Espionaje ilegal: Martinengo admitió conocer a los espías

Espionaje ilegal: Martinengo admitió conocer a los espías

La ex secretaria de Mauricio Macri realizó una extensa declaración ante la justicia.


En sus primeras decisiones en la causa que investiga el espionaje ilegal, el juez federal de Lomas de Zamora Juan Pablo Augé concedió  la excarcelación a algunos de los acusados en la causa que investiga presuntas tareas de espionaje ilegal durante el anterior Gobierno, así como también dictó prisiones domiciliarias para la mayoría de los imputados, entre ellos a la ex coordinadora de Documentación Presidencial del gobierno de Mauricio Macri, Susana Martinengo.

Tras haber asumido al frente del expediente por el apartamiento del magistrado Federico Villena, Augé además delegó la investigación en la fiscal federal Cecilia Incardona. Por ahora, sólo continuará detenido el ex director general de Operaciones de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI) Alan Ruiz, quien está preso por otro caso de supuesto espionaje sobre el Instituto Patria y la casa de la vicepresidenta, Cristina Kirchner.

De esta forma, el panorama es otro luego de las 22 detenciones ordenadas el pasado lunes por Villena, quien fue removido del expediente el pasado viernes. Hasta el momento, el único que sigue prófugo es el ex agente de la AFI Martín Terra, exesposo de la modelo Analía Maiorana. Luego de que Villena fuera apartado por la Cámara Federal de La Plata, las defensas de los detenidos plantearon masivos pedidos de libertad y domiciliarias. Algunos letrados incluso ya adelantaron que van a pedir la nulidad de la causa. Así, el juez Augé les otorgó la prisión domiciliaria a Martinengo; al ex jefe de Contrainteligencia de la AFI Guillermo Julián Matta, Jonatan Ezequiel Nievas, Dominique Lasaigues y Javier Esteban Bustos, entre otros de los imputados.

Martinengo había declarado ante la justicia federal que “no tomaba partes de inteligencia” de los espías con los que se relacionaba, sino que “tomaba información” y aseguró que no pasaba mensajes “para arriba” al desmentir lo que ella misma decía en distintos audios incorporados al expediente.

“Yo no tomaba partes de inteligencia, yo tomaba la información”, fue una de las frases con las que Martinengo culminó su declaración indagatoria en horas de la madrugada de hoy tras afirmar que no pasaba los mensajes al ex presidente y que «tampoco le llevaba informes a su secretario privado Dario Nieto».

«En la actual situación que transita esta investigación y la imposibilidad fáctica del cumplimiento de los términos y disposiciones emanados del código de rito, no puedo hacer pesar sobre los imputados detenidos y no indagados tales circunstancias, razón por lo cual habré de tomar una medida liberatoria en favor de los mismos», explicó Augé en su resolución, a la que accedió la agencia Noticias Argentinas. Cuando la Cámara Federal de La Plata apartó a Villena, algunos de los detenidos estaban en la puerta del juzgado a la espera de ser indagados, pero debido a esa decisión volvieron a sus lugares de detención. Así el único que permanecerá detenido es Ruiz ya que estaba con prisión preventiva en la otra causa que tiene Augé, en la que se investiga el espionaje que encomendó sobre el Instituto Patria.

Además Augé decidió anexar la causa junto al expediente recién mencionado y delegó la investigación de la misma sobre la fiscal Incardona. La investigación en Lomas de Zamora se inició por la confesión como imputado de un presunto narco, quien dijo que gente de la AFI le encargó la colocación de un artefacto explosivo en la vivienda de José Vila, un funcionario del Ministerio de Defensa durante el macrismo, y de allí se detectó una organización ilegal que realizaba espionaje político.

En el macrismo, la salida del juez Federico Villena generó una sensación de alivio, y entre los puntos que apuntalaban esa cuestión se encontraba la situación judicial en la que se encontraba Nieto, cuyo pedido de exneción de prisión había sido rechazado la semana pasada. En la cúpula macrista temían que Villena avanzara contra el secretario privado del ex presidente y ahora hay mayor optimismo y los ánimos cambiaron. “Villena era un juez cuestionado por hechos objetivos, que hacían dudar fundadamente en su actuación, que se vio demostrado en su sobreactuación con los allanamientos en perjuicio de Nieto y el rechazo de su exención y en la cantidad de detenciones”, señalaban en el seno del PRO.

Te puede interesar

Qué se dice del tema...