Lavagna y Schiaretti se desean, pero a distancia

Lavagna y Schiaretti se desean, pero a distancia

El cordobés y los demás gobernadores quieren elegir en las PASO a su candidato. Lavagna quiere que se "de consenso". Qué pasó en la reunión.

Lavagna y Schiaretti quieren la unidad, pero para más adelante.

El gobernador cordobés Juan Manuel Schiaretti se reunió este miércoles con Roberto Lavagna, que visitó Córdoba para exponer en un simposio de la Fundación Mediterránea.

En el encuentro, que se produjo antes de la conferencia que debía brindar el economista, ambos dirigentes hablaron de las peripecias de Alternativa Federal, la “orga” de los gobernadores, que hoy por hoy tiene a tres candidatos en danza: Juan Manuel Urtubey, Miguel Ángel Pichetto y Sergio Massa.

A éstos ahora se les sumó Lavagna, con la salvedad de que éste no acepta -al menos, hasta ahora- ir a ninguna interna partidaria ni someterse a la votación ciudadana en las PASO, como los otros tres postulantes. Lavagna prefiere un candidato de consenso, que sería él, posiblemente.

Las partes calificaron, de todos modos, como “muy buena” a la reunión y estuvieron de acuerdo con que el próximo gobierno debería ser de Unidad Nacional. También coinidieron en que se debería incluir a los progresistas que responden a Margarita Stolbizer y a Miguel Lifschitz, con el fin de quitarle ese electorado a Cristina Fernández de Kirchner. Otra coincidencia es que a la expresidenta no la quieren ver dentro de su coalición. También se plantearían sumar a los radicales desencantados y a algunos partidos provinciales.

La diferencia que hasta hora separa a ambos es que Schiaretti -que aún no definió su apoyo a ningún candidato de Alternativa Federal- prefiere que éste sea elegido en las PASO y Lavagna quiere ser “prena de unidad”, sin contaminarse en ninguna interna.

Horas después, ya instalado frente a su auditorio en el hotel Quórum, cercano al aeropuerto, Lavagna se preguntó si “¿uno pone el carro adelante del caballo o al revés? Hay cosas que tienen un orden natural. Si se trata de juntar voluntades de porciones de partidos políticos distintos, la decisión de quién será el candidato o candidata viene después de fijar los consensos”

Para desmentir a algún detractor, aclaró que “no tiene que ver con sentir superioridad ni nada de eso, es la naturaleza propia de las cosas. ¿Qué pensaría cualquier sector al que le dicen ‘venga para los consensos pero el candidato ya lo tenemos’?”

Lavagna fue en 2007 candidato por frente Concertación para una Nación Avanzada (UNA) conformado por radicales, peronistas no kirchneristas, desarrollistas y 30 partidos provinciales. Allí el único distrito en el que resultó ganador fue en Córdoba. Finalmente alcanzó en el comicio el tercer puesto, con el 16,89 por ciento, equivalentes a 3.290.320 votos, detrás de Cristina Fernández de Kirchner y de Elisa Carrió.

En el ínterin, comenzaron a aparecer las pegatinas de los carteles que promocionan la candidatura de Lavagna, en los que se ven sus pies cubiertos por medias, enfundados en ojotas, tal como se lo vio en las playas en el verano que está terminando.

El cartel de Lavagna. Genio y figura.

Te puede interesar

Qué se dice del tema...