Julio Burdman: “Por la crisis, no habrá mucho lugar para el internismo en el FdT”

Julio Burdman: “Por la crisis, no habrá mucho lugar para el internismo en el FdT”

NU dialogó con el politólogo, en exclusiva.

Julio Burdman

El politólogo Julio Burdman considera que la vicepresidenta electa, Cristina Kirchner, tendrá “un rol importante” en el Congreso durante el futuro gobierno de Alberto Fernández. Pero cree que la preponderancia del kirchnerismo duro en las Cámaras de Diputados y Senadores no será un problema para el mandatario entrante.

«Va a tener un Congreso homogéneo y no va a tener que negociar los apoyos en forma permanente con las provincias”, indicó, en diálogo con Noticias Urbanas.  

Burdman, profesor de Geopolítica de la Facultad de Ciencias Sociales de la UBA, entiende que en el Frente de Todos no habrá lugar para “internismos” por la gravedad de la crisis económica que heredará Fernández.

Además, asegura que la oposición al PJ tiene razones para mantenerse unida en el Congreso y ve a Mauricio Macri en “un rol retórico”. “En el 2020 la oposición no va a jugar un rol importante en la gobernabilidad”, señala.

 

-¿Cómo ve la nueva conformación del Congreso? ¿Cristina Kirchner tendrá el poder en ambas cámaras?

– El rol que va a tener Cristina Kirchner y los legisladores que responden a ella en el Congreso va a ser importante. Creo también que eso no va a implicar, en lo inmediato, que haya ningún tipo de desconexión entre el Congreso y el Ejecutivo.

La diferencia en el hecho de que el presidente y el Congreso tengan una jefatura aparentemente distinta tiene que ver, en primer lugar, con que él va a tener un Congreso homogéneo y no va a tener que negociar los apoyos en forma permanente con las provincias, como le pasó al menemismo y, en buena parte de su gestión, al kirchnerismo.

Al mismo tiempo, el kirchnerismo le va a dar una impronta más fuerte al proceso legislativo de la que algunos suponían. Otros imaginaban un Congreso en el que haya más lugar para las negociaciones caso por caso, pero me parece que habrá una línea política legislativa más homogénea, más uniforme.

 

-¿La nueva oposición tendrá dificultades para mantenerse unida? Ya hay diferencias en el Pro y Juntos por el Cambio después de la derrota.

-Creo que va a haber una fuga de algunos legisladores de Juntos por el Cambio, más vinculados al peronismo, que se verán más atraídos por el polo oficialista, que será amplio y convocante por un tiempo. Pero el no peronismo tiene razones para mantenerse unido en el Congreso, porque si se disgrega va a perder mayores capacidades para actuar colectivamente y hasta para tener ventajas electivas. No veo porqué la oposición se vería afectada por esto.

 

-¿En qué rol imagina a Macri? ¿Liderará la oposición del Congreso?

-No me queda claro cómo va a desarrollar Macri su rol en el plano institucional, porque no va a tener ninguna función. Pero sí creo que tiene otro lugar en la coalición: es la referencia para buena parte de los votantes de la oposición. Por lo tanto, me lo imagino en un rol más retórico y no tanto en el juego de la gobernabilidad. El gobierno no necesita a la oposición, por lo tanto, ahí la oposición no va a tener nada que jugar en ese plano. En un principio, el lugar de la oposición va a ser puramente discursivo hasta que, con aspiraciones electorales, se acerque su momento. Igual, en el 2020 la oposición no va a jugar un rol importante en la gobernabilidad, diría que ninguno.

 

-¿Será determinante la convivencia entre Fernández y Cristina Kirchner?

-Como se ha dicho últimamente, va a ser una mesa de dos, donde el presidente va a ser Alberto, con todo el peso que tiene ese cargo. Y Cristina va a ser una de las figuras más importantes en términos políticos de la coalición. Por lo tanto, creo que se van a complementar, no veo mucha competencia posible. Y no hay que obviar que va a haber por delante una crisis muy importante y un gobierno muy difícil en el primer año, por lo tanto, no habrá mucho lugar para el internismo en el Frente de Todos.

 

Qué se dice del tema...