Guzmán aseguró que todavía falta para llegar a un acuerdo con los bonistas

Guzmán aseguró que todavía falta para llegar a un acuerdo con los bonistas

Las declaraciones de Guzmán se difundieron luego de que se conociera que dos grupos de bonistas aceptaron resignar 36.000 millones de deuda.


La cuestión de la renegociación de la deuda sigue siendo una prioridad para el Gobierno de Alberto Fernández. Desde la Nación saben el impacto que tendrá llegar a un acuerdo con los bonistas y el impulso que esa buena noticia le puede dar a la administración del Frente de Todos. Pero, no es tan fácil cerrar el acuerdo.

El ministro de Economía, Martín Guzmán, aseguró este jueves que hubo “un acercamiento importante” con un grupo de bonistas en el marco de las renegociaciones que lleva adelante el gobierno por la reestructuración de la deuda, pero admitió que aún resta “un camino importante por recorrer” para alcanzar un acuerdo.

“Hoy se venció uno de los acuerdos de confidencialidad de esta semana. Hay otro que aún está vigente. De este último aún no podemos hablar. Con respecto al que venció hoy, el resultado es que nos hemos acercado pero aún hay un camino importante por recorrer”, afirmó el ministro.

Guzmán habló luego de que dos grupos de bonistas aceptaran la propuesta de la Argentina. “El grupo de acreedores llamado Ad Hoc se movió en la dirección correcta con respecto a su oferta previa, pero el movimiento fue corto, insuficiente para las necesidades del país”, evaluó Guzmán quien manifestó que “esperamos seguir trabajando con los acreedores que componen ese grupo, que al día de hoy son quienes tienen una posición más alejada de las restricciones que enfrenta nuestro país”.

En ese sentido, el funcionario sostuvo que “hay otros acreedores con quienes hemos recorrido un camino que nos acerca más, pero aún es temprano para hablar de ello, cuando estamos aún bajo acuerdos de confidencialidad”.

“Uno es el de llegar a un entendimiento con todo el conjunto de acreedores. Y otro es el de reconciliar las posiciones de los distintos acreedores, que son bien diversas, pues todos tienen distintas tenencias de instrumentos, y por lo tanto tienen distintas preferencias y visiones”.

“Como en toda reestructuración, la coordinación entre acreedores siempre es una cuestión central”, añadió.

Las declaraciones de Guzmán se difundieron luego de que se conociera que dos grupos de bonistas aceptaron resignar 36.000 millones de deuda.

Te puede interesar

Qué se dice del tema...