Cataluña: Puigdemont suspendió la declaración de independencia

Cataluña: Puigdemont suspendió la declaración de independencia

El presidente catalán pidió suspender durante varias semanas los efectos de esa declaración “para emprender un diálogo con España, para llegar a una solución acordada”.

Carles Puigdemont durante su discurso.

“Vivimos un momento excepcional” dijo que el presidente de la Generalitat Carles Puigdemont, cuando declaró la independencia de Cataluña este martes. Sin embargo, pidió suspender durante varias semanas los efectos de esa declaración “para emprender un diálogo, para llegar a una solución acordada para avanzar en las demandas del pueblo de Cataluña”. “Con los resultados del 1 de octubre, Cataluña se ha ganado el derecho a ser un estado independiente”, ha dicho Puigdemont ante el Parlament. “Si todo el mundo actúa con responsabilidad, el conflicto se puede resolver de manera serena. Por nosotros no quedará”, sostuvo.

Carles Puigdemont llega al parlamento de Cataluña, en Barcelona.

Como justificación a su intención de asumir “el mandato del pueblo para que Cataluña se convierta en un estado independiente en forma de república”, Puigdemont ha hecho referencia a “un consenso amplísimo y transversal” que sostenía que el futuro “lo tenían que decidir los catalanes a través de un referéndum”. Y sobre el intento de diálogo con el Estado ha interpretado que la respuesta ha sido “una negativa radical y absoluta y combinada con la persecución de las instituciones catalanas”. “No somos unos delincuentes, ni unos locos, ni golpistas ni abducidos”, dijo Puigdemont en castellano. “No tenemos nada contra España y los españoles”, y agregó que la “relación que no funciona” para justificar su decisión.

Pro independentistas se congregan en las afueras del parlamento en Barcelona.

El mandatario catalán ha agradecido la colaboración de todas las personas que ayudaron en la organización de la consulta, habló de los “violentos ataques policiales” contra los manifestantes y recordó a las más de 800 personas que fueron atendidas. El objetivo de las acciones policiales, ha dicho, era “sembrar el miedo”, en lo que ha calificado de un hecho sin precedentes en las democracias europeas. Previamente, Puigdemont advirtió que no se esperara de su intervención “ni amenazas de insultos”.

Te puede interesar

Qué se dice del tema...