Lacunza decidió no ir al congreso y la oposición se prepara para la guerra

Lacunza decidió no ir al congreso y la oposición se prepara para la guerra

El ministro iba a exponer ante la bicameral su proyecto de ley para refinanciar la deuda. En tanto, el kirchnerismo pide por Sandleris.


El ministro de Hacienda, Hernán Lacunza, decidió suspender su visita este miércoles en el Congreso. El funcionario iba a exponer ante la bicameral su proyecto de ley para refinanciar la deuda al Fondo Monetario Internacional.

Lacunza lo decidió este lunes, en el marco de una reunión que se realizó en Casa de Gobierno a la que asistió el ministro de Interior Rogelio Frigerio; el presidente de la Cámara de Diputados, Emilio Monzó; el senador y candidato a vicepresidente por Juntos Por el Cambio, Miguel Ángel Pichetto y el senador y presidente provisional del Senado, Federico Pinedo, quien anunció que el Congreso Nacional permanecerá cerrado.

Por su lado, Pinedo indicó en sus redes que “el gobierno decidió buscar consensos políticos antes de enviar el proyecto de deuda al Senado, por lo que se suspenderá la presencia del ministro para generar el diálogo correspondiente”, tuiteó el presidente provisional.

En contraparte, el kirchnerismo pide que el presidente del Banco Central, Guido Sandleris asista al Congreso para explicar la política monetaria y la situación que atraviesa el país. De hecho, la presencia de Sandleris ante los senadores es una solicitud que ya lleva varios meses y a la que el presidente del Banco Central aún no dio respuesta. En tanto, el jefe del bloque kirchnerista Marcelo Fuentes manifestó: “Es muy contradictorio defaultear la deuda en pesos y ahora poner control de cambios”. En la misma línea, criticó las medidas económicas tomadas por el oficialismo y por ello el legislador anticipó que convocarán titular de la entidad bancaria.

Sin embargo, Sandleris no tiene previsto presentarse en ninguna de las Cámaras, aun cuando la carta orgánica lo obliga a brindar a detallar la política monetaria ante el Congreso de la Nación al menos una vez al año.

Según supo Noticias Urbanas, Lacunza decidió no ir debido a las fuertes críticas que le iba a hacer la oposición, pero además, el oficialismo también se enteró que, por ahora, estaría lejos de lograr que el proyecto avanzara en el Congreso.  

Algunos senadores peronistas que estaban en sus despachos se sorprendieron con posteo, porque Lacunza no se tomó el trabajo de comunicar oficialmente que no iría a la bicameral, creada en la misma ley que avaló el pago a los holdouts para seguir de cerca el rojo financiera de cada Gobierno.

El ministro de Hacienda explicó que el Gobierno sabe que debió tomar medidas “antipáticas” e “incómodas”, “pero si no las hacíamos y el dólar subía descontroladamente sin motivos, las consecuencias serían peores: más inflación y más pobreza”.

Además, detalló que “las reservas totales son 57,000 millones de dólares y eso es lo que tiene el Banco Central para atender la demanda”.

Te puede interesar

Qué se dice del tema...