Gorbea: “Los gastos de la Ciudad no deben ser inmorales”

Gorbea: “Los gastos de la Ciudad no deben ser inmorales”

En una entrevista con NU, la jefa del interbloque de Evolución aseguró que el espacio de Lousteau “tiene distintas prioridades a las del Pro".  

La jefa del interbloque de Evolución dialogó con Noticias Urbanas

María Inés Gorbea es la jefa del interbloque de Evolución. Es la voz de Martín Lousteau en la Legislatura porteña. En una entrevista con Noticias Urbanas expuso las críticas que el espacio que lidera el candidato a diputado nacional le hace al Gobierno de Horacio Rodríguez Larreta y, más precisamente, a la gestión Pro en la Ciudad. “En el caso de la ciudad de Buenos Aires, hace 10 años que la gobierna el mismo signo político, de modo que lo importante es auditarlo y controlar. Si ellos tienen una mayoría de 32 votos, cosa que alcanzaron con la incorporación de la Coalición Cívica y Confianza Pública, eso los aleja de esa necesidad de consensuar algunos proyectos porque algunos ya los tendrían con el sólo voto de su fuerza. Por eso a nosotros nos parece importante que la Legislatura se componga de otra manera”, explicó Gorbea.

La legisladora no sólo dio detalles de la estrategia que llevará adelante Lousteau después de las PASO, sino que además aseguró que, sea cual sea el resultado de las primarias, éste será candidato a Jefe de Gobierno en 2019.

-¿Cómo se dará el tramo final de la campaña electoral?

-Nosotros seguimos haciendo la misma campaña, de caminar todos los barrios hablando con todos los vecinos, así que seguiremos haciendo lo mismo, quizás más intensamente, siendo los últimos días hábiles previos a la veda.

Tratamos de recorrer toda la Capital, y siempre es interesante el intercambio con los vecinos, porque ellos también manifiestan cuáles son sus mayores preocupaciones y dónde ven alguna debilidad. Incluso, a veces, también tienen ideas que uno puede recoger y transformar en alguna iniciativa.

-¿Cuáles son las mayores quejas que escuchan de los vecinos?

-La inseguridad es uno de los temas que más preocupan al porteño e imagino que es uno de los temas que más preocupa al argentino en general. Y la economía, porque no les alcanza la plata para llegar a fin de mes, además de que no te roben o que no te maten.

Son dos temas lo suficientemente grandes y estructurales como para tratar de escuchar al otro y es importante que el Gobierno nacional no se encierre y pueda abrirse cada vez más.

En el caso de la ciudad de Buenos Aires, hace 10 años que la gobierna el mismo signo político, de modo que lo importante es auditarlo y controlar.

Esa es un poco nuestra visión al respecto. Es importante también entender qué estamos votando. Son elecciones de medio término, por lo que al otro día el jefe de Gobierno porteño seguirá siendo Horacio Rodríguez Larreta y el presidente de la Nación seguirá siendo Mauricio Macri. Acá lo relevante es que las cámaras tengan diferentes voces y que se obligue al oficialismo a seguir consensuando y escuchando al resto de las fuerzas. Si ellos tienen una mayoría de 32 votos, cosa que alcanzaron con la incorporación de la Coalición Cívica y Confianza Pública, eso los aleja de esa necesidad de consensuar algunos proyectos, porque algunos ya los tendrían con el solo voto de su fuerza. Por eso a nosotros nos parece importante que la Legislatura se componga de otra manera.

-¿Hay un cambio de estrategia de Lousteau, que ahora hace más hincapié en la gestión de Larreta?

-Nosotros, en verdad, en la campaña del 2015 ya habíamos hecho mucho análisis de esta gestión y, como decía, éstas son elecciones de medio término y lo que se elige son diputados nacionales y locales en el caso de Legislatura, por lo que para hablar de los temas es importante saber y conocer cuáles son las problemáticas puntuales de cada localidad. En el caso de la Legislatura, deben conocer la realidad de la Capital Federal, porque nosotros  tratamos de ser muy rigurosos con los temas, estudiarlos bien. Y es importante tener un buen diagnóstico para poder después  analizar las propuestas e iniciativas que podemos traer al Palacio Legislativo.

En relación con Martín, él está postulado para diputado por la Capital Federal, por lo que también es importante que conozca la problemática de la Ciudad. Más allá de la importancia que tienen los temas nacionales en el ámbito del Congreso, por lo que la economía y la inseguridad son temas de índole nacional, que afectan a los argentinos en general, también hablamos de esos temas que son en los que hacen más hincapié Martín, Carla Carrizo, Mariano Genovesi y Álvaro Lamadrid.

-¿Cómo ve la gestión en la Ciudad?

-Nosotros creemos que, en principio, tenemos distintas prioridades con el Pro. Creemos que hay presupuesto para hacer frente a distintas problemáticas, pero nosotros gastaríamos distinto. Nuestras prioridades, sin duda, son seguridad, salud, educación y no “la mejor milanesa”, el “agradeselfie” y el concurso del asado.

También nos parece importante auditar cómo se gastan los recursos de la Ciudad, porque el Centro de Convenciones es un tema, costó 1.300 millones de pesos y ahora está adjudicado a una unión transitoria de empresas en la que está IRSA y van a pagar un canon que, para recuperar el 25% de la inversión, tendrían que pagar 100%, porque el canon es el 1% del costo de la inversión. Esas cosas hay que mirarlas y hablarlas, porque los gastos no deben ser inmorales. Esas cosas nos preocupan y tenemos que trabajar distinto para que esas cosas no ocurran.

-¿Cómo calcula que será el rol del bloque de Evolución de acá a fin de año y cómo funcionará el año que viene, en caso de crecer?

-La verdad de que nosotros, más allá de la formalidad de la conformación del interbloque Evolución con el bloque socialista y el de Mejor Ciudad, que es el del diputado Depierro, veníamos trabajando armoniosamente con ellos y hoy la actualidad nos encuentra juntos, porque votamos lo mismo desde antes de la conformación del interbloque, porque tenemos coincidencias en los diagnósticos y en las prioridades. De modo de que vamos a seguir trabajando del mismo modo que ahora. Para nosotros, es un espacio que es amplio e intentamos escucharnos todos y ver las opiniones de cada uno para llegar a una misma solución. No tenemos ninguna dificultad con el bloque socialista y el diputado Cortina y con Marcelo Depierro tampoco. Desde ya que tenemos aspiraciones a que nuestro espacio crezca en cantidad de legisladores, pero nos parece importante que la Legislatura tenga representación de diferentes voces, que tengan la suficiente fuerza para ser oídos y que el oficialismo no tenga mayoría automática.

– ¿El nuevo interbloque de Evolución tendrá un rol más opositor?

-Nosotros nos vamos a seguir comportando como nos comportamos. La ciudadanía nos eligió para ser oposición en la Legislatura y dijimos siempre que somos una oposición constructiva, que no venimos a poner palos en la rueda arbitrariamente, por lo tanto aquellas iniciativas en las que coincidimos las vamos a seguir acompañando y aquellas en las que podemos tener alguna diferencia o propuesta superadora, que haga que el proyecto sea más sólido, las acercaremos. En aquellas que no tienen nada que ver con lo que nosotros creemos y que para nosotros no son buenas, seguiremos votando en negativo. Lo que nosotros queremos es trabajar en algo que si está bien, está bien y si está mal, está mal.

– A fin de año se discute en la Legislatura una nueva licitación para la concesión del subterráneo, ¿cuál será la posición de Evolución al respecto?

-Ellos (por el Pro) ingresaron el proyecto llamando a licitación por 12 años, pero en realidad lo prorrogarán por otros tres años. Y después está el proyecto del FpV, el nuestro también y no sé si habrá otro.

Hoy por hoy, el subte está cogestionado: una parte la hace Sbase, que se ocupa del tema de la inversión, que es una sociedad del Estado; y la otra parte, que es la operación del subte, la hace Metrovías.

El pasaje del subte está subsidiado por el Estado. Y la verdad es que no ha habido mucha inversión en el subte, porque evidentemente las prioridades del Gobierno han sido el Metrobus u otras cuestiones de transporte. Lejos quedaron los 10 kilómetros prometidos de subte por año. El Gobierno ha construido 600 metros de subte por año en toda la gestión del Pro. Y vemos que no ha mejorado el servicio. No importa que haya wifi en las estaciones, si bien está buenísimo. Pero el objetivo del subte es trasladarnos en tiempo y forma y eso no se da en todas las líneas. La accesibilidad también es importante, ha habido poca inversión en relación a la ampliación de las escaleras o mantenimiento o, incluso, para la accesibilidad para gente con discapacidades. No todas las estaciones son accesibles para la gente con dificultades motrices. Por ejemplo, la Línea D tiene ascensor en Congreso de Tucumán, en Juramento, en José Hernández y después no tiene más. En la las líneas E y C son muchas más las estaciones que tienen ascensor. Entonces, todas estas cosas se tienen que trabajar.

Metrovías no ha dado una muestra de que sólo opera el subte y Sbase no hace las inversiones. El subte está subsidiado y la verdad es que no entendemos por qué el Gobierno llega a la conclusión de que la mejor manera es volver a licitar, por qué no hacerse cargo del subte como era antes, porque hasta 1993 o 1994, el subte era de gestión estatal e inclusive hoy es de gestión mixta.

También sucede que el Gobierno informa mal, no es que se extendió el horario del subte, lo cual se iba a empezar a implementar desde julio, sino que es un corrimiento del cronograma de funcionamiento. No es que iba a funcionar más tiempo. Por todas estas cosas entendemos que esto sin duda no fue prioridad para el Gobierno de la Ciudad.

No quiere decir que no estemos de acuerdo con el Metrobus, pueden coexistir perfectamente y coadyudarse. Pero lo que no se puede es abandonar al subte.

Con más razón, porque este subte fue el primero de Latinoamérica. Hoy por hoy, Madrid, que no tenía subte cuando nosotros lo inauguramos, tiene 294 kilómetros de subte, cuando nuestra red es de 54 kilómetros. Nos parece que es un tema en el que hay que trabajar en serio, pero lamentablemente cuando vino el titular de Sbase a la Legislatura dijo que los legisladores no íbamos a poder acceder al pliego de la licitación, lo que no es una buena noticia. En la medida en que en la Legislatura no haya un contrapeso, estas cosas van a seguir pasando.

-¿Qué opinión tiene de las críticas que Lousteau recibe por haber formado parte del oficialismo y que ahora diga que es opositor?

-Martín no es del Pro y nunca lo fue. De hecho, competimos contra el Pro en la Ciudad en el 2015. Luego de eso, cuando le ofrecieron el cargo de embajador, y esto lo ha dicho Martín, tenía interés en volver a competir por la Ciudad y lo dijo en todas las oportunidad en las que vino al país mientras era embajador. Por lo cual, no veo la sorpresa. Acá en la Ciudad no se conformó Cambiemos a nuestro pesar, porque nosotros entendíamos que lo más importante era que Cambiemos se abriera y tuviera más voces. Entonces, participar de una interna era la idea. Por eso, hay que preguntarle al Pro por qué no se pudo hacer, porque nosotros estuvimos disponibles, tanto es así que el distrito sí tuvo Cambiemos porque en Capital, cuando fue la elección del 2015 para diputados nacionales hubo PASO y ahí el radicalismo presentó su precandidato, que era Mariano Genovesi, que ahora está en nuestra lista; el Pro presentó el suyo y la Coalición Cívica presentó el suyo, con lo cual no entendemos por qué en ese momento sí podía haber y ahora no.

Volviendo al tema, Martín fue embajador pero después se fue y parece que por eso tampoco podría integrar Cambiemos, pero no entendemos por qué Ocaña sí pudo integrar Cambiemos en la Provincia de Buenos Aires.

-¿Cómo ven el tema de las encuestas?

-Honestamente, hay que recordar cómo terminaron las encuestas en el 2015. Creo que la gente es dueña de su voto, que la gente decide. E incluso hay gente que decide el día anterior, el mismo  fin de semana, y por eso creo que lo que mejor podemos hacer es contarle nuestras propuestas. Nosotros hicimos un lanzamiento de dos horas de propuestas en el NH. Ahí dijimos cuáles son nuestros diagnósticos y creo que lo mejor que nos puede pasar es que los candidatos debatan, porque debatir nos hace crecer y que la gente pueda elegir mejor. Cuanto más debates haya es mejor, porque la gente se puede informar más en relación a los candidatos que después los van a representar.

-Más allá del resultado, ¿Evolución mantendrá su intención de competir en el 2019?

-Sí. Hoy trabajamos rigurosamente y concienzudamente los temas de la Ciudad y de verdad queremos que haya un debate, lamentamos un montón que lo quieran hacer después de las PASO, porque en un debate de una hora y media no se pueden abordar todos los temas que son de preocupación de la gente, por eso, cuanto más debate, mejor.

Lilita siempre ha debatido y nosotros los sabemos muy bien porqué. De hecho, ha debatido con Martín en las PASO de UNEN en el 2013, pero ahora se niega.

Te puede interesar

Que se dice del tema...