cambio se hará efectivo a partir del 1 de octubre próximo y su reemplazante será Carlos Rosenkrantz, mientras que Elena Highton de Nolasco será la vicepresidenta.

La decisión se tomó este martes durante una reunión del tribunal que fue más larga que lo habitual: comenzó a las 10 y el acta se firmó pasadas las 14.

Según pudo saber Noticias Urbanas a través de una importante fuente judicial, la salida de Lorenzetti tendría que ver con la causa de  los cuadernos, ya que estaría mencionado en la misma.

El cambio se venía hablando puertas adentro de la Corte desde hacía varias semanas. Según las fuentes, la intención es bajarle el perfil “político” al máximo tribunal y concentrarse en temas puramente judiciales. “Decidieron privilegiar el perfil jurisdiccional de la Corte y no tanto su papel institucional”, explicaron las fuentes.

Abogado egresado de la Universidad Nacional del Litoral y doctor en Ciencias Jurídicas y sociales, Lorenzetti, de 62 años, llegó a la Corte Suprema el 12 de diciembre de 2004, propuesto por el entonces presidente Néstor Kirchner y tras ser aprobado su pliego para ocupar la vacante que había dejado Adolfo Vázquez.

El 7 de noviembre de 2006 fue designado como Presidente del cuerpo, cargo que asumió formalmente el 1 de enero de 2007, en reemplazo de Enrique Petracchi.

Durante su mandato, entre otras cosas, promovió una fuerte apertura de la Corte hacia la prensa, firmando convenios con instituciones como Adepa y FOPEA. En ese sentido, en 2008 puso en marcha el Centro de Información Judicial, la agencia de noticias del Poder Judicial.

También creó la Comisión de Acceso a la Justicia, integrada por jueces, para agilizar la solución de conflictos por medios no judiciales. En ese escenario, se abrió la oficina de violencia doméstica.

Además, promovió la apertura internacional de la Corte Suprema estableciendo relaciones cortes de todo el mundo, entre ellas las de países del G20, de la región Iberoamericana, de las Américas (OEA) y el Mercosur.

Lorenzetti fue también presidente de la Comisión para la elaboración del Proyecto de ley de reforma, actualización y unificación de los códigos Civil y Comercial, que fue promulgado en octubre de 2014.

Lilita festejó: “Ganamos, terminó la corrupción en la Corte Suprema. ¡Qué maravilla!”

Desde hace un tiempo, Lorenzetti mantiene un duro enfrentamiento con Elisa Carrió, fundadora de Cambiemos y socia política del presidente Mauricio Macri. Hace poco más de una semana, la líder de la Coalición Cívica lo había denunciado por supuestas irregularidades en el funcionamiento y en las contrataciones de personal de la Morgue Judicial, que depende del máximo tribunal.

Con el anuncio de este martes, la diputada celebró la renuncia de Lorenzetti: “Ganamos ─repitió─ terminó la corrupción en la Corte”, lanzó la diputada en un breve diálogo telefónico que publica Clarín, minutos después de confirmada la noticia.

Luego, en diálogo con canales de TV desde la Bolsa de Cereales, fue lacónica, pero contundente. “Gracias a Dios por lo que ocurrió. Lo vengo denunciando desde hace 10 años, terminó la impunidad y la extorsión, esto un milagro”, dijo.

Te puede interesar

Qué se dice del tema...