Los K porteños denunciaron que se le dio “un cheque en blanco al Gobierno de la Ciudad”

Los K porteños denunciaron que se le dio “un cheque en blanco al Gobierno de la Ciudad”

Así catalogó el Bloque de Unidad Ciudadana el proyecto que realiza modificaciones en la Villa 31 por no tener en cuenta las observaciones de los vecinos.


El bloque Unidad Ciudadana rechazó en la Legislatura porteña el proyecto que realiza modificaciones urbanas en la Villa 31 por no tener en cuenta las observaciones que los vecinos y vecinas, organizaciones e instituciones hicieron en el proceso de discusión. “No nos oponemos a la urbanización, pero los cambios propuestos no se corresponden con la lucha de los habitantes del barrio, sino que es un cheque en blanco para el Gobierno de la Ciudad”, manifestaron.

Los legisladores y legisladoras sostuvieron que el proyecto deja más dudas que certezas ya que no existe información sobre un plan integral que contemple las múltiples problemáticas del barrio y que plantee un abordaje planificado en relación a las obras y sus prioridades.

El jefe del bloque Carlos Tomada se refirió al puente para oficinas que el gobierno de la Ciudad otorgará al Banco Interamericano de Desarrollo (BID), cuya concesión está incluida en el proyecto la que consideró “tan poco pertinente, tan poco oportuno, como el cambio de traza de la autopista Illia, que como anticipábamos, ya está paralizada. Para nosotros la integración urbana es una política orientada a distribuir mejor las oportunidades y a garantizar el acceso a servicios de calidad, no una acción de marketing”.

El diputado reclamó “niveles reales de participación” a la vez que destacó que “los vecinos le están pidiendo certezas sobre el proceso y el resultado del proceso de integración urbana.”

Por su parte, Paula Penacca señaló que “la cantidad de viviendas nuevas planteadas están lejos de cumplir con las soluciones habitacionales necesarias para dar respuesta a las demandas de los vecinos y vecinas.” Agregó que “no se garantizan las aperturas de calles para que el barrio este realmente conectado y se permita la circulación de ambulancias o bomberos, y se plantea una norma urbana que permite edificaciones de hasta 35 metros en tierras que no están disponibles para la urbanización.”

“Se plantean artículos preocupantes, los cuales permiten la desafectación de vivienda única y habilitan el desplazamiento de los vecinos y vecinas a cambio del pago de un canon ¿No es el objetivo que los vecinos se queden en su barrio? ¿Por qué existen estos artículos?”, finalizó la diputada.

Asimismo, Andrea Conde expresó que “el proyecto llegó con muy poco consenso y como prueba basta ver el operativo policial que montó el oficialismo en la puerta de la Legislatura y a los vecinos y vecinas que hoy reclamaron en el recinto”.

En la sesión se trató también la concesión del Buenos Aires Design. Al respecto Javier Andrade reclamó por el poco tiempo de debate que tuvo el proyecto y denunció que “estamos hablando de un  monumento histórico nacional y por ley es necesario que el llegue al recinto con un despacho de la comisión de Patrimonio, algo que no sucedió”.

Finalmente remarcó que “nos preocupa la situación de los trabajadores y las trabajadoras por lo que bregamos para que se incluya una cláusula transitoria para garantizarles su fuente de ingreso, durante los 18 meses que se prorrogue la concesión”.

Te puede interesar

Qué se dice del tema...