Randazzo cerró su campaña en el bastión kirchnerista de La Matanza

Randazzo cerró su campaña en el bastión kirchnerista de La Matanza

A días de las PASO, el precandidato a senador por Provincia cuestionó duramente a Cristina Kirchner y al Gobierno de Cambiemos. Pretende sacar un 10 por ciento para quedar bien parado hacia octubre.

Cumplir ya cerró su campaña

En la recta final hacia las elecciones primarias, el precandidato a senador por la Provincia de Buenos Aires del frente Cumplir, Florencio Randazzo, cerró su campaña antes de la veda de las elecciones Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias (PASO) de este domingo con críticas hacia el kirchnerismo y hacia el Gobierno de Mauricio Macri, intentando estar en la “avenida ancha del medio”, del cual pretende apropiarse uno de sus contrincantes, Sergio Massa. Su aspiración es llegar al diez por ciento de los votos, sabedor que Massa difícilmente llegue al 20 ya que no tiene la estructura de otras veces.

El exministro de Transporte de Cristina Kirchner realizó este miércoles su último acto preelectoral en el club Almirante Brown en la localidad de San Justo, en el partido de La Matanza, el más poblado de Provincia y bastión del kirchnerismo, donde la exmandataria concentra su mayor caudal de votos. Quién puso toda la carne en el asador fue el mandamás de UOCRA Heraldo Cayuqueo quien se encargó de la logística de la convocatoria, que fue impecable. 

Randazzo comenzó con su discurso pasadas las 17, luego de que hablara su compañera de fórmula, Florencia Casamiquela y el primer precandidato a diputado nacional, Eduardo “Bali” Bucca. También estaba presente el resto de los precandidatos nacionales y seccionales de la alianza.

Además, el precandidato arremetió: “No es tiempo de Cambiemos, es tiempo de Cambiar, de Cumplir”, y confesó: “Queremos que el peronismo sea una alternativa a este Gobierno de cara al 2019”

Luego realizó críticas hacia las medidas económicos y sociales que está llevando adelante el Gobierno, aunque sin nombrar al presidente: “Nos oponemos a que los bancos jueguen a la timba financiera. Nos oponemos a que hagan marketing de la política cuando las comisarías ni siquiera tienen Internet”.  

Asimismo, continuó con los cuestionamientos: “Están destruyendo a los trabajadores. No vamos a permitir que la Argentina entre de nuevo en un proceso de decadencia. No hacemos política con una calculadora y una encuesta”.

“Somos la contracara de este Gobierno, tenemos un abismo con este Gobierno. Este es un Gobierno insensible, que no cree en el Estado, pero cuando el Estado se ausenta los que más sufren son los más débiles. Queremos un Estado que no condene a un pibe que nació en un hogar pobre a vivir como un pobre toda la vida“, continuó.

Más tarde le tocó el turno a Cristina: “Estamos frente a un gran desafío. Estamos eligiendo a quiénes nos van a defender. Está en la mano de cada uno de los argentinos la posibilidad de cambiar el destino o no del futuro. No nos resignemos al roban pero hacen. Ni a que todo tiempo pasado fue mejor“, y  sentenció:  “La soberbia nos lleva inexorablemente a la derrota, los obsecuentes siempre traicionan”.

Después, aseguró que “como buen peronista” mantuvo una “conducta de militancia coherente” y cruzó a sus ahora contrincantes: “No debemos usar al peronismo para cuando nos conviene. Por eso somos rebeldes, nos rebelamos frente al dedo y los jefes”.

A continuación destacó sus logros bajo el Gobierno anterior, una estrategia que abordó durante toda su campaña: “Somos una alternativa porque hemos cumplido con la palabra. No hay mejor política que la buena gestión, que es la que mejora la calidad de vida de la gente. Y lo hemos hecho con transparencia”.

Finalmente agregó: “La política no es una carrera por cargos. Por eso es importante que cada uno se transforme en un militante para contarles a sus vecinos y amigos que hay compañeros que estamos dispuestos a cumplir. Yo cumplí y voy a cumplir con la ley. Voy a cumplir con los que trabajan todos los días”.

 

Te puede interesar

Que se dice del tema...